Arzobispo de Los Altos desconoce por qué se permitió que sacerdote señalado de sexting oficiara misa en Xela

Después que se publicó que el sacerdote salesiano, Melvin Alexander Pérez Crua, investigado en El Salvador por un caso de sexting, ofició una misa en la iglesia San Nicolás de Quetzaltenango, el Arzobispo de Los Altos, Mario Alberto Molina Palma, aseguró que cuestionó al supervisor de los padres salesianos en Xela para saber qué había sucedido.

Arzobispo aseguró que no comprende por qué permitieron que el sacerdote salesiano oficiara la misa. (Foto Prensa Libare: María Longo)
Arzobispo aseguró que no comprende por qué permitieron que el sacerdote salesiano oficiara la misa. (Foto Prensa Libare: María Longo)

“Yo no sabía de la existencia del sacerdote -Pérez Crua-, me enteré de su existencia por una nota que sacó Prensa Libre y elQuetzalteco en la versión digital, estaba en Cantel cuando salió la noticia. Cuando regresé ayer, llamé al supervisor de los padres salesianos aquí en Quetzaltenango, Carlos Max, y le pregunté qué había pasado, porque no tenía ningún conocimiento”, dijo Molina Palma.

Agregó que le informaron que Pérez Crua no está en Quetzaltenango y que 31 de enero estuvo de visita en la ciudad y ofició una misa. “Ciertamente no me explico cómo si tenía una suspensión del ejercicio del ministerio le permitieron aquí celebrar esa misa, eso no me lo explico”, aseguró el arzobispo.

De acuerdo con Molina, cuando se trata de un religioso franciscano, salesiano, paulino o agustino, el superior directo no es el obispo sino el superior canónico quien dictamina la suspensión, por lo que aseguró que él desconoce los detalles de la suspensión y solo sabe que está señalado por un caso de abuso sexual de niños. “No sé si es una cosa de tocamiento o algo más grave, pero ciertamente la política de la iglesia es de mucha rigurosidad”.

El arzobispo de Quetzaltenango y Totonicapán explicó que, en la Arquidiócesis de Los Altos, no se conoce ninguna acusación contra sacerdotes o religiosas por pederastia o agresiones contra niños. De recibir alguna denuncia explicó se deberá seguir el protocolo de la Conferencia Episcopal de Guatemala.

“Para tratar estos casos de acusación de pederastia, diciéndolo muy rápidamente, cuando al obispo le llega una noticia de que algún sacerdote a cometido un tipo de abuso debe constituir un consejo investigador para indagar la veracidad ya que puede ser invento para dañar a un padre”, explicó Molina.

Lea también: Preparan a agentes de turismo para identificar casos de trata

El religioso informó que el consejo puede estar constituido por un psicólogo, un abogado y un sacerdote. “Personas que de una manera creíble dictaminen la verdad, si el dictamen es verosímil y se determina que puede ser cierta la acusación, el obispo debe suspender al sacerdote y denunciar el hecho al Ministerio Publico. Cuando se demuestre la responsabilidad del sacerdote el obispo debe dar aviso a Roma a la Santa Sede y esta le prohíbe seguir ejerciendo como sacerdote”, explicó.

El escándalo en Quetzaltenango por la permanencia del sacerdote salesiano, Pérez Crua, de origen  salvadoreño quien está siendo investigado en el vecino país por aparentemente enviar fotografías de carácter sexual a una estudiante el año pasado, alertó a las autoridades de educación de Xelajú quienes manifestaron que revisan el tema relativo a la seguridad de los menores en internet.

El asesor jurídico de la Dirección Departamental de Educación (Dideduc), Luis Galicia, confirmó que el año pasado la dirección departamental conoció casos –sexting– que le Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) les remitió.

“En casos como estos se debe aplicar el reglamento de convivencia pacífica que ofrecen las comisiones de disciplina”, expresó Galicia.

El  fenómeno de fotografiarse en actitud provocativa para enviar las imágenes por celular preocupa a las autoridades del Instituto Normal para Señoritas de Occidente (INSO) que el año pasado detectaron casos de estudiantes acosadas por redes de trata de personas.

“Hemos tenido serios problemas donde intervinieron la dirección de educación y Procuraduría General de Nación. Contra las señoritas –estudiantes– ha habido delitos graves, nos enteramos que unas estudiantes se tomaron fotos y las subieron a una red social”, dio a conocer la directora del centro educativo, Aidé López.

El Instituto Normal para Señoritas de Occidente prohibió el uso de celulares dentro del centro educativo. (Foto Prensa Libre: Mynor Toc)

Desde hace dos semanas la PDH comenzó una jornada de charlas informativas con estudiantes de todos los niveles en las escuelas e institutos públicos sobre temas de ciberseguridad y acoso, informó la delegada de la auxiliatura en Quetzaltenango, Flor Gómez.

“Concienciamos a los estudiantes sobre el buen uso de las redes sociales, de la buena comunicación que deben mantener con sus padres y de riesgos que hay si hacen mal uso del internet”.

Contenido relacionado:

Cada 107 minutos, una menor sufre agresión sexual o física en Guatemala

Conozca los efectos que causa la Yumbina, la droga que usan agresores para abusar de mujeres

Víctima de cura pederasta: “Destrozó mi alma y se llevó mi infancia”

 

0