Frontera con El Salvador en Jutiapa es vulnerable al ingreso de pandilleros

El 20 de junio pasado el gobierno de El Salvador anunció medidas de represión hacia las pandillas, desde entonces en Jutiapa vecinos se han organizado para detener la migración y el asentamiento de pandilleros, pero el talón de Aquiles está en la frontera.

Un estudiante guatemalteco se dirige a estudiar se dispone a cruzar la frontera debido a que estudia en  una escuela de El Salvador. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)
Un estudiante guatemalteco se dirige a estudiar se dispone a cruzar la frontera debido a que estudia en una escuela de El Salvador. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)

El bulevar principal de la cabecera departamental de Jutiapa tiene dinámica comercial y es en donde confluyen cientos de vecinos a diarios, pero desde el comiendo de julio fueron colocadas mantas en las que se insta a la población a denunciar la presencia de pandilleros.

El temor de migración de pandilleros salvadoreños se fomentó con las advertencias en las mantas colocadas en las vías públicas del casco urbano, cometarios en redes sociales y la detención de pandilleros en el último mes.

La Policía Nacional Civil (PNC) de Jutiapa expone que desde el 20 de junio último a la actualidad han detenido a seis personas salvadoreñas vinculadas a pandillas, pero esas detenciones no son indicador para “alarmarse”.

El jefe de la comisaría de la PNC en Jutiapa, Marlon Cardona, explicó: “El anunció del gobierno salvadoreño de ser más drásticos con las pandillas nos puso en sobre aviso de lo que pueda surgir, pero en la actualidad no hay una migración de pandilleros salvadoreños masiva, en un mes detuvimos a seis y eso no es para exagerar, aunque estamos siempre monitoreando nuestros registros y patrullajes en fronteras”.

Cardona aseguró que se “giraron instrucciones a las subestaciones de la PNC en las fronteras con El Salvador para aumentar los patrullajes” y de esa forma están evitando el ingreso de pandilleros.

La PNC expone que “los rumores de migración masiva de pandilleros han exagerado el tema” y ha provocado que extorsionistas “finjan ser pandilleros y exigir el pago de exacciones” a comerciantes locales.

En el primer semestre del año en Jutiapa la PNC ha recibido 188 denuncias de extorsiones, pero el 80 por ciento son desmeritadas debido a que los criminales desisten del cobro cuando la PNC interviene.

“Nuestras investigaciones concluyen que en Jutiapa hay extorsionistas que imitan a pandilleros y con ese argumento quieren amedrentar, pero esta fechoría cobra más fuerza con el rumor de migración pandilleros”, justificó Cardona.

En el centro urbano de Jutiapa han colocado mantas en la que se sugiere denunciar a pandilleros. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)

Vulnerabilidad

Los pobladores de Jutiapa tienen temor a la migración de pandilleros debido a lo inseguro de la frontera con El Salvador, hay áreas sin control en las que personas caminan para ingresar a Guatemala sin ser registrados y ha pasado en ocasiones anteriores.

Miriam Ramos, vecina, indicó: “En Jutiapa hay temor por la invasión de pandilleros y se han organizado los empresarios y vecinos, si alguien ve a una persona desconocida y sospechosa debe denunciarla, para eso se han creado páginas en redes sociales y cualquier puede aportar pistas”.

El riesgo de la migración surge debido a que la frontera de Guatemala con El Salvador ni está protegida en su totalidad y hay áreas montañosas con senderos en los que no hay vigilancia de la PNC.

El jefe de la comisaría de Jutiapa aceptó que la frontera es “porosa” y se estima que hay más de 20 pasos no controlados en la frontera solo en ese departamento.

Los migrantes centroamericanos puede ingresar por esta sede registrándose en la oficina del Instituto Guatemalteco de Migración, pero quienes quieren pasar desapercibidos lo hacen por “pasos ciegos” en lo que no hay control.

La prueba de la vulnerabilidad fronteriza es comprobable en la aduana de San Cristóbal, en Asunción Mita; en ese paso es colindante con El Salvador hay áreas en las que se puede ingresar a Guatemala sin ser detectado.

Un piloto de mototaxi mostró durante un recorrido al equipo periodístico de Prensa Libre un paso fronterizo no vigilado y la facilidad con la que se puede migrar sin registrarse en Migración.

A dos cuadras de las ventas informales que anteceden la aduana, por medio de algunos callejones se puede llegar al paso de El Turco, un callejón que han usado guatemaltecos y salvadoreños para migrar y por carencia de patrullajes algún criminal puede usarlo para migrar y refugiarse.

“Casi a diario me piden traslados de El Salvador para Guatemala, acá es lago normal con gente que no tiene permisos o bien se van de mojados para Estados Unidos. Cobro unos Q10 por el viaje que dura unos cinco minutos, es simple y lo he hecho varias veces, la Policía casi no nos para, los agentes salvadoreños son los que nos advierten más”, expuso el conductor.

Una persona cruza la frontera hacia El Salvador por un paso conocido como El Turco y por el cual no se registran a las personas. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)

En el paso no vigilado, cercano a la aduana de San Cristóbal, transitan personas caminado, en motocicletas, moto taxis y automóviles.

Agentes de la PNC al notar la presencia del equipo periodístico de Prensa Libre empezaron a patrullar el callejón El Turco, pero los vecinos señalan que es un sendero en el que “pasa cualquier persona”.

Aunque los vecinos del área fronteriza no perciben migración masiva porque hay normalidad en el intercambio cultural y comercial de guatemaltecos y salvadoreños poro medio de la migración.

En el lado guatemalteco los comerciantes ofrecen ropa y los precios se exhiben en quetzales y dólares, debido al manejo de la moneda dólar en El Salvador hay necesidad de ofrecer productos con precios dolarizados.

La vulnerabilidad de la frontera está en los pasos no controlados y también pueden ser en montañas que dividen ambos países.

La Fuerza de Tarea Chortí es la encargada de coadyudar a la PNC en el resguardo del área fronteriza, sin embargo; la vigilancia es insuficiente comparado con la extensión de territorio por controlar.

En el último mes a uno de los seis pandilleros salvadoreños capturados se le decomisaron municiones para fusiles que solo está permitido para uso del Ejército. Se desconoce a  dónde llevaba el cargamento.

Detención de pandilleros:

2 capturados en frontera San Cristóbal

2 detenidos en Jalpatagua

1 capturado en Asunción Mita

1 detenido en Jutiapa

Contenido relacionado:

Según la Casa Blanca, acuerdo que firmó Guatemala con EE. UU. es para convertirse en tercer país seguro

Reacciones al acuerdo migratorio firmado entre Guatemala y EE. UU.

Este es el acuerdo migratorio firmado entre Guatemala y Estados Unidos

 

0