Huehuetenango

Envían a juicio a alcalde señalado de haber agredido a golpes a una vendedora

El alcalde de San Rafael La Independencia, Huehuetenango, Carlos Félix, fue enviado a juicio por violencia contra la mujer en su manifestación física en ámbito público, en el Juzgado de Primera Instancia Penal de Santa Eulalia. 

Por Mike Castillo

La vendedora Eulalia Alonzo y Carlos Félix, alcalde de San Rafael La Independencia (chumpa gris), asisten a la audiencia en el Juzgado de Primera Instancia de Santa Eulalia. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)
La vendedora Eulalia Alonzo y Carlos Félix, alcalde de San Rafael La Independencia (chumpa gris), asisten a la audiencia en el Juzgado de Primera Instancia de Santa Eulalia. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)

Según investigación, el funcionario es sindicado de haber agredido a la vendedora Eulalia Alonzo Esteban, el 21 de mayo del 2016, cuando junto a trabajadores municipales llegó al campo de futbol del referido municipio, donde se celebraba la feria patronal. 

El Ministerio Público (MP) estableció que el jefe edil llegó al lugar y le arrebató a la vendedora su mercadería consistente en golosinas, gaseosas y cervezas.

Entre la trifulca que se formó la mujer asegura haber recibido golpes y patadas por parte del funcionario, a quien denunció el 24 de mayo de ese mismo año.

“Yo lo que pido es que sea encarcelado”, afirmó Esteban, quien asegura que el proceso legal ha sido lento. 

La comerciante asegura que ha seguido el proceso del cual poseen pruebas contundentes para lograr una sentencia condenatoria; sin embargo, el jefe edil ha provocado que la audiencia se suspenda en reiteradas ocasiones.

Alonzo Esteban dice que se dedica a vender cerveza y golosinas, lo cual no es un delito, pero que pese a ello ha sido víctima de persecución por parte del alcalde.

"Para llevar a mi hijo a la escuela debo pagar taxi o llevarlo personalmente, pues temo que sea agredido", manifestó.

Le puede interesar: Sacerdote es enviado a juicio por desobediencia y falta contra el Patrimonio

Wagner Argueta Martínez, asesor de la víctima, dijo que este es un caso de violencia contra la mujer, pues durante la celebración del aniversario del municipio hubo agresiones con puñetazos y patadas.

Explica que ellos tienen fotografías y testigos que acreditan los hechos. En esta fase el sindicado fue enviado a juicio y será el próximo 25 de mayo cuando ambas partes ofrezcan sus evidencias y se fije una fecha para el inicio del debate.

Se defiende

El alcalde dijo que como representante de un pueblo debe dar la cara y enfatizó que la Ley debe prevalecer. “Que me juzguen que Dios haga su justicia”, expresó.

El funcionario resaltó que es inocente y que todo se trata de una persecución política combinada con las acciones que la vendedora realiza, pues posee una cantina donde con frecuencia tiene problemas con sus clientes.

Explicó que la noche antes de los hechos la mujer tuvo problemas con unos clientes en su negocio, a raíz de eso le pidió que no se instalara en el campo de futbol, pues se realizaban actividades deportivas con niños y jóvenes; sin embargo, ella ignoró el acuerdo que se había hecho para evitar la venta de bebidas alcohólicas en el lugar.

Félix reconoció que hubo un desalojo, pero que este se originó a petición de los pobladores.

Añadió que posee suficientes evidencias para demostrar su inocencia y además de aclarar que el caso tiene un trasfondo político.

Contenido relacionado

>MP pide retiro de antejuicio del alcalde de Rabinal por crimen contra antecesor

>PDH denuncia a alcalde de Patulul mientras vecinos exigen su renuncia

>A juicio, alcalde que habría simulado donación de persona que ya había muerto