Radar de velocidad confirma imprudencia de conductores en la ruta Interamericana

Un medidor de velocidad instalado por personal de la Dirección General de Protección y Seguridad Vial (Provial) en distintos puntos de la ruta Interamericana confirma que los conductores de buses, tráileres y vehículos livianos no respetan los niveles de velocidad establecidos en esa carretera, donde han sido constantes los accidentes.

Cuando un vehículo supera los 90 kilómetros por hora, el tablero advierte al conductor que debe disminuir su velocidad.(Foto Prensa Libre: Juan Diego González)
Cuando un vehículo supera los 90 kilómetros por hora, el tablero advierte al conductor que debe disminuir su velocidad.(Foto Prensa Libre: Juan Diego González)

Mediante mediciones que se efectuaron en los kilómetros 142 y 161 de la ruta Interamericana occidente se constató que algunos camiones, buses y vehículos livianos superaron los 90 kilómetros por hora permitidos en esos tramos. Algunos autobuses marcaron 115 o 120 kilómetros por hora en el tablero del radar, el cual lanza un mensaje para disminuir la velocidad.

El radar que funciona mediante un sensor que capta la potencia del motor del vehículo, se colocó a manera que los automovilistas no lo observaran y no disminuyeran la velocidad ante la presencia del personal de Provial, con lo cual se constató que el abuso de velocidad continúa cuando no hay autoridades de Tránsito presentes en la carretera.

Jacob Caxaj, de la unidad de Investigación de Provial,  indicó que el medidor se colocó en varios tramos carreteros donde los conductores abusan de la velocidad, sin importar que existan pendientes y curvas peligrosas.

“Normalmente cuando observan el velocímetro disminuyen velocidad y de eso se trata, de que sepan que van a excesiva velocidad y la disminuyan. Hay tramos como el kilómetro 161 donde la velocidad permitida es de 90 kilómetros por hora para vehículos livianos, pero los cabezales deberían transitar a 70 por la carga que llevan y porque es una pendiente con curva”, precisó.

El radar cuenta con un sensor sensible al ruido del motor de los vehículos, de esta manera determina a cuántos kilómetros por hora se conducen.(Prensa Libre: Juan Diego González)

Caxaj dijo que desde el kilómetro 161 muchos cabezales y autobuses “toman aviada” y es por eso que al llegar al kilómetro 154 de Nahualá, Sololá, les resulta difícil detenerse ante una emergencia. En ese lugar fue donde el miércoles 27 de marzo, un camión arrolló y provocó la muerte de 19 personas cuando observaban un accidente en la carretera.

“Algunos camiones respetan las normas y vienen en el carril derecho compresionando el motor y a menos de 90 kilómetros por hora. Todo automovilista que circule en la carretera Interamericana a menos de 60 kilómetros por hora debe transitar por el carril derecho para evitar un accidente con el que viene atrás”, precisó Caxaj.

Agregó que durante estas fechas aumenta el número de personas que transitan por esa ruta, donde a ciertas horas en algunos tramos se forma una espesa capa de neblina, por lo que insta a disminuir la velocidad si transita en esas condiciones.

Consecuencias

Según el Departamento de Tránsito de la Policía Nacional Civil, del 1 de enero al 31 de marzo de este año, han ocurrido mil 719 accidentes viales que han dejado 494 muertos y dos mil 102 heridos. En el 2018 en las misma fecha se registraron mil 799 percances que causaron la muerte de 414 personas y dejaron dos mil 297 lesionados.

Aunque en algunos tramos de la ruta Interamericana el límite de velocidad es de 90 km por hora, personal de Provial recomienda que los camiones circulen a 70 km por hora. (Prensa Libre: Juan Diego González)

Ruta peligrosa

Según el informe de Provial, este año la carretera Interamericana es la vía donde más accidentes ocurren por el exceso de velocidad. El segundo factor que provoca los percances son las fallas mecánicas.

Durante una conferencia de prensa el 1 de abril pasado, el ministro de Comunicaciones, José Luis Benito, indicó que el piloto de 28 años presuntamente responsable de arrollar a más de 30 personas la noche del miércoles 27 de marzo, no habría encendido las luces del camión debido a la densa neblina del lugar.

“Este fue un tema que se conversó, fue un punto de Gabinete, en el caso de Nahualá tenemos neblina desde las 6 de la tarde, una neblina muy densa que impide completamente la visibilidad, y pues esta es una de las razones por la cual el transporte pesado que originó el accidente se conducía sin luces, entonces es algo complicado porque, aunque haya más iluminación y señalización pues esto no es visible con la neblina que hay”, refirió.

El funcionario indicó que este accidente también se desencadenó por las personas que se acercaron a ver el primer hecho de tránsito ocurrido en el lugar.

PNC detuvo a pilotos de buses escolares, mientras los alumnos observaban desde las unidades

“Allí pues vamos a hacer un trabajo en común esfuerzo con la Dirección General de Transportes, Provial, el Ministerio de Comunicaciones, la Policía Nacional Civil (PNC) y en fin pedirles mayor precaución a los guatemaltecos, también se habló en gabinete el inicio de una campaña para poder crear la conciencia de los guatemaltecos de manejar con prevención”, expuso Benito.

Agregó que varios de los accidentes de tránsito se deben a los nuevos tramos viales construidos, lo que provoca que abusen de la velocidad.

Algunos de los vecinos de Nahualá demandaron al gobierno central la colocación de reductores de velocidad en el área donde ocurrió el mortal accidente, aunque el jefe de la cartera de Comunicaciones descartó que se atienda a esa demanda debido a la Ley para la Circulación por Carreteras Libre de cualquier Tipo de Obstáculos, que en su artículo 2 prohíbe esa práctica.

En el kilómetro 161 de la ruta Interamericana algunos conductores superan los 90 kilómetros por hora a pesar de ser una pendiente y curva. (Prensa Libre: Juan Diego González)

 

Contenido relacionado:

Buses escolares circulan sin autorización, con fallas mecánicas y llantas lisas

Lea también: Las dudas que rodean a tres proyectos en la RN 14, adjudicados por excepción

Esto es lo que se pretende al aprobar la Ley general de infraestructura vial, a la cual se oponen los manifestantes.