Bennu: el gran asteroide que podría impactar la Tierra y crear un cráter de “aproximadamente cinco kilómetros de diámetro”

Según la Nasa, el asteroide Bennu tiene una “pequeña” probabilidad de chocar contra la Tierra y “liberar una energía equivalente a 70 mil bombas atómicas”; sin embargo, esto ocurriría en más de 100 años.

Publicado el
A pesar de la baja probabilidad de este suceso, especialistas estudian el asteroide y su trayectoria. (Foto Prensa Libre: EFE)
A pesar de la baja probabilidad de este suceso, especialistas estudian el asteroide y su trayectoria. (Foto Prensa Libre: EFE)

Esta semana la Nasa anunció un importante hallazgo que sorprendió a la comunidad científica: el descubrimiento de un asteroide que posiblemente impacte la Tierra, pero dentro de más de un siglo.

El asteroide Bennu, de 500 metros de diámetro, pasará cerca de la Tierra en septiembre de 2135 y la gravedad de nuestro planeta probablemente modifique su trayectoria, por lo que calcular su dirección es todo un desafío.

Sin embargo, los científicos de la Nasa consideran que existe una probabilidad “extremadamente pequeña” de que el asteroide termine impactando con la Tierra.

Este asteroide viaja en el espacio a una velocidad de 100 mil kilómetros por hora y si llegara a chocar con la Tierra liberaría una energía equivalente a 70 mil bombas atómicas.

Lea también: ¿Por qué a Bennu se lo conoce como el asteroide de la muerte?

De igual manera, según los cálculos realizados por la Nasa, crearía un cráter de aproximadamente cinco kilómetros de diámetro.

Actualmente, la probabilidad acumulada de que Bennu impacte la Tierra es de tan solo un 0.037% y este hipotético suceso no ocurriría hasta dentro de 161 años.

Con el fin de evitar esta posible catástrofe, científicos chinos habrían planteado la posibilidad de alejar el asteroide de su trayectoria hacia la Tierra utilizando 23 cohetes para impactar a Bennu.

La Nasa dirige en estos momentos la misión DART, la cual se dirige hacia un pequeño asteroide para cambiar su trayectoria y comprobar que son capaces de realizar una tarea de esa magnitud a velocidades tan altas.

Esta misión podría servir de prueba para realizar el desvío de trayectoria de un asteroide previo a que Bennu se acerque a la Tierra.

Además: El viaje de los primeros civiles al espacio por SpaceX será docuserie en Netflix

Con el objetivo de estudiar el posible peligro que Bennu representa para nuestro planeta, la Nasa envió en 2016 una sonda al espacio, la cual llegó al asteroide en diciembre de 2018.

Desde esa fecha, esta sonda ha estado orbitándo en el espacio para conocer los secretos que Bennu esconde.

“Nunca antes habíamos modelado la trayectoria de un asteroide con esta precisión”, resaltó Davide Farnocchia, encargado de realizar cálculos para determinar el camino de Bennu.

En 2016 científicos de la NADA enviaron una sonda para estudiar el asteroide Bennu. (Foto Prensa Libre: AFP)

Asimismo, Farnocchia comentó que el riesgo real de Bennu es menor que el de los demás objetos desconocidos que se encuentran en el espacio y que estos deberían de ser localizados lo más antes posible.

Por su parte, el astrofísico Javier Licandro, quien ha participado en los estudios de la sonda enviada para estudiar Bennu, señaló que “han podido refinar muchísimo la órbita de Bennu integrando todos los factores que pueden estar afectando mínimamente”.

Lea más: La NASA revela lo que vio Buzz Aldrin al pisar la luna por primera vez y recrea la escena en imágenes 3D

El científico del Instituto de Astrofísica de Canarias también informó que la probabilidad de impacto de este asteroide es de 1 entre 2 mil 700 para septiembre de 2182. A pesar de esto, sigue existiendo una pequeña opción de que Bennu choque contra la Tierra en cientos de años.

“Este asteroide está entre los potencialmente peligrosos porque Bennu es muy grande… si pega en la Tierra podría generar un daño muy grande”, añadió el experto.

Según Kelly Fast, responsable del programa de Observación de Objetos Cercanos a la Tierra, “la misión de Defensa Planetaria de la Nasa es encontrar y monitorear asteroides y cometas que pueden acercarse a la Tierra y pueden representar un peligro para nuestro planeta”.

Debido a esto, las investigaciones en torno al asteroide Bennu continúan, a pesar de su baja probabilidad de finalmente impactar la Tierra y generar una catástrofe para la humanidad.