“Pólvora en el corazón” recibió tres premios en España

La primera película de la guatemalteca Camila Urrutia, Pólvora en el corazón, se consolidó con tres reconocimientos en la más reciente edición del Festival de Cine Iberoamericano de Huelva, donde se destacó el abordamiento de la violencia, así como la actuación de las protagonistas.

 Vanessa Hernández y Andrea Henry recibieron buenas críticas debido a su interpretación en la película. (Foto Prensa Libre: Cortesía Camila Urrutia)
Vanessa Hernández y Andrea Henry recibieron buenas críticas debido a su interpretación en la película. (Foto Prensa Libre: Cortesía Camila Urrutia)

Seguido de las tres proyecciones que Pólvora en el corazón tuvo en la edición número 45 del Festival de Cine Iberoamericano de Huelva, llegaron tres premios que reafirmaron la misión fílmica de Camila Urrutia (directora del proyecto), Inés Nofuentes (productora) y el resto del equipo.

 

El primero de los reconocimientos consistió en el Colón de Plata a la Mejor Actriz, que fue compartido entre Andrea Henry y Vanessa Hernández, quienes encarnan las vivencias de Claudia y María en el filme. Sus interpretaciones fueron destacadas por los miembros del jurado, al resaltar la “calidad del trabajo” de ambas protagonistas.

Así mismo, la película se hizo del Premio Radio Exterior de España a la película de la Sección Oficial a Concurso, que reconoce el mejor reflejo de la realidad iberoamericana. En el comunicado oficial del Festival, se consignó la entrega del galardón, por la valentía de la película “a la hora de reflejar la violencia sexual y la homofobia que muchas mujeres viven” en Guatemala.

A los anteriores se sumó el Premio AMMA a la Mejor Obra Audiovisual con Perspectiva de Género de la Sección Oficial, concedido por la Asociación Andaluza de Mujeres de Medios Audiovisuales (AMMA). El reconocimiento vino acompañado de la ovación del jurado quien lo dictaminó por hacer a la audiencia:

(…) mirar de frente un problema al que se enfrentan millones de mujeres de sur a norte del planeta. Por poner sobre la mesa con valentía la contradicción del uso de la violencia para acabar con la propia violencia, haciéndonos pasar con un realismo feroz por un sinfín de sentimientos opuestos. Por regalarnos dos personajes femeninos muy bien construidos y hacernos sentir que las dos protagonistas, a pesar de lo diferentes que son, nos representan (…)”

De izquierda a derecha: Inés Nofuentes (productora), Camila Urrutia (directora), Andrea Henry (Actriz) y Vanessa Hernández (Actriz). (Foto Prensa Libre: Cortesía Camila Urrutia)

El estreno de Pólvora en el corazón fue un gran reto para el equipo, que en su mayoría era conformado por mujeres. Su realización tomó más de dos años, y se consolidó el pasado 19 de noviembre en una bien recibida proyección en Huelva (Andalucía, España), donde se espectó por primera vez la historia de Claudia y María, dos jóvenes guatemaltecas que tejen su lazo de amistad entre el cariño y el peligro.

La violencia del país ante el mundo del cine

Pólvora en el corazón relata la historia de Claudia y María, dos veinteañeras que se ven vulneradadas cuando una noche son atacadas por tres hombres. Después del infortunio las jóvenes buscan justicia, y así surgen una serie de acontecimientos que atraviesan su amistad para bien y para mal.

La película ganadora es el primer largometraje de la directora Camila Urrutia, quien compartió que la historia es una reacción ante la insesante violencia que padecen las personas en Guatemala, y generalmente, las mujeres. De acuerdo con Urrutia, el guión de la película es un reflejo de experiencias que ha tenido en el país, así como vivencias de sus amigas.

A decir de la directora, su primer largometraje funciona como un aporte a la filmografía nacional ya que es el primero “sobre mujeres y hechp por mujeres.” La violencia era un tema que tanto Urrutia como la productora Inés Nofuentes querían retratar desde el inicio. De acuerdo con la directora del filme, este hace un eco de distintos casos que ocurren en nuestra cotidianidad: “No hay mujer que no haya sufrido violencia en el mundo, y ni qué decir aquí [Guatemala]”.

Contenido relacionado:

> En Guatemala, las mujeres también hacemos cine

> “Le estamos enseñando al mundo que sabemos hacer cine”, César Díaz habla sobre su triunfo en el Festival de Cannes

> La Sala de Cine es apartada del Teatro Nacional y emprenderá un nuevo reto