Sugieren perfil del nuevo alcalde de Xela

El desafío del ciudadano quetzalteco en las próximas elecciones debe ser elegir a un alcalde o alcaldesa que vele por los intereses de toda la sociedad, promueva del desarrollo, administre bien los recursos del municipio, sea líder y haga cumplir la ley.

Publicado el
Analistas y ciudadanos de Quetzaltenango consideran que el Concejo presidido por el alcalde Luis Grijalva han sido infructuosos y ha perdido la credibilidad. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Analistas y ciudadanos de Quetzaltenango consideran que el Concejo presidido por el alcalde Luis Grijalva han sido infructuosos y ha perdido la credibilidad. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Los quetzaltecos viven un desencanto político con el actual alcalde y su concejo, quienes dirigen el municipio enfrascados en una lucha de poder que se ha incrementado por la antesala de la campaña electoral. Expertos  describen el perfil del candidato a alcalde de Quetzaltenango.


En los últimos 20 años Xela fue gobernada por dos figuras políticas. Rigoberto Quemé Chay, quien dirigió el municipio ocho años y Rolando Mito  Barrientos Pellecer,  12 años.

En la última contienda electoral los quetzaltecos votaron por el actual jefe edil, Luis Grijalva; sin embargo, la luna de miel política  se rompió al punto de que los quetzaltecos exigen que el nuevo líder político asuma el desafío de transformar la ciudad.

“El próximo alcalde deber poseer el don de la unidad, más allá de la ideología política, debe demostrar confianza en su equipo de colaboradores. Es importante que tenga un equipo de concejales en quienes confiar, si no en la práctica tenemos disensos que luego dividen y atascan los procesos”,  señaló la internacionalista Lucía Muñoz Argueta. 

Le además: El décimo antejuicio contra el alcalde Luis Grijalva es por reclamar un terreno en la zona 6

En los últimos 30 años se han hecho estudios sobre diferentes problemas que afectan al municipio. “Xela necesita de alguien que sepa gestionar, una persona que tome decisiones y ponga en marcha esos estudios. Esa persona debe impresionar, incluso al Estado para obtener apoyo”, señaló.

Para el antropólogo Ignacio Camey, el futuro líder de Xelajú, debe ser “honorable, con estudios en administración pública y humanista para armonizar con la ciudadanía que no solo es el centro de la ciudad, sino también las aldeas, donde la mayoría de habitantes son mayas quichés que históricamente están abandonados”.

Camey resaltó  otras cualidades de ese personaje: “Carácter, pero no autoritario, que tome decisiones para sacar adelante al municipio y capacidad para armonizar los diferentes frentes que tiene un concejo.

Rigoberto Quemé Chay, exalcalde de Xela, explicó que el perfil del futuro alcalde “no dependerá de que el candidato tenga títulos” y advierte de que tampoco ganará la alcaldía “alguien carita”, eso no pega ahora.

El exalcalde considera que la ciudad necesita “un liderazgo colectivo que impulse un proyecto de recuperación. Quien llegue a alcalde  debe tener  conocimientos de administración, pero, sobre todo, solvencia moral y técnica para tomar decisiones”, comenta Quemé Chay.

Muñoz Argueta considera que “cuando una ciudadanía se encuentra desesperada es la oportunidad para los liderazgos emergentes. Es el momento para que jóvenes asuman el rol, hay muchos jóvenes candidatos”.

Quemé Chay admite que en la actualidad están surgiendo posibles candidatos.  “Veo que hay liderazgo, veo unos jóvenes,   hay un par de viejos que desean participar, pero viven del sueño de que saben. El resto son de un militancia politiquera, clientelista”.

Para leer más: “La pateó y la hirió con un objeto de madera y un clavo”

“La juventud no ofrece posibilidades. Se necesita de un joven con la credibilidad de los viejos, si va —a la campaña— solo porque es joven, no gana”, explicó el ex jefe edil.

Camey considera que “los jóvenes como los mayores quienes se perfilan como posibles candidatos a la alcaldía de Xela son politiqueros al amparo de partidos que sus líderes han sido procesados y que en su momento avivaron las campañas de esos personajes”.

“La juventud no se ha preparado, el sistema no los ha preparado. Dicen que las dirigencia viejas no los dejan avanzar, la juventud exige romper el cerco”, comentó Quemé Chay, quien admite que en el caso del comité cívico Xel-Jú a ello les faltó formar cuadros y las pocas figuras que formaron se precipitaron y se fueron a formar parte de partidos, mencionó por ejemplo a la mujeres que se durante un acto impusieron a Roxana Baldetti el traje ceremonial de Xela.

¿Volvería un alcalde indígena al poder?

Para la analista Muñoz Argueta, el debate debe ser más elevado y pensar ¿cuándo veremos a una mujer? “Podría perfilarse la participación de mujeres que tengan la convicción, las sociedades deben sensibilizarse y creo que el momento histórico que vive el país da para pensar incluso en una alcaldesa indígena, sería interesante que nuestra sociedad viera esa experiencia.

“Deberíamos de hacerlo”, elegir un alcalde indígena, “porque somos un pueblo maya Quiche”, expone Camey.

“La identidad no debería ser un problema, pero quien llegue al poder debe comprender la multiculturalidad.

Al respecto el exalcalde Quemé Chay dice, sí, pero va pasar un tiempo y reitera “la culpa es nuestra de no formar cuadros a nosotros –Xel-jú– nos costó 25 años.

Plan de trabajo

Los candidatos a la alcaldía de Xela deben según los analistas contar un plan de trabajo de hechos, no de sueños. El perfil del aspirante a la alcaldía debe ser “que construya pactos con la ciudadanía, entendiéndola como un actor que retome el rol ciudadano, no como un acto de caridad, sino como un derecho”, analizó Muñoz Argueta.

Recomendamos leer: El día que la comuna de Xela usó una imagen de las tropas mexicanas

El antropólogo Camey señala el tema de las inundaciones, “desde el año 2000 existe un plan de drenajes, la energía eléctrica, Quetzaltenango puede producir su propia electricidad, un plan de ordenamiento territorial que se ejecute.

Para el exalcalde todos los problemas del municipio crecieron, pero destaca que la inmigración le está pasando factura a la ciudad. “El próximo alcalde debe tener un plan de inmigración para frenar la proliferación de personas que se quedan en la ciudad y una causa es la violencia. El otro punto es buscar el desarrollo humano porque la gente perdió la fe”.

Contenido relacionado

>Dónde se encuentran las principales fallas geológicas en la capital de Guatemala
>¿Por qué aumentarán los terremotos en todo el mundo durante los próximos años?
>Así funcionan los cables de internet para las alertas tempranas de terremotos