La faceta de Iñárritu que pocos conocen: el músico frustrado convertido en director prodigio

El mexicano Alejandro González Iñárritu, presidente del jurado del Festival de Cannes que empieza este martes, es autor de una corta filmografía extraordinariamente premiada, especialmente en Hollywood, que admira su sorprendente cine visceral.

EPA6233. CANNES (FRANCIA), 14/05/2019.- El director de cine mexicano Alejandro González Iñárritu posa durante la presentación del jurado, este martes, en el Festival de Cannes. (Foto Prensa Libre: EFE)
EPA6233. CANNES (FRANCIA), 14/05/2019.- El director de cine mexicano Alejandro González Iñárritu posa durante la presentación del jurado, este martes, en el Festival de Cannes. (Foto Prensa Libre: EFE)

Junto a Alfonso Cuarón y Guillermo del Toro, Iñárritu forma parte del grupo de directores que desde Hollywood han colocado a México en la máxima categoría del cine mundial.

El cineasta, guionista y productor, de 55 años, ha dirigido seis largometrajes, todos ellos nominados a los Óscar, certamen en el que ha cosechado múltiples estatuillas.

Una voz radiofónica

Aunque su nombre está escrito en oro en la meca del cine, “El Negro” vivió varias vidas antes de darse cuenta de que lo suyo era el cine.

Durante la década de los ochenta fue una de las voces radiofónicas más populares de México al frente de la emisora de radio WFM. La música es tan trascendental para él que en alguna ocasión ha reconocido ser un “músico frustrado”, antes que director.

Su espíritu aventurero lo empujó a dejar los micrófonos en los noventa para probar suerte en la publicidad y los cortometrajes con su productora Z Films.

Estudió dirección teatral bajo las órdenes del polaco Ludwik Margules.

Comienza el sueño y el fin de una amistad

En ese tiempo conoció a uno de los hombres más importantes de su carrera, el guionista mexicano Guillermo Arriaga, con quien filmó su primer largometraje, “Amores Perros” (2000), estrenado en la Semana de la Crítica de Cannes.

Ese filme protagonizado por Gael García Bernal, representó a México en los Óscar y marcó el inicio de una nueva etapa en el cine latinoamericano.

Luego llegaron “21 gramos” (2003), con Sean Penn, y “Babel” (2006), con Brad Pitt, que completaron la llamada trilogía de la muerte creada junto a Arriaga y con las que Iñárritu metió un pie en Hollywood.

Pero el éxito y las discrepancias rompieron para siempre la amistad entre ambos.

Iñárritu tardó cuatro años en recomponer sus bases en el cine. “Biutiful” (2010) fue su particular resurgir, un drama en español protagonizado por Javier Bardem.

“Birdman”, su primera comedia, supuso su apogeo, a la vez que sacó a relucir su lado más político criticando la gestión del expresidente Enrique Peña Nieto.

Casi en seguida, Iñárritu ultimó “El Renacido”, un proyecto personal con un presupuesto estratosférico que lo consagró como uno de los mejores cineastas de Hollywood.

Unido a España

“Ha sido muy extenuante hacer dos películas al hilo”, reconoció entonces. “El único reto que tengo frente a mí es descansar seis meses. Quiero, como un oso, meterme en una cueva e hibernar”.

Desde entonces, concibió su instalación de realidad virtual “Carne y Arena”, estrenada en Cannes en 2017, en la que ofrecía una inmersión en el drama de los migrantes mexicanos que tratan de cruzar la frontera con Estados Unidos. La experiencia se llevó también un Óscar especial.
Iñárritu obtuvo el año pasado la nacionalidad española, que ya tenían su esposa y sus hijos.

Cannes

Iñárritu comparece en el Festival de Cannes, Francia, como presidente del jurado del Festival de Cannes, en el que abogó por la coexistencia de todos los formatos de cine, incluidas las plataformas en línea como Netflix.

“Francia es una excepción, protege su cine, ¿pero cuántas de las películas que vamos a ver en los próximos 12 días serán exhibidas en todo el mundo?”, refirió el cineasta.

El jurado presidido por Iñárritu otorgará el 25 de mayo la Palma de Oro a una de las 21 películas en liza, entre estas lo último de Quentin Tarantino, Pedro Almodóvar y Terrence Malick.

Contenido relacionado

>¿Qué hacía un muro de gatos en el rodaje de John Wick 3: Parabellum?

>Snapchat no se queda atrás con los filtros y Juegos de Tronos ha sido el blanco

>Cobra Kai: una serie por la que vale la pena contratar YouTube Premium

 

 

0