Trata de personas, una de las principales causas de embarazos en menores en Izabal

Los nacimientos en madres adolescentes se han incrementado durante la última década, por lo que sectores exigen acciones.

Publicado el
Las niñas en regiones indígenas de Izabal son vulnerables a los embarazos, según integrantes del Planea. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)
Las niñas en regiones indígenas de Izabal son vulnerables a los embarazos, según integrantes del Planea. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)

En Izabal, hasta junio del 2019, al menos 176 denuncias por violencia sexual fueron recibidas en el Ministerio Público (MP), de las cuales, 43 resultaron en embarazos en niñas menores de 14 años, ocho de ellas producto de trata de personas.

Ante esa situación, organizaciones sociales de Izabal denunciaron un alza en los casos de embarazos en menores de edad, los cuales, según el Ministerio de Salud, en Izabal sumaron dos mil 105 hasta octubre del 2019, teniendo como factor principal la trata de personas y la pertinencia cultural.

Una mesa técnica institucional busca brindar prevención, control y resguardo de las mujeres en prevención de embarazos en Izabal, donde el ascenso de casos en menores de edad “es alarmante”.

Por medio del Plan Nacional de Prevención de Embarazos en Adolescentes (Planea) se ha detectado la muerte materna de dos menores, una de 14 y otra de 19 años.

Janet Conde, del departamento de promoción del Área de Salud de Izabal, señala que los índices son altos, por lo que buscan reducir el porcentaje con acercamientos con jóvenes a quienes se les da a conocer temas como el embarazo precoz y las consecuencias de la maternidad en la adolescencia.

Le puede interesar: Izabal se prepara para la temporada de cruceros, que este año tendrá una baja considerable

“Lo que buscamos es formar grupos de jóvenes para que ellos sean un ente replicador entre sus amigos, ya que hemos detectado que entre ellos hay un mejor entendimiento”, agregó.

Instituciones se han unido para formular estrategias en la prevención de embarazos en adolescentes en Izabal. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)

 

Gustavo Adolfo Batres, director de la Secretaria de Bienestar Social (SBS) en Izabal, indicó que las cifras de años anteriores ya fueron superadas, lo que calificó de preocupante; además, dijo que es necesario implementar programas de prevención porque las niñas están siendo víctimas de abusos.

Batres agregó que estadísticamente Izabal tiene más niñas embarazadas en relación a otros departamentos, por lo que también hay más agresores. Explicó que cuentan con 12 expedientes, en cuyos casos las menores huyeron junto a sus agresores (mayores) a otros departamentos.

Lea también: Motorista seguro, el programa de educación vial que busca frenar los accidentes en Puerto Barrios

El delegado de la SBS también detalla que existe un factor cultural que puede estar generando un subregistro de casos, ya que en comunidades indígenas es “hasta cierto punto normal” que una menor quede embarazada, porque a temprana edad muchas contraen matrimonio, por lo que implementan campañas para concienciar a los padres de familia.

“Somos un país que agrede a las niñas, por lo que se debe de reforzar la prevención y socialización. Existen también muchas adolescentes garífunas que no acuden a los centros de Salud y por ello el registro no cuenta con el dato de esa población, algo que también ocurre con las -comunidades- Q’ eqchí”, añadió.

Casos

 

En un caso, una niña, de 13 años, en El Estor acudió a clases con su bebe, esto ante una orden del juez que le otorga el derecho a la educación a la madre adolescente. También se conoce un caso donde una niña que denunció que tenía un novio y al quedar embarazada este desapareció, según las autoridades es uno de los casos más comunes a nivel nacional, donde la mayoría puede ser señalada de agresiones sexuales.

Le puede interesar: Ante incidencia de accidentes de tránsito, universitarios apoyan a socorristas

Otros de los casos “Julia” (nombre ficticio), una menor de 14 años que llegó a su escuela una mañana y alertó a sus compañeras de que se sentía mal. Las molestias persistían y decidió practicarse una prueba de embarazo y junto a sus compañeras constataron que la misma dio positivo.

La maestra de “Julia” encontró la prueba y notificó a las autoridades de Educación, quienes le dieron seguimiento al caso y se determinó que el victimario era un joven de 21 años, quien contaba con el permiso de los padres de la menor para un noviazgo.

Según la investigación de las autoridades, la madre explicó que pensó que, autorizando a su hija a tener novio, el embarazo no llegaría, pero fue todo lo contrario.

Las niñas en regiones indigenas del departamento son vulnerables ante los casos de embarazos, según indican integrantes del Planea. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)

De acuerdo con autoridades de Educación, los maestros al conocer de un caso de violencia en contra de menores deben dar aviso inmediato a los entes correspondientes, aunque en muchos casos existe temor por parte de ellos, porque reciben amenazas de los agresores.

“El juez ordena a las instituciones a intervenir de forma inmediata, porque las niñas están siendo vulneradas, algo que ha contribuido para lograr una asistencia inmediata y se ha rescatado a muchos jóvenes que han sido violentados”, expresó María Estela Gómez, comunicadora de la Dirección Departamental de Educación de Izabal.

Redes sociales

Las redes sociales se han convertido en un medio de comunicación relevante entre los jóvenes, pero también ha sido un factor de vulnerabilidad para malas prácticas, especialmente porque son utilizadas por acosadores que se esconden detrás de perfiles falsos, según lo explicó Sharon Franco, delegada de la Unidad para la Prevención Comunitaria de la Violencia del Ministerio de Gobernación.

Lea también: De esta forma estudiantes de cinco escuelas de Izabal protegen el ambiente

Franco agregó que se organizan jornadas para dar a conocer el riesgo al que los jóvenes están expuestos en las redes sociales, donde constantemente reciben acoso y muchos por desconocimiento han caído en manos de agresores.

“Muchas redes mal informan, no educan y promueven la pornografía, debemos de ser responsables todos los padres de familia, maestros y personeros de instituciones e involucrarnos en la protección de los adolescentes y enseñarles a que no pueden dejarse violentar”, comentó.

Contenido relacionado

Mujeres exigen cese de la violencia mientras se registran 18 asesinatos y 71 embarazos en niñas

Conmemoran aniversario de la beatificación de los mártires de Izabal

Setal, la reserva natural que cobija a grandes especies como el cocodrilo americano