Consejos para combatir la piel seca en días fríos

Si el frío le produce picazón en la piel y ardor, son síntomas de una piel seca. Siga estos consejos para evitarlo.

La piel seca surge debido a la deshidratación de las capas externas de la piel. (Foto Prensa Libre: Servicios).
La piel seca surge debido a la deshidratación de las capas externas de la piel. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Para muchos, el clima frío es su preferido porque basta ponerse un suéter para estar cómodo durante el día. Sin embargo, es la época en la que hay que prestarle más atención a los cuidados de la piel para evitar la resequedad y aparición de arrugas.

No importa el tipo de piel que usted tenga, con el frío del invierno esta se reseca e irrita porque hace todo lo posible por mantenerse cálida, por lo que los vasos sanguíneos se reducen y provocan deshidratación de las capas externas.

Los profesionales señalan que la deshidratación puede prevenirse tomando suficiente agua durante el día, cubriéndose del viento con la ropa adecuada y utilizando los humectantes ideales. Sin embargo, ¿cómo se identifica la piel seca?

Síntomas de piel seca

Debido a las bajas temperaturas y la calefacción, la piel tiende a lucir apagada y sensible durante esta época. En algunas personas es común que ciertas zonas del rostro se enrojezcan, como la nariz y los pómulos.

De acuerdo con la dermatóloga Luisa Ríos, la piel seca se puede identificar porque tiene sensación de estiramiento, sobre todo después del baño. Además, se ve y se siente áspera, tiende a provocar picazón y enrojecimiento en algunas zonas.

Las personas con piel seca suelen sentir picazón y su cutis áspero. (Foto Prensa Libre: Servicios).

“Cuando se habla de piel seca, en algunas personas puede provocar grietas profundas que pueden sangrar. A estas hay que prestarles mucha atención porque pueden infectarse. Este síntoma es más común que suceda en los pies”, dice la profesional.

Tener este tipo de piel no es grave ni presenta mayores complicaciones, si se tienen los cuidados necesarios. Existen algunos factores de riesgo según la edad que usted tenga, el clima en donde vive y su actividad laboral.

Las personas mayores de 40 años, en su mayoría, padecen de piel seca. Es decir que los adultos son quienes más atención deben prestarle a su rutina de limpieza e hidratación de la piel. Además, si vive en un clima seco, frío o de humedad, o su rutina laboral requiere que pase mucho tiempo en el agua o expuesto a fuertes vientos, es propenso a que su piel se irrite y se deshidrate.

Consejos para prevenirlo

Asegúrese de darle a su piel el cuidado necesario todos los días. En estas últimas semanas del año tome en cuenta estos consejos para que su cutis no sufra los efectos del viento y las bajas temperaturas:

Protéjase del frío

Utilice ropa de algodón para proterse del frío le ayudará a que su piel mantenga sus defensas. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Cuando esté al aire libre o expuesto a corrientes de aire frío, cubra las zonas de la piel que lleva descubiertas con bufandas, gorros, orejeras o guantes. El viento y las bajas temperaturas es lo que más provoca la resequedad en la piel, por lo que ayude a los tejidos del acuerpo a mantenerse protegidos.

Utilizar ropa que permita la transpiración

De acuerdo con el dermatólogo Neftalí Villanueva es importante para la época de frío utilizar prendas que permitan la transpiración. Cuando se tienen varias capas de ropa encima, el cuerpo siempre tiende a sudar. El problema consiste cuando se utiliza ropa que no permite la transpiración ni la evaporación del sudor, por lo que lo mojado puede provocar irritación o rosácea.

Lo recomendable es utilizar ropa de algodón o de materiales naturales porque son frescos y sí permiten la evaporación del sudor. Evite los materiales sintéticos porque el roce constante con la piel provoca una exfoliación permanente y hace que la piel sea más sensible y seca.

Mantenerse hidratado

Beba mínimo 8 vasos al día para que su piel no sufra daños con las bajas temperaturas. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Aunque parezca una recomendación común, es importante tomarla en cuenta porque si el problema de la piel seca es la deshidratación, la mejor manera de contrarrestarla es tomando la suficiente agua que el cuerpo necesita.

“Nuestro organismo está formado por 72% de agua. Entonces hay que ayudar a la piel a mantenerse hidratada y beber varios vasos de agua pura al día”, dice Villanueva.

Ya que es importante lavarse las manos cada cierto tiempo, luego de hacerlo utilice una crema hidratante, así su piel de las manos no se resentirá.

Usar humectantes

Hidrate su piel con cremas todas las veces al día que considere necesario. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Para la época de frío invierta en una crema hidratante de calidad, porque será la que no permita que las células húmedas de la piel se escapen. Es ideal aplicarla después de bañarse, aprovechando que los poros están dilatados por el calor y tendrán una mejor absorción.

Pero no se acostumbre a aplicarse crema humectante después del baño, hágalo todas las veces que considere necesario.

Utilizar jabones suaves

Evite utilizar jabones con alcohol, porque resecarán más su piel. (Foto Prensa Libre: Servicios).

La dermatóloga Ríos indica que los jabones para el cuerpo remueven los aceites naturales de la piel, lo cual provoca que en esta época se reseque más el cutis y pueda rasgarse. Por lo tanto, lo recomendable es utilizar productos de limpieza que sean suaves o metros, que no contengan alcohol o perfume.

Cuide sus labios

Utilice mascarillas naturales para hidratar sus labios en época de frío. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Ríos explica que los labios es una de las zonas más sensibles ante el frío. Las bajas temperaturas hacen que se quemen, enrojezcan o rasguen, por lo que también es importante una hidratación diaria. El uso diario de labial puede contribuir a la resequedad, por lo que, al igual que su rostro, necesita rutinas de limpieza e hidratación duranta la noche.

“Mi recomendación es utilizar remedios naturales para hidratar los labios. Puede usar mascarillas de aceite de oliva, almendra, azúcar o pepino”, dice la dermatóloga.

Contenido relacionado

>Beneficios de las mascarillas faciales en nuestra piel

>Cinco mascarillas caseras para cuidar el cutis

>Limpiar el rostro es un hábito necesario. Acá le contamos cómo hacerlo