Pescadores artesanales de Chiquimulilla le apuestan al ecoturismo ante dificultades para la pesca

La diminución en la pesca y la falta de mantenimiento en el canal de Chiquimulilla y de la boca barra de Las Lisas, en Santa Rosa, motivó a que pescadores artesanales del sector incursionen en el ecoturismo sostenible para mantener la economía del lugar.

Pescadores artesanales de Las Lisas incursionan ahora en el ecoturismo ofreciendo el avistamiento de la biodiversidad del sector. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes).
Pescadores artesanales de Las Lisas incursionan ahora en el ecoturismo ofreciendo el avistamiento de la biodiversidad del sector. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes).

Debido a que las condiciones para efectuar las labores de pesca artesanal cada vez son más difíciles, pobladores que se dedican esto en la aldea Las Lisas, en Chiquimulilla, Santa Rosa, han optado por aventurarse al ecoturismo sostenible, por lo que ofrecen viajes en lanchas a turistas para apreciar la biodiversidad del lugar.

Oscar Marroquín, pescador de Las Lisas, informó que la falta de mantenimiento en el canal de Chiquimulilla y en la boca barra hace difícil salir al mar a pescar.

“Hay compañeros que han sufrido accidentes y han perdido lanchas y equipo de pesca; además, de no volcar por el oleaje se corre el riesgo de encallar, ya muchas embarcaciones han corrido con esta suerte y hay naves cercanas a la barra que se hundieron”, explicó Marroquín.

Añadió que ante esta situación les surgió la idea de aprovechar la belleza natural del sector y ofrecerla a los turistas, tanto nacionales como extranjeros,

“Me aventuré a conformar mi empresa de turismo y se llama Serviturismo, y aprovechando el alcance de las redes sociales logramos ofrecer nuestros paquetes por internet”, dijo Marroquín.

No deje de leer: Turistas se asombran por jaguar que nadaba en el río Sarstún

Luis Cuellar, turoperador de Descubre Guatemala, explicó que durante varios años ha visitado Las Lisas y que el lugar es encantador para el ecoturismo sostenible.

“No es solo explotar la zona, involucramos incluso a turistas a que se unan con nosotros para realizar actividades encaminadas a proteger el lugar, se efectúan jornadas de limpieza y siembra de mangle”, comentó Cuellar.

Lugareños de Chiquimulilla, Santa Rosa, aprovechan la llegada de ballenas jorobadas para hacer ecoturismo sostenible. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes).

Biodiversidad

El lugar es rico en biodiversidad, se puede tener la experiencia de apreciar toda clase de aves, peces y tortugas marinas, pero lo que en definitiva ha hecho que Las Lisas sea un lugar turístico por excelencia es el avistamiento de ballenas jorobadas.

“Este tipo de negocio –los avistamientos- ha venido a darle un valor agregado a la experiencia que los lugareños han tenido como pescadores artesanales, y ahora cambiar la pesca por el ecoturismo considero hará un cambio en la economía de los pobladores que se ven afectados por la baja en la pesca”, aseguró Cuellar.

Para leer más: El llamado de emergencia que le salvó la vida a un perro atorado entre dos paredes

En tanto, Marroquín agregó que el turista puede pasar un tiempo espectacular al visitar Las Lisas, “aquí les ofrecemos a los visitantes la experiencia de hacer buceo, pesca  deportiva y el avistamiento de ballenas, todo en un entorno responsable donde no se expone la vida de las personas y se respeta el espacio de las especies”, aseguró Marroquín.

También hizo la cordial invitación a los turistas para que visiten Las Lisas, pues aparte de disfrutar de la belleza del sector contribuyen a la economía de los artesanos.

“Pueden contactarnos al teléfono 5698-3240, les ofrecemos una diversidad de diversiones”, informó.

Debido a la falta de dragado de la boca barra de Las Lisas ha habido embarcaciones que han encallado. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes).

Contenido relacionado

Trabajos en el Puente Barranca Honda en la RN14 terminarán antes de Semana Santa, según autoridades

Ruta Maya, una joya cultural que será impulsada para atraer al mundo

Guatemala está abierta al turismo y llama a los viajeros a seguir visitando el país

 

2

Carlisle Johnson Hace 1 mes

incluidos-perros callejeros aplastados, basura por todo lado?

Manuel Vargas Hace 1 mes

Podrían dividir el área de pesca entre N, donde N es igual al número de áreas distintas en que se realizaría la pesca durante el año. Así si se divide 365 /N, se obtiene el número de días en que se realizaría toda la pesca en un área en específico en ese periodo de tiempo. Así por ejemplo si N = 4, eso significaría que mientras se está pescando en una de esas áreas, las otras tres se estarían recuperando para realizar pesca en ellas cuando corresponda.