Coronavirus: siete actividades para cuidar la salud mental durante el confinamiento

Con la llegada del aislamiento provocado por la pandemia del covid-19 se hace necesario pensar en actividades para mantener la mente ocupada y la compostura durante el encierro.

Las actividades que fomentan la creatividad le ayudarán a mentener la estabilidad emocional durante el confinamiento, (Foto Prensa Libre; Unsplash)
Las actividades que fomentan la creatividad le ayudarán a mentener la estabilidad emocional durante el confinamiento, (Foto Prensa Libre; Unsplash)

Con el cierre de la mayoría de las actividades en el país ya no se puede ir al cine, al teatro, a una exposición de arte o simplemente salir a comer con amigos, actividades que formaban parte de larutina y le permitían tener un adecuado equilibrio emocional.

Es por eso que, con la situación actual, se hace necesario buscar actividades que permitan mantenerse ocupado mientras fomenta habilidades.

“El hecho de mantenernos ocupados en otras cosas que no sean trabajo o las tareas escolares nos ayuda a tener un mejor ánimo, entonces es totalmente recomendable llevar a cabo actividades que estimulan la creatividad y las emociones positivas”, comenta Beverly Humes, docente de Psicología de la Universidad Rafael Landívar.

De acuerdo con la educadora, el hecho de establecer una rutina donde se incluyen las responsabilidades y también las actividades de ocio puede ayudar a las personas a emplear mucho tiempo en pensar en la crisis generada por el nuevo coronavirus y la sobreinformación, actividades que generan altos niveles de estrés y ansiedad.

“Esta es una buena oportunidad para adquirir esas competencias que las personas siempre pospusieron por falta de tiempo; además, si las actividades se llevan a cabo en familia, también ayudarán a fortalecer los lazos familiares”, comenta la psicóloga.

El neurólogo Fernando Ceballos, agrega que es importante que las personas estén conscientes de que hay cosas que no pueden cambiar y que es mejor enfocarse en el autocuidado, lo que incluye pensar en qué se está haciendo para aprovechar el tiempo, lo que se puede desarrollar a través de actividades que fomenten la unidad familiar y la creatividad como las expresiones artísticas y la lectura, por ejemplo.

Ceballos agrega que lograr objetivos como terminar una pintura, ver florecer un jardín plantado por uno mismo o escribir un poema pueden generar efectos de recompensa en el cerebro como la liberación de dopamina y serotonina, que es el neurotransmisor de la felicidad y generan.

Sin embargo, agrega que cuando se hacen estas actividades es importante plantearse metas realistas, ya que si se plantean objetivos irrealizables al no poder completarlos se generará frustración y se liberara el cortisol, que es el neurotransmisor del estrés.

Pintar

Expertos manifiestan que pintar requiere de un nivel alto de concentración lo que significa que la mente se despeja de los pensamientos negativos y las preocupaciones.

Es por eso que centrarte en un lienzo favorecerá un mejor estado de ánimo, lo que resultará en que lo disfrutará y podrá convertirlo en un hábito.

Humes comenta que ha visto efectos los positivos de la pintura en sus pacientes, por eso las terapias psicológicas con actividades artísticas son cada vez más comunes, ya que pintar reduce la depresión y la ansiedad.

Dibujar

El acto de llenar una hoja en blanco activa la imaginación y es un gran ejercicio para el cerebro y se fomenta la habilidad de resolución de problemas.

Uno de los principales beneficios de dibujar es la disminución del estrés porque es una actividad recreativa, expertos señalan que es importante hacerlo por placer propio, libre de el sometimiento de lo creado a juicio de los demás. Esto le permitirá dar rienda suelta a su creatividad.

Muchos especialistas en Psicología lo comparan con la meditación, ya que al pintar libremente se regula la respiración.

Un punto importante de esta actividad es que no requiere de más que papel y lápiz. Si dibujar es de su agrado se le recomienda que dedique unos minutos todos los días para dejar salir al artista que lleva dentro.

Escribir

Esta es otra actividad que no requiere de muchos recursos y además es una herramienta para el pensamiento, la expresión, la salud y la creatividad.

Escribir es beneficioso para el estado de ánimo, principalmente si se trata de la escritura expresiva, que es poner lo que se piensa y siente por escrito para desahogarse y para mantener la felicidad en términos de valor terapéutico.

Esta actividad funciona para reducir la ansiedad e incluso tiene efectos positivos en casos de depresión. Expertos opinan que al escribir lo que siente la persona tiende a argumentar acerca de sus propios pensamientos derrotistas y notan que son falsos o exagerados.

Humes señala que escribir es un recurso terapéutico muy fuerte porque hace que las personas busquen dentro de sí mismas de manera honesta.

La psicóloga aconseja que al final del día se escriba en un diario dos cosas por las que se siente agradecimiento, para finalizar el día con pensamientos positivos.

Además, la escritura produce muchos beneficios fisiológicos como mejora en la memoria y el sueño.

Leer

De acuerdo con los expertos, está ampliamente documentado que la lectura tiene efectos positivos en la creatividad, la concentración y hasta el combate de la soledad, por lo que también puede emplearse como una terapia.

Si la lectura es adecuada, puede contribuir a frenar la ansiedad, la depresión  y los problemas de autoestima, entre otros.

Recuerde que existen libros adecuados para cada persona y situación, por lo que es importante elegir con cuidado lo que leerá. Lo más recomendable son materiales de autoayuda y ficción.

La psicóloga incluso recomienda que en familia se hagan clubes de lectura donde al finalizar el libro cada persona lo comente.

Jardinería

Esta es una actividad que le permite maravillarse con la belleza del resultado, además le brinda alegría por la conexión con la naturaleza y satisfacción si decide producir alimentos. También se debe mencionar que su proceso lleva a la relajación.

Desde siempre los jardines de todas las variedades han sido vistos como lugares de paz y tranquilidad porque son un espacio donde se puede escapar para reflexionar.

Esto ha dado lugar al concepto de la terapia hortícola, la cual ha crecido en la actualidad. En un jardín hay estímulos a los sentidos que ayudan a eliminar el estrés, entre ellos la vista, los olores, y sonidos.

“Este es un buen tiempo para acercarnos a la naturaleza y es mejor si se hace en familia. La recomendación es que las personas planten un jardín, cuiden una planta en una maceta o empezar un huerto familiar”, señala Humes.

Meditar

Ante los males emocionales que puede generar la pandemia del nuevo coronavirus, la mayoría de los expertos recomiendan a la meditación como un bálsamo de sanación

A veces tomarse un tiempo para reposar y reflexionar, sobre todo si usted es una persona muy activa, puede ser de gran utilidad, ya que relaja la mente.

Humes recomienda colocar pensamientos positivos en un recipiente y tomar uno diario, para luego meditar sobre él al menos cinco minutos al día, ya que leer algo de esa naturaleza será beneficioso para empezar la mañana con buen pie.

Cocinar

Saborear un delicioso platillo preparado por usted será un agradable estimulo que lo hará sentir pleno y feliz, sobre todo si lo comparte con sus seres queridos y nota que ellos también disfrutan lo que cocinó.

Si aprender a cocinar es algo que siempre quiso hacer, este es un buen momento para llevarlo a cabo, y no se desanime si los resultados no son los esperados al principio, ya que se trata de una actividad en la que se mejora poco a poco.

Si desea hacerlo más divertido, puede buscar recetas y luego hacer un concurso familiar, para ver quién lo prepara mejor.