Día de todos los santos: cómo lo celebran en Guatemala

El 1 de noviembre se celebra el Día de Todos los Santos, una de las principales festividades culturales y espirituales en Guatemala.

Las tradiciones en Guatemala se manifiestan el 1 de noviembre (Foto: Hemeroteca PL).
Las tradiciones en Guatemala se manifiestan el 1 de noviembre (Foto: Hemeroteca PL).

El Día de Todos los Santos, 1 de noviembre, se honra y se celebra a todos aquellos seres queridos que ya no se encuentran con sus familias.


En Guatemala es una tradición que cada familia prepara platillos únicos como el fiambre y dulces tradicionales, entre otras delicias.

Además, las familias visitan los cementerios llevando arreglos florales. Es por ello que el fiambre es una de las comidas habituales, porque se puede comer sin necesidad de recalentar.

En algunas partes del país también se aprovecha para volar barrilete, pues el viento y el clima característico del fin de año son condiciones ideales para ello. 

Aquí le presentamos algunas de las actividades más destacadas de la celebración del 1 de noviembre:

La decoración

Los familiares acostumbran pintar y decorar las tumbas de sus seres queridos (Foto: Hemeroteca PL).

Como una manera de honrar a los fallecidos, los familiares acostumbran a ir a los cementerios y decorar las tumbas.  Colocar flores es una actividad habitual en el resto del mundo, pero en Guatemala se agregaron más elementos.

Además de flores, las persona suelen pintar los panteones, colocar velas, arreglos de plástico y elaborar pequeños altares para decir algunas oraciones, lo cual evidencia la tradición católica.

También hay quienes llevan música, como marimba o mariachis, para cantar algunas canciones en honor a los seres queridas que ya fallecieron.

También, en la cultura maya se acostumbra poner en las tumbas variedad de comida  con la creencia de que el difunto también la disfruta porque su espíritu está presente. 

El fiambre

El fiambre tiene diferentes tipos de preparación (Foto: Hemeroteca PL).

El fiambre se originó de la costumbre de los antiguos mayas que conmemoraban a sus difuntos reuniéndose en familia alrededor de la tumba, comiendo platillos que no era necesario calentar. Es una mezcla de carnes y embutidos de la cocina española y vegetales de Guatemala. Surgió a finales del siglo XIX, en el área central de la república.

Los barriletes

Los barriletes, que sobrevuelan Sumpango, convocan a cientos de turistas (Foto: Hemeroteca PL).

Los primeros cometas en Guatemala fueron fabricados por los chinos a mediados del siglo XIX. Estos eran de tamaño pequeño. Cuando el entonces presidente Justo Rufino Barrios (1873-1885) habilitó cementerios en diferentes comunidades, estos fueron adecuados para encumbrar barriletes, por las corrientes de aire.

Lea también: Así es como milesde personas visitan a sus familiares

Algunos, al volar los cometas sobre las tumbas y con la creencia que los espíritus van al cielo, se asoció el barrilete como  elemento de comunicación entre vivos y muertos.

Fue Jorge Ubico (presidente de 1931-1944) quien sugirió a los habitantes de Santiago Sacatepéquez que hicieran  barriletes más grandes. Se elaboraron tan grandes que fue imposible elevarlos. 

Carrera de las Ánimas

Los jinetes participan en una carrera de tradición milenaria (Foto: Hemeroteca PL).

Es una tradición que ocurre en Todos Santos Cuchumatán, Huehuetenango. Varios jinetes ebrios participan un ritual espiritual que se hace en honor a los difuntos.

La tradicional carrera se efectúa en una pista improvisada en una calle de terracería que mide unos 800 metros de largo por ocho de ancho. El grupo de cofrades y auxiliares son los encargados de mantener el orden y permitir el paso para los jinetes que participan con un vistoso traje adornado con cintas y plumas en el sombrero.

Contenido relacionado:

> Los cementerios se llenan de color
> Color, identidad y tradición se funden en Carrera de las Ánimas
> La guatemalteca que triunfa en la Ópera de París