Cinco tips para lograr un abdomen plano

El vientre tonificado es posible al combinar varias actividades.

El vientre tonificado es posible al combinar varias actividades. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).
El vientre tonificado es posible al combinar varias actividades. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Si creías que con hacer cientos de abdominales lograrás un vientre plano, estás equivocado. Para tener un abdomen de película se requiere de una combinación de actividades y un cambio en el estilo de vida.

De acuerdo con el entrenador personal Érick Osegueda,  practicar este ejercicio es “solo el 35 por ciento del trabajo que se requiere” para tener el vientre marcado; el 65 restante se logra con  una alimentación adecuada, dormir lo suficiente y eliminar el estrés.

Esta mezcla te ayudará a reducir la grasa que se acumula en esa área del cuerpo y eliminar los “rollitos” que tanto disgustan.

A los hombres les costará un poco más, pues, según Osegueda, “genéticamente ellos están más predispuestos a acumular grasa abdominal”, lo que requerirá de un esfuerzo extra.

Toma nota de cinco consejos básicos para tener el cuerpo que todos sueñan.

1- Comida

El abdomen no se marca si se tiene más del 9.5 por ciento de grasa en esa área, por lo que el primer paso es  ingerir   alimentos ricos en fibra, proteínas y grasas saludables. Según la nutricionista Ninnette Andrade, hay que comer menos grasas y carbohidratos, y más  frutas y verduras. Las gaseosas y el alcohol, mejor si se evitan   por completo.

2- Ejercicio

Los encogimientos abdominales o cronches, elevaciones del tronco estando en  el suelo, elevación de piernas acostado bocarriba o en paralelas, son efectivos.  Estos deben ser parte de una rutina diaria de ejercicios con pesas y, por supuesto, cardio —correr, elíptica, bicicleta, etc.—. Se recomiendan al menos 20 minutos todos los días.

3- Dormir

Un estudio efectuado por la Universidad de Columbia reveló que dormir menos de ocho horas —lo ideal— provoca que las personas  coman más y almacenen más grasa, la cual  se acumula en el abdomen. La investigación reveló que el 73 por ciento de los individuos que duermen menos de cuatro horas  son más propensos a la obesidad.

4- Sin estés

El estrés es peligroso para el metabolismo, ya que lo vuelve más lento; además, nos impulsa a comer alimentos altos en grasas. Las mujeres deben tener más cuidado, pues son ellas quienes tienden a subir de peso debido a que queman menos calorías durante cuadros de tensión. Hacer ejercicio es indispensable para librarse de este enemigo.

5- Agua

Ingerir este líquido es importante, ya que la hidratación ayuda a eliminar más grasa durante el ejercicio. Además, la disminución de agua en el cuerpo puede afectar la circulación sanguínea, el ritmo cardíaco y el rendimiento físico.

Contacto: Érick Osegueda, tel. 3333-5257 y Ninnette Andrade, tel. 5550-3239.