Otorgar funciones de la PNC a la policía municipal solo provocaría “infiltraciones y más autoritarismo”

La encuesta de intención de voto por la alcaldía de la Ciudad de Guatemala realizada por la empresa Prodatos, devela que la ciudadanía aún relaciona a la comuna con el tema de seguridad y entonces surge la duda: ¿a quién le compete esta tarea?

Publicado el
La ciudadanía aún asocia la seguridad a la municipalidad capitalina, aunque según expertos, no le compete. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
La ciudadanía aún asocia la seguridad a la municipalidad capitalina, aunque según expertos, no le compete. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La segunda encuesta de preferencia de voto -para la alcaldía de la Ciudad de Guatemala- publicada por Prensa Libre y realizada por Prodatos, revela que el actual alcalde capitalino, Ricardo Quiñónez, lidera la intención de voto con el partido Unionista con un 38.5% de preferencia, seguido de Roberto González del partido Creo con 24.9%.

Además, dicha encuesta revela que la ciudadanía aún relaciona a la comuna con el tema de seguridad.  Un 15% de los encuestados dijo que fue extorsionado en el último año o al menos supieron que un familiar de los más cercanos, fue víctima de ese flagelo, mientras que un 29% por ciento aseveró que fue asaltado en el mismo periodo.  Sin embargo, según expertos el tema de seguridad no le corresponde a la comuna por situaciones legales y por falta de conocimiento.

Según los ciudadanos encuestados, la comuna debería tener injerencia en la seguridad pública pero expertos reiteran que esta entidad solo puede apoyar en prevención y no inmiscuirse en acciones que le corresponden a la Policía Nacional Civil (PNC), ya que no habría control sobre ésta y provocaría “infiltraciones y autoritarismo”.

Walter Menchú, experto en el tema de seguridad del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), refirió que las municipalidades de por sí “no tienen asignadas funciones de seguridad”.

“La ley de descentralización dice que se pudieran delegar estas funciones a las municipalidades que lo soliciten a través de un proceso, el cual debe ser reglamentado para asegurar que cuentan con los recursos y capacidades para proveer el servicio”, acotó.

Menchú asevera que las acciones que puede emprender la comuna estarían más orientadas a apoyar a las autoridades del gobierno central, como coordinación con el ministerio de Gobernación, PNC y con el viceministerio de Prevención de la Violencia.

“Acciones como una policía municipal que se encargue de la seguridad ciudadana están fuera del alcance de las municipalidades, pero pueden cooperar con acciones de prevención, como  iluminación de espacios públicos, construcción de espacios de recreación, financiamiento de temas de educación y salud para que los jóvenes no se ausenten de las aulas, entre otras actividades”, precisó.

Lea también: “La Policía actuará si tiene que actuar”: Mingob prepara respuesta ante amenazas de supuestos veteranos militares

Fortalecer la PNC

Edgar Zelada, analista en temas municipales del Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos de Guatemala, refirió que el tema de la seguridad municipal es muy discutido, debido a situaciones que han ocurrido en otros países como México, en donde se le dio potestad a la policía municipal, pero se ha convertido en presa fácil para “infiltraciones” de grupos delincuenciales.

“Cuando proliferan las policías no hay quien ejerza control sobre éstas y se considera presa fácil de la infiltración, y luego está la tentación de las policías de tránsito de incursionar en áreas de la PNC”, precisó.

“Lo que el país necesita es fortalecer la PNC y no pensar en darle poder a la Policía Municipal para evitar el autoritarismo, no es lo mejor, deben existir medidas de prevención a través de cámaras, esa es seguridad preventiva”, precisó Zelada.

A decir del experto, en la ciudad “no tiene sentido una policía municipal que incluso tiene elementos antimotines, si ya existe una PNC.

En cuanto a si se puede lograr que la municipalidad tenga la misma potestad de seguridad que la PNC por medio de un acuerdo u otra medida,  Zelada no descarta que se pueda lograr.

“Se puede lograr de todo, con el Congreso que hay actualmente, pero técnicamente no es recomendable, porque solo se crean focos de seguridad y la Constitución dice que son las fuerzas de seguridad las que pueden tener armas, suficiente tenemos con las policías privadas en donde no hay control”, puntualizó.

Expertos consideran que no es conveniente otorgar a la policía municipal las mismas funciones que la PNC, para evitar “infiltraciones y abusos”.  (Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Seguridad preventiva

Eddy Cifuentes, analista en temas municipales, reiteró que el Código Municipal le da legitimidad al Concejo Municipal para “implementar, crear y poner en curso cualquier medida tendiente al servicio de su población”, sin embargo, la seguridad solo es potestad de la PNC,

“Detener solo es potestad de la PNC, aún cuando en Villa Nueva, Mixco y Tecún Umán, San Marcos,  los policías municipales detienen y esperan la llegada de las fuerzas de seguridad para que consignen al sindicado”, puntualizó.

“Si ellos tuvieran las mismas funciones que la PNC sí generarían problema y autoritarismo, ese sería el problema, por falta de capacitación y profesionalismo, no solo en la capital sino en todos los lugares donde existen estas policías”, precisó Cifuentes.

Agregó que para que las municipalidades tengan más potestad en temas de seguridad, se debe “modificar el marco legal”.

En anteriores ocasiones en la comuna se ha informado que constantemente sensibilizan al personal municipal, especialmente al de Tránsito, para llevar una mejor convivencia con los vecinos, aunque se han dado varios altercados entre automovilistas y agentes de tránsito.

La comuna ha indicado que apoya a la PNC en seguridad, mediante los monitoreos que se efectúan con las cámaras de seguridad.

Extorsiones

Autoridades policiales indicaron que el tema de las extorsiones aún tiene impacto en la metrópoli, aunque debido a la presión que se ha ejercido sobre las estructuras, éstas han migrado a la provincia en donde acosan principalmente a empresarios del transporte.

En datos

  • Ocho estructuras de extorsionistas imitadores que se hacen pasar por pandilleros han sido desarticuladas este año, según la PNC.
  • Entre 2018 y 2019 han sido desarticuladas 24 estructuras de extorsionistas que pertenecen al barrio 18.
  • Q381 mil 492 se le ha incautado a las pandillas entre 2018 y 2019, producto de extorsiones y venta de droga al menudeo.
  • En cuanto a la cantidad de denuncias, la Policía Nacional Civil (PNC) informó que recibió ocho mil 672 denuncias por extorsión durante 2018. Este año ya suman 1 mil 793 denuncias.
  • 151 armas han sido decomisadas a pandilleros extorsionistas entre 2018 y 2019, entres estas figuran 9 fusiles.
  • El fiscal contra Extorsiones, Raúl Figueroa, explicó que avanzan con investigaciones relacionadas con los perfiles de imitadores de pandilleros. Estos utilizan aplicaciones como WhatsApp para exigir dinero a los comerciantes.
Varias estructuras de extorsionistas han sido desarticuladas en la Ciudad de Guatemala entre 2018-2019 según la PNC.(Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Contenido relacionado:

Edwin Escobar queda fuera de las elecciones

Así será la papeleta para votar por los candidatos a la presidencia

¿Qué pasa si gana el voto nulo?