La vida que vives es el legado que dejas

La vida que vives es el legado que dejas

Opinión

¿Es la arqueología tu primer amor?, pregunté a la  eminente arqueóloga Bárbara Arroyo.  Sonriendo con los ojos respondió: “No. Es es mi familia. Gracias a su apoyo incondicional hago lo que hago. Pero, sí, mi segundo amor  es mi trabajo. La  arqueología es parte de mí misma”. ¡Allí está el secreto! Cuando trabajamos  con amor y dedicación inspiramos a otros a que hagan lo mismo.  Nuestra luz enciende otra luz.  Conversé  con Bárbara en el Parque Arqueológico  Kaminaljuyú. Desde el 2010  lo coordina y lo ha transformado. Antes de su dirección  el parque era considerado  un lugar peligroso. Se  reportaban  cinco mil visitas anuales, hoy llegan cien mil. Bárbara construyó  un Centro de Visitas donde se  exhibe información general de esta  ciudad que fue una metrópoli maya. Kaminaljuyú se  desarrolló alrededor de una laguna que fluía en lo que hoy  son las calzadas Roosevelt y San Juan. La ciudad estuvo  ocupada desde 1,200 a. C. hasta el  900 d. C.

#legado