¿Cómo hacer su propio protector solar con ingredientes naturales?

El protector solar es un producto que debe ser utilizado a diario. Si la idea de tener que aplicar ingredientes químicos a su piel de forma tan continua no le agrada, puede hacer uno con ingredientes naturales que quizá ya tenga en casa.

Publicado el
Vuelva a aplicar protector solar cada dos horas e inmediatamente después de nadar o de sudar mucho.  (Foto Prensa Libre: Servicios)
Vuelva a aplicar protector solar cada dos horas e inmediatamente después de nadar o de sudar mucho. (Foto Prensa Libre: Servicios)

El cuidado de la piel es vital para la salud. Pese a que le brinda valiosos beneficios, los rayos del sol también puede ser uno de los factores que le cause mayor desgaste y daño y es por eso que le protector solar es tan importante.

Acorde a la dermatóloga Silvia Morán, todas las personas deben colocarse protector solar cada vez que se expongan al sol, es decir, todos los días. Asegura que para obtener mejores resultados lo ideal es aplicar el protector entre 15 y 30 minutos antes de salir de casa.

“Sea generoso al aplicar el protector solar. Una onza es una buena dosis para cubrir las áreas de piel que normalmente se exponer al sol, como el rostro, cuello y brazos”, dice Morán.

Aunque existen muchas opciones en el mercado, hacer su propio protector natural también es una alternativa. La especialista en cosmetología natural y cuidado de la piel Irene Illescas comparte una receta sencilla y rápida de seguir:

Ingredientes

  • 1 cucharada de cera de abejas
  • 1 taza de aceite de coco
  • 3 cucharaditas de óxido de zinc puro
  • 3 cucharadas de gel de aloe vera natural
  • 4 cucharadas de agua pura
  • 1 cucharada de aceite de vitamina E
  • 8 gotas de extracto de semilla de pomelo
  • 1 cucharadita de aceite esencial que no sea cítrico. Lavanda, eucalipto, romero, manzanilla, etcétera.

Elaboración

La preparación de este protector solar es realmente fácil. Empiece calentando el aceite y la cera de abejas en baño de María hasta que ambos ingredientes se derritan. Cuando retire la mezcla del fuego agregue la vitamina E y el aceite esencial que haya elegido. Revuelva muy bien y cuando tenga un líquido homogéneo eche el óxido de zinc. Mientras la mezcla reposa, utilice otro recipiente pequeño para calentar el agua pura junto con el aloe, hasta que lleguen a una temperatura templada.

Finalmente junte las dos mezclas, revuelva bien y deje que se endurezca un poco. Lo mejor es que utilice un recipiente limpio y de una medida adecuada para guardar su repelente natural.

Recuerde mantener siempre su repelente en un ambiente fresco. Por ser elaborado con ingredientes naturales el tiempo de vida de este producto será menor al que dura un repelente compuesto por ingredientes naturales y químicos. Utilícelo únicamente por 9 meses.

Contenido relacionado:

> Remedios caseros para decirle adiós a la tos

> Cinco remedios naturales para el estreñimiento

> Remedios caseros para combatir la caspa