La Unión Europea invertirá cuatro millones de euros en proyecto para agricultores del occidente

Productores de Quetzaltenango y cinco departamentos más del occidente mejorarán sus técnicas de producción y comercialización para incrementar la venta de sus productos a escala nacional e internacional, gracias al proyecto que busca apoyar principalmente a mujeres emprendedoras.

Agricultoras de San Juan Ostuncalco desean conquistar el mercado nacional e internacional. (Foto Prensa Libre; María Longo)
Agricultoras de San Juan Ostuncalco desean conquistar el mercado nacional e internacional. (Foto Prensa Libre; María Longo)

Este martes 19 de marzo la Unión Europea presentó oficialmente el proyecto Awal Q´anil que tendrá una duración de tres años y una inversión de €4 millones (Q34.9 millones), con esta iniciativa se espera que agricultoras de San Juan Ostuncalco, Quetzaltenango, por primera vez exporten hortalizas y que  los productores de café conquisten mercados en otros países.

El proyecto incluye a tres socios, la Federación Comercializadora de Café Especial en Guatemala (FECCEG), el Comité Campesino del Altiplano (CCDA) y la Cooperativa Integral de Comercialización Kyxim Qya RL, Pensamiento de Mujer.

“El proyecto es para fortalecer las certificaciones que ayudan a comercializar los productos en otros países, fortalecer las buenas prácticas agrícolas y la producción orgánica. Tenemos la meta de llegar a 17 mil familias”, indicó Berta Zapeta, representante país de We Effect, organización encargada del proyecto.

Estos son los productos que Kishe ofrece en Guatemala. (Foto Prensa Libre: María Longo)

Agregó que en el caso de la FECCEG y la CCDA ya exportan el café a Canadá, Estados Unidos, Japón y  Alemania, pero desean llegar a otros territorios y fortalecer el mercado nacional, en cuanto a las mujeres de Kyxim Qya RL, productoras de hortalizas, el propósito es que al finalizar el proyecto estén listas para exportar sus productos.

“Con esto hay generación de fuentes de empleo, acceso de recursos para las mujeres y empoderamiento de ellas, pero sobre todo se logra que se reconozca el producto de los campesinos, que es de alta calidad”, afirmó Zapeta.

Lea además: Agricultores participan en la bendición de granos, semillas y herramientas de trabajo para una buena cosecha

La iniciativa será un apoyo a la competitividad rural, campesina e indígena en las cadenas de valor de café, panela y hortaliza, en su totalidad el proyecto es financiado por la Unión Europea.

“Es un proyecto bastante ambicioso en apoyo a las asociaciones que trabajan especialmente con mujeres para fomentar el crecimiento económico, se trata de dar continuidad a un apoyo a la economía local que hemos dado en los últimos 20 años, creemos que se están viendo resultados bastante buenos en cooperativas y asociaciones cada vez más capases de generar un entorno de crecimiento económico y llegar a ser competitivas en mercados nacionales e incluso en el resto del mundo”, dijo Stefano Gatto, embajador de la Unión Europea en Guatemala.

Agregó que el propósito del apoyo técnico y financiero es diversificar la economía, crear empleos y oportunidades e inversión. “Estas asociaciones que hoy apoyamos, en el pasado han demostrado ser fiables y por eso ahora las financiamos con un proyecto grande”, afirmó Gatto.

El embajador de la Unión Europea conversó con los productores y conoció más sobre sus productos. (Foto Prensa Libre: María Longo)

Productoras relataron que el apoyo es significativo porque les permite mejorar sus emprendimientos y aspirar a mejores ingresos. “Mi esposo es albañil y con lo que  gana no alcanza para los estudios de nuestros cuatro hijos, entonces desde hace 10 años decidí trabajar en el campo y producir papa, zanahoria, tomate, cebolla coliflor y brócoli”, relató Rosa Vicente, una de las agricultoras de Kyxim Qya RL.

El deseo de Vicente es que sus productos sean mejores y con esto obtener más recursos para pagar  los estudios de sus hijos.

Marcela Escobar, coordinadora de mercadeo local de la FECCEG, aseguró que desean posicionar y dar a conocer los productos de los pequeños productores asociados en la organización, en el occidente son en total 1 mil 150, de los cuales 350 son mujeres.

Esta mañana el embajador de la Unión Europea en Guatemala participó en el lanzamiento del proyecto. (Foto Prensa Libre: María Longo)

Los agricultores integrantes de la FECCEG producen café, pero también miel y panela orgánica, la organización surgió en el 2006. En 13 años han logrado que sus productos se consuman en otros países.

Otro factor importante para la federación es la formación de sus asociados a quienes capacitan en empoderamiento, equidad de género y diversificación de productividad, para diversificar los ingresos de los asociados.

A escala internacional la marca se comercializa con el nombre de FECCEG y  en Guatemala sus productos son conocidos con la marca Kishe, a futuro les gustaría conquistar el mercado de Suiza y otras ciudades de Estados Unidos, Japón y Alemania.

El Comité Campesino del Altiplano (CCDA) se dedica a la producción de café que siembran agricultores de la cuenca del Lago de Atitlán en Sololá, como parte del proyecto se prevé inaugurar un café para que turistas nacionales y extranjeros lo visiten y consuman la bebida.

El Comité Campesino del Altiplano (CCDA) se dedica a la producción de café. (Foto Prensa Libre: María Longo)

Contenido relacionado

Exbecaria de Israel implementa técnica agrícola en granja de Xela

Jóvenes quetzaltecos exportan tecnología a Europa y Asia

Así es como Guatemala “convence” a Europa para vender más banano

 

 

0