Las imágenes que muestran cómo la violencia ha opacado al futbol de Guatemala como ocurrió en el juego Querétaro vs Atlas

Varias tragedias en el futbol guatemalteco han manchado el deporte y son similares a lo ocurrido en México durante el juego entre Querétaro y Atlas.

Publicado el
Entre 2000 y 2014 ocurrieron diversos incidentes violentos en las canchas del país. En la foto de archivo está tirado Enrique Godoy, exdirectivo de Comunicaciones, el día en que perdió un ojo tras impactarle una bala de goma. Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL.
Entre 2000 y 2014 ocurrieron diversos incidentes violentos en las canchas del país. En la foto de archivo está tirado Enrique Godoy, exdirectivo de Comunicaciones, el día en que perdió un ojo tras impactarle una bala de goma. Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL.

El futbol de Guatemala tocó fondo en abril de 2014. Gobernaba el país Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti. Era el ministro de Gobernación, Mauricio López Bonilla.

La muerte del aficionado de Comunicaciones, Kevin Díaz, a manos de aficionados de Municipal, cerca del estadio El Trébol, cuando se disponía para ir a presenciar el choque 278 de la historia, fue vapuleado y apuñalado. Murió en un hospital.

Esto hizo sonar las alarmas y recordar otros hechos violentos en otros estadios del país en donde no solo las aficiones, principalmente las barras bravas. Era una bomba de tiempo y la muerte de Díaz provocó que el gobierno de turno se involucrara en el tema y tomara acciones drásticas.

De hecho surgió la iniciativa de ley para la Prevención y Sanción de la Violencia en eventos, espacios y espectáculos deportivos y/o de recreación. El hecho violento en el estadio La Corregidora de Querétaro entre sus aficionados y los de Atlas, han hecho recordar cómo Guatemala llegó a prohibir el ingreso de afición rival a los recintos deportivos.

Años antes de este crimen había habido incidentes violentos en varios estadios del país no solo entre fanáticos, sino contra jugadores, cuartetas arbitrales, entrenadores y hasta periodistas.

La violencia, desde 2005 a la fecha, tanto en Liga Nacional como en las divisiones inferiores, ha provocado lo obvio: que la afición ya no vaya a los estadios en familia y que las autoridades deportivas determinaron que en los partidos no habría afición rival par evitar enfrentamientos

Lea también: Querétaro vs Atlas: qué se sabe de la empresa de seguridad y cuáles fueron los “errores” que habría cometido

Aún así, afuera de los estadios, han ocurrido enfrentamientos entre aficionados de equipos como Municipal, Comunicaciones, Guastatoya, Antigua GFC y Xelajú MC, por mencionar algunos casos.

Los incidentes violentos han ocurrido también en fases definitivas de la Primera División, como este caso, en un duelo entre Cobán Imperial y la Usac. Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL.

Estos son cinco casos que han ocurrido a lo largo de la historia y que marcaron el futbol guatemalteco antes de la muerte del aficionado del cuadro albo:

Estadio Doroteo Guamuch Flores, junio 2005

Durante el segundo partido correspondiente a la fase semifinal del torneo Clausura 2005, que disputaron Municipal y Comunicaciones en el estadio Doroteo Guamuch Flores (en aquella época Mateo Flores), y que se llevó a cabo el 19 de junio, un agente de la Policía Nacional Civil (PNC) disparó contra un grupo de seguidores cremas que se ubicaban en la general norte.

Un pelotón de agentes de la PNC ingresó a las gradas para advertir a los aficionados cremas que se abstuvieran de subirse a las mallas y provocar desórdenes, pero uno de ellos disparó su arma contra el directivo de Comunicaciones en aquellos años, Enrique Godoy, quien recibió el impacto en el ojo derecho, el que finalmente perdió.

Estadio Doroteo Guamuch Flores, septiembre 2005

Los exfutbolistas de Comunicaciones, el hondureño, Carlos Pavón y los guatemaltecos Ángel Sanabria y Andy Thompson, protagonizaron un episodio violento contra periodistas de distintos medios de comunicación que cubrían la final del torneo Apertura 2005.

Lea más: Los videos más impactantes de las brutales agresiones en el partido Querétaro vs Atlas

La prensa se convirtió en el blanco de los jugadores cremas, que después de la derrota en el clásico 224 mitigaron su impotencia golpeando a los periodistas.

Cuando debían quedarse conformes por haber luchado a lo largo de todo el partido, Pavón se lanzó sobre el recién fallecido fotoperiodista Salvador Revolorio y lo pateó en el suelo.

Jugadores de Comunicaciones agredieron a un grupo de periodistas deportivos durante una final entre Comunicaciones y Municipal. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Sanabria trató de agredir a camarógrafos de Guatevisión y Thompson golpeó a Sergio Hernández, de una radioemisora nacional, quien terminó en el hospital por la golpiza que le propinó el jugador albo.

Estadio Revolución, septiembre de 2009

Las agresiones a los árbitros ha sido una constante en los diversos recintos deportivos. Esta nota hace referencia a una que ocurrió en el estadio Revolución. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El sábado 26 de septiembre de 2009, el futbol guatemalteco vivió otro momento vergonzoso de aquellos años. Un grupo de aficionados de la Universidad de San Carlos, que estaba en Liga Nacional, agredió con brutalidad e impunidad a la cuarteta arbitral, encabezada por Rubén Castellanos.

Todo ocurrió cuando los jueces se dirigían a su camerino al haber concluido el juego entre la Usac y Heredia que terminó 1-1.

Jugadores universitarios, y el técnico mexicano Rafael Loredo, les interceptaron el paso y recriminaron airadamente por el desempeño. Esto propició que los seguidores, encapuchados, invadieran la cancha del estadio Revolución, y, con objetos contundentes, golpearan a los jueces. De milagro salieron vivos de esta. Además, nunca hubo seguridad para la cuarteta arbitral.  

En el estadio Mario Camposeco ocurrió un incidente violento de aficionados contra tres jugadores de Comunicaciones. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Estadio Mario Camposeco, junio de 2013

Eran los cuartos de final del torneo Clausura 2013. El escenario, el Mario Camposeco de Xela. Aquella vez se enfrentaron chivos y cremas a las 21 horas.

Le puede interesar: “Ya estaban inertes y los seguían golpeando”: el escalofriante relato de un hincha de Atlas que logró escapar de La Corregidora

El juego lo ganó el cuadro albo 2-1, con autogol de Milton Gary Leal, empate de Israel Silva y el 2-1 final de Paolo Suárez.

Los hechos violentos ocurrieron cuando terminó el juego y tres jugadores blancos, José Contreras, Dwight Pezzarossi y Brayan Ordóñez estaban en la cancha dando declaraciones a la prensa deportiva.

Durante años la discusión de la violencia en los estadios se centró en la falta de planes para contrarrestarla. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

En ese momento un grupo de fanáticos superchivos, quienes se cubrieron el rostro, se lanzaron sobre los jugadores y quisieron agredirlos.

Los tres quisieron salir de la cancha, pero no pudieron. Corrieron por todo el estadio mientras los fanáticos les lanzaban piedras y palos.

Los tres jugadores se defendieron como pudieron hasta que finalmente se pusieron a salvo en un área de los graderíos. La serie al final la ganó Comunicaciones con una victoria en la vuelta por 2-1.

Xelajú recibió una multa inicial de Q75 mil más cuatro partidos de suspensión para el Mario Camposeco. Luego, tras una apelación de la directiva altense, ésta se redujo a Q20 mil y dos partidos de suspensión para el recinto.

Ha habido intentos porque se permita el ingreso de afición rival en los estadios. Hasta ahora no ha sido admitida por las autoridades deportivas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Estadio El Trébol, abril 2014

El 27 de abril del 2014, Kevin Díaz caminaba hacia el estadio El Trébol en la zona 3 capitalina junto con su novia y su hermano menor, cuando un grupo de aficionados de Municipal le exigieron quitarse la camiseta de Comunicaciones. Pese a que lo hizo, fue atacado con piedras y palos.

En la 1a. calle y 3a. avenida de la zona 11, a inmediaciones de El Trébol, fue finalmente apuñalado y atendido por Bomberos Voluntarios, pero falleció.

Su caso fue llevado a la justicia. El Tribunal Cuarto condenó a 15 años de prisión a Francisco Antonio Pirir Cancinos, por la muerte Díaz.

La familia de Kevin Díaz ha vivido momentos difíciles desde su muerte violenta durante la previa de un clásico nacional. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Pirir Cancinos, seguidor del equipo rojo, fue enjuiciado por el delito de homicidio, luego de que el Ministerio Público (MP), demostrara que fue quien golpeó a puntapiés a Díaz hasta hacerlo caer, donde siguió golpeándolo junto a un grupo de por lo  menos 20 personas.

Al ser declarado culpable, Pirir Cancinos afirmó: “No valió la pena haber actuado como lo hice, yo me lo busqué. Hice lo que dijo Pirulo”.

Marlon Puente, alias Pirulo, fue señalado por un testigo de haber incitado a la violencia el día que se jugó el clásico de futbol, donde murió el aficionado. Fue apresado y juzgado por el delito de instigación para delinquir.

La jueza, Marta Sierra Stalin, lo condenó en septiembre de 2014, a 3 años de prisión conmutables, a razón de Q5 diarios.

 

Intentos porque haya afición rival

De 2016 a la fecha ha habido intentos porque se permita el ingreso de afición rival en los estadios. Hasta ahora ninguna autoridad deportiva ha aceptado tal cosa.

El presidente de la Fedefut, Gerardo Paiz, asegura que no lo harán por ahora “porque esto ha permitido de alguna forma que ya no haya violencia dentro de los estadios”.

De hecho, en recintos como El Pensativo de Antigua Guatemala, en 2016, ya con esta disposición vigente, la PNC arrestó a 67 aficionados afuera de este estadio luego de que se registraran disturbios por el resultado del partido entre Cremas y Antigua. También remitieron aquella vez a 10 menores de edad.

La información de la PNC, entre las personas detenidas por agresión a la autoridad y desorden al orden público hay hombres y mujeres. Los aficionados arremetieron tras el resultado desfavorable del partido, en el que ganó Antigua 1-0.

En septiembre de 2019 ocurrió otro incidente. Esta vez fue en el estadio David Cordón Hichos de Guastatoya, El Progreso.

Un grupo de aficionados de Municipal que viajó a aquel municipio provocó disturbios, después de la derrota de su equipo (2-1), en la jornada 10 del Apertura 2019.

Todo comenzó cuando aficionados escarlatas que estaban ubicados en el parque acuático, a un costado del estadio, le lanzaron piedras a la afición del combinado pechoamarillo.

Minutos después, el mismo grupo salió y se encontró con la porra ‘El Calvario’, de Guastatoya; se llevaron dos bombos y los quebraron.

Intervino la Policía Nacional Civil, pero en este momento los aficionados de ambos equipos ya estaban alterados.

Para el presidente de la Fedefut la disposición seguirá vigente porque les ha dado resultados. Lamentó lo que ocurrió en México durante el partido de Querétaro contra el Atlas en donde hubo una invasión de cancha, enfrentamientos entre barras bravas y que dejó a una decena de lesionados, entre ellos niños.

Además, se habla de personas muertas, sin embargo, hasta ahora las autoridades mexicanas no han confirmado este extremo. En redes sociales ha surgido la tendencia #SiHuboMuertos

Paiz aseguró que no se puede tolerar que pequeños grupos de fanáticos provoquen violencia dentro de lo estadios del país. “Esta disposición seguirá vigente. Creemos que ha funcionado y ojalá que algún día cambie el pensamiento de las personas para cambiarla”, dijo.