¿Cuál es el impacto que tienen los incendios forestales en la salud de los guatemaltecos?

La Conred reporta ocho incendios forestales en siete departamentos del país, donde la exposición al humo es un factor de riesgo para contraer el covid-19.

Los incendios forestales arrasas grandes extensiones de bosque cada año en Guatemala. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)
Los incendios forestales arrasas grandes extensiones de bosque cada año en Guatemala. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)

Mientras la pandemia de coronavirus suma más contagios en Guatemala, grandes cantidades de bosque son arrasadas por incendios forestales, un tema que en tiempos normales no preocuparía tanto; sin embargo, el humo de estos debilita las vías respiratorias de quienes tienen contacto con él y los hace vulnerables al covid-19.

Este lunes 23 de marzo, la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres [Conred] reportó el combate de ocho incendios forestales en Chimaltenango, Guatemala, Jalapa, San Marcos, Totonicapán, Huehuetenango y Petén; además, se informó que a la fecha mil 797 hectáreas de bosque ha sido afectadas por 506 siniestros.

 

Esos incendios han generado incalculables cantidades de humo, el cual, al tener contacto directo con las personas causa lesiones inflamatorias en las vías respiratorias, una condición ideal para que el coronavirus ataque.

 

De acuerdo con el neumólogo pediatra, Édgar Beltetón, el humo de los incendios forestales es un factor de riesgo que se suma a los ya existentes ante el avance del covid-19, por lo que hace un llamado a las autoridades para que reaccionen con rapidez en caso de un siniestro.

 

“Tener contacto con el humo es un tremendo agravante para la salud de la población. El efecto porque el paciente se pone más enfermo con respecto al coronavirus es por la lesión inflamatoria que se produce a través de las vías respiratorias. Es una lesión que se ha visto con mayor incidencia en los adultos mayores, porque tienen una cascada de inflamación bien formada y si a eso se le suma el humo de los incendios es un factor que llevará a un mayor y rápido deterioro de la lesión bronquial del paciente”, refirió Beltetón.

 

Explicó que quienes deben ser atendidos y examinados con frecuencia son las personas que trabajan en el control de los incendios, quienes deberían de ser sometidos a pruebas de acción pulmonar.

 

Añadió que las autoridades deben evidenciar a un sector de la población que es “altamente” vulnerable al coronavirus, pues asegura que entre el 10 y 12 por ciento de la población infantil -de cero a 18 años- es asmática.

 

Refirió que la situación de esa población es preocupante, pues no pueden dejar de usar medicamentos, entre ellos un esteroide inhalado, lo que para muchos es contraproducente por la disminución de defensas, por lo que deben estar bajo control médico constante.

El humo de los incendios forestales deteriora la salud de las personas, dicen expertos. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)

 

Impacto irreversible

De acuerdo con Gabriel Valle, ambientalista de la Fundación para el Ecodesarrollo y la Conservación, además del impacto que los incendios tienen en la salud de las personas, tienen impacto irreversible en el medioambiente.

 

Agregó que los incendios forestales terminan con todas las formas de vida existentes en las áreas afectadas, por lo que hace un llamado a la población a prevenirlos.

 

Además, dijo que un alto porcentaje de los siniestros son provocados, por lo que hace un llamado a la población que tomen conciencia en el tema, pues mucha de la flora y fauna afecta muy difícilmente se recupera.

1

Alfredo Lang Hace 1 semana

Debe incrementarse las penas contra la gente que quema los bosques.