Literatura para empoderar niñas (incluye listado de libros)

Los libros, además de fomentar el hábito de lectura, influyen en la percepción que las niñas adquieren de sí mismas y las invita a romper estereotipos de género. Por ello, le presentamos algunos libros para empoderar niñas.

La literatura es una herramienta que puede influir en el empoderamiento de las niñas. (Foto Prensa Libre: Servicios).
La literatura es una herramienta que puede influir en el empoderamiento de las niñas. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Bellas y delicadas princesas metidas en problemas y rescatadas por el príncipe ideal, es una historia que se repite en cuentos infantiles que parecen ser muy inocentes, pero están cargados de machismo y orienta a las niñas a encajar en esquemas que se salen de la realidad.

Pero existen libros que cambian este esquema y buscan, a través de nuevas historias, empoderar la niñez. Andrea Molina, psicóloga, dice que este tipo de literatura  “rompe los constructos sociales de cómo la mujer tiene que ser y cómo se tiene que comportar, hasta los sueños y anhelos que pueden tener”, y agrega que, más allá de soñar con casarse con el hombre ideal, las niñas empiezan a tener sueños profesionales y a sentirse capaces de alcanzar sus propias metas.

Es importante que las niñas tengan acceso a la educación. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Para Mildred Hernández, filósofa, escritora y educadora, es importante que las niñas aprendan a cuestionar lo que se conoce como “roles tradicionales” y añade que “aunque exista una o dos personas que se percaten de esta realidad y la cuestione de alguna u otra manera, no todo está perdido”.

Empieza en casa

Según Molina, “los libros son una herramienta complementaria”, pues la educación en casa debe ser primordial, mediante la cual es importante enseñarles a las niñas a perseguir sus sueños, “más allá de buscar un hombre”, agrega. Asimismo, la psicóloga asegura que, para las niñas, la familia es una fuente de apoyo que las hace sentir motivadas y seguras de sí mismas y de sus decisiones.

“La educación debe ser laica; independientemente de la religión, tenemos los mismos derechos y acceso a las mismas cuestiones”, expresa Hernández y agrega que todas las familias tienen derecho a tener sus propias creencias. De igual forma, agrega que debe existir una educación sexual.

De acuerdo con esto, Molina expresa que es preocupante cuando los padres están en contra de la educación sexual, ya que esta debe iniciar desde una edad temprana, con el conocimiento de sus cuerpos. “La educación sexual también empodera a las niñas, ellas se sienten seguras con sus cuerpos”, agrega.

Los padres deben estar pendientes de lo que consumen sus hijos. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Asimismo, para Hernández, al estar en un mundo globalizado, los padres deben estar atentos a lo que consumen sus hijos. “Los niños son inteligentes y tienen habilidades tecnológicas. Es importante saber qué caricaturas ven, qué leen, qué consumen”, añade Molina, quien asegura que es importante que los padres conozcan a sus hijos y sus intereses.

Además, Molina considera que el empoderamiento que los padres le dan a sus hijas, afianza sus conocimientos, los refuerza y les da seguridad sobre su aprendizaje.

Hernández agrega que, cuando niñas y niños se percatan de un trato desigual por su sexo, entonces están empoderados y saben que deben desarrollarse en condiciones de igualdad.

Otros factores

La escritora Mildred Hernández, agrega que Guatemala no tiene una cultura lectora, además de que las tasas de analfabetismo son alarmantes. El dato más reciente del Comité Nacional de Alfabetización (CONALFA), es de 2016, con un índice de 12.31%. Asimismo, añade que los costos de los libros son altos para los ingresos de los guatemaltecos, y que la actualización de los libros no es una prioridad.

Las niñas deben sentirse capaces de lograr sus sueños. (Foto Prensa Libre: Servicios).

“Guatemala cabe en el perfil de un país machista, con muchas limitaciones para las mujeres” dice Molina, y expresa que, si se invirtiera en el empoderamiento de las niñas del país, se incrementaría la economía y se evitaría embarazos en niñas menores.

Andrea Molina invita a la población joven a empapar a las niñas de conocimiento, siempre de acuerdo a su edad. “No les robemos la niñez, no les cortemos las alas”, expresa.

Libros

“Existen pocas armas en el mundo que son tan poderosas como una niña con un libro en la mano”, Malala Yousafzai, activista pakistaní.

A continuación, le presentamos algunos libros para empoderar niñas:

Orejas de mariposa

Este es un libro recomendado a partir de los 3 años, y es sobre la aceptación de sí mismo; a través de la imaginación, Mara, la protagonista, convierte en positivo aquello que es motivo de burla y supera complejos físicos.

(Foto Prensa Libre: Editorial Kalandraka).

Cuando las niñas vuelan alto

La edad recomendada es de 4 a 8 años; es la historia de tres amigas soñadoras (Adriana, Jimena y Martina), que son capaces de lograr todo lo que se proponen, a pesar de los obstáculos.

(Foto Prensa Libre: Editorial Beascoa).

El futuro es femenino: cuentos para que juntas cambiemos el mundo

El rango de edad es más amplio, de 5 a 17 años; este es un libro de cuentos en el cual, muestra cómo las protagonistas se enfrentan a distintas situaciones y logran empoderarse.

(Foto Prensa Libre: Editorial Nube de tinta).

El libro rojo de las niñas

Este es un libro para niñas a partir de los 8 años; este va narrado directamente a la niña lectora y cuenta la historia de una tribu compuesta por niñas, las cuales atraviesan distintas etapas de su vida, como la menstruación. También está recomendado para las madres.

(Foto Prensa Libre: Editorial OB STARE).

Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes

Se recomienda a niñas de 7 a 12 años; este es una recopilación de historias reales de mujeres que marcaron la historia. Invita a las niñas a soñar en grande y darse cuenta de que ellas también son capaces de lograr lo que se proponen.

(Foto Prensa Libre: Editorial Planeta).

 

Contenido relacionado:

>ONU Mujeres alerta difícil acceso a la educación para niñas en Latinoamérica

>Plan Internacional: “Una niña educada es valiosa para su comunidad”

>Cada tres horas una niña se convierte en madre producto de una violación

0