Política

Críticas y desacuerdos, los retos de FCN-Nación para lograr aprobación del Presupuesto

Oficialismo entra en una fase crítica  para intentar aprobar el plan de gastos, en medio de duras críticas y falta de consensos.

Por Carlos Álvarez

Si FCN-Nación logra consensos y consigue levantar mañana la sesión permanente podrían haber sesiones el miércoles y jueves próximos.(Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Si FCN-Nación logra consensos y consigue levantar mañana la sesión permanente podrían haber sesiones el miércoles y jueves próximos.(Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Esta semana, el oficialismo librará la última batalla para intentar aprobar el presupuesto del próximo año, pero la falta de apoyo en el Congreso y las fuertes críticas de sectores y expertos  al proyecto complican el panorama y la aprobación es incierta.

Aunado a estos problemas está que algunas bancadas creen que la aprobación del presupuesto también puede llevar una doble intención o condición: apoyo a una junta directiva afín al partido oficial.

El bloque del Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación) confirma que buscará levantar la sesión permanente mañana, aunque reconoce que aún no tiene los votos necesarios.

“Estamos preocupados y tratamos de encontrar consensos para las lecturas del presupuesto el martes, miércoles y jueves”, afirmó Javier Hernández Franco, jefe de la bancada oficialista.

Insistió en que buscarán levantar la sesión permanente y al preguntarle   si tienen consensos respondió: “No tenemos los votos, los estoy buscando. Como se dieron cuenta, me quedé —el jueves último— con 69, pero esperamos encontrar esos votos”.

Sobrevaloración

A la falta de consensos se agregan las críticas que expertos hacen al proyecto que el oficialismo promueve en el pleno.

Ramón Parellada, del Centro de Estudios Económicos y Sociales (CEES), asegura que “las estimaciones de ingresos muestran una sobrevaloración, hecho que repercute directamente en incrementar el presupuesto de egresos sin que existan recursos que   den soporte a los gastos programados”.

“La tendencia es que el presupuesto crezca un 6% y para este año, y (ellos) proponen un 13 por ciento, pero eso en los ingresos simplemente no se va a dar. Por eso es que calculan un aumento mayor en ingresos y deuda”, aseveró el experto, quien indicó que el déficit fiscal del plan de gastos podría ser de  Q3 mil millones a Q4 mil millones.

Lea además ► Dictaminan presupuesto 2018

Ricardo Barrientos, del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), advirtió de que en el dictamen de la Comisión de Finanzas adicionó el artículo 94, en el cual el Congreso preautorizaría una ampliación presupuestaria destinada al pago en 2018 de las obras de arrastre de 2017 de los Consejos Departamentales de Desarrollo (Codede), sin especificar monto o techo para esta ampliación.

El experto considera que esta omisión es un peligro grave, ya que el Ejecutivo tendría autorización para ampliar el presupuesto para ese fin, sin límite alguno, lo cual, además de ser posiblemente inconstitucional, es una clara facilidad para la corrupción.

Por este y otros aspectos detectados en el presupuesto de los ministerios de Educación y Salud, Barrientos indicó que el Icefi recomienda no aprobar el plan de gastos. En tanto, Parellada dijo que, pese a las dificultades, la  no aprobación del proyecto no sería una mala opción para el Ejecutivo.

Fondo oscuro

La Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) considera que el presupuesto está desfinanciado y es irreal, pero además consideran que la aprobación del plan de gastos puede estar vinculada con una negociación para elegir a la junta directiva del Legislativo.

Orlando Blanco, jefe de la UNE, indicó que la negociación del presupuesto puede ir en función de la junta directiva, aunque indicó que  no podrían hacer la elección en este momento.

Explicó que para elegir junta directiva tienen que citar a sesión específica, por lo que estos detalles serían los que se negocian.

Nineth Montenegro, jefa del bloque de  Encuentro por Guatemala, vaticinó una semana compleja. Señaló que no entiende por qué si la verdadera intención de la bancada oficial es aprobar el presupuesto, no ha  utilizado el precedente que dice que para temas de aspecto financiero y con plazo finito pueden conocerse sin levantar la sesión permanente.

Lea también ► Preocupa financiamiento de presupuesto

“Al querer levantar la sesión permanente da la impresión de que no solo es el presupuesto. Puede haber interés en la junta directiva u otras iniciativas”, afirmó.

Convoca a diputados

Fuentes del Congreso confirmaron que el presidente Jimmy Morales convocó  a diputados de varias bancadas afines al oficialismo a una reunión en la Casa Presidencial, anoche.

Según estas fuentes, la cita con los congresistas era para   tratar  dos temas concretos: el presupuesto para el próximo año y la junta directiva del Organismo Legislativo.

Prensa Libre acudió a las instalaciones de la Casa Presidencial  y pudo constatar que al menos siete vehículos particulares ingresaron   a partir de las 19.30 horas por el Callejón Manchén.

Se llamó varias veces al vocero presidencial, Heinz Hiemann, pero no contestó su teléfono celular. También se pidió información del Ejecutivo mediante mensajes electrónicos, pero tampoco se obtuvo respuesta.

El pasado viernes, Javier Hernández Franco,  jefe del partido oficial, rechazó los señalamientos acerca de  que buscan vincular la aprobación del presupuesto con la Junta Directiva.

“Creo que esa es una excusa. En ningún momento ha existido una solicitud para hablar de junta directiva. Está el tema del presupuesto”, afirmó.