Cómo funciona el semáforo que avisa si un banco tiene problemas de liquidez en Guatemala

La Ley de Bancos cumple tres años en el Congreso de la República, y regulará temas como el rescate de un banco o el sobreendeudamiento de los tarjetahabientes. Su discusión aguarda tercera lectura y redacción final.

Publicado el
Las reformas a la Ley de Bancos cumplen tres años en el Congreso de la República, y regulará temas como el rescate de un banco o el sobreendeudamiento de los tarjetahabientes. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Las reformas a la Ley de Bancos cumplen tres años en el Congreso de la República, y regulará temas como el rescate de un banco o el sobreendeudamiento de los tarjetahabientes. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

A casi tres años de que se presentó la iniciativa 5157 de ley sobre reformas a la Ley de Bancos y Grupos Financieros, las autoridades de la Superintendencia de Bancos (SIB) instaron a la instancia de jefes de bloques del Congreso a avanzar en la discusión de la normativa.

De momento el sistema financiero nacional se encuentra líquido, estable y solvente y no hay riesgos, afirmaron las autoridades.

La iniciativa fue presentada el 13 de septiembre del 2016 y lleva tres años en discusión en el Legislativo.

Lea además: Presupuesto 2020: Por qué la ambiciosa proyección fiscal puede comprometer los gastos del nuevo gobierno

El superintendente Érick Armando Vargas Sierra, expuso que las reformas plantean estándares internacionales que se estarían aplicando en Guatemala por lo que hay que introducir cambios para mejorar la supervisión que se ejercen por parte de organismos internacionales.

Hasta el 31 de julio la cartera crediticia era de Q116 mil 702 millones y el sistema financiero se encuentra estable, sólido y solvente, según las autoridades. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Protección de usuarios de bancos

En el contenido de la iniciativa está la exigencia de más capital para cumplir con estándares relacionados a los requisitos mínimos de capital que deberán cumplir los bancos para su fortalecimiento.

También la prevención del sobreendeudamiento de las personas, sobre todo de los empleados públicos y proteger la economía familiar.

Pero lo más destacable de la iniciativa es la protección a los depositantes como “banco abierto”, así como la ampliación del Fondo de Protección al Ahorrante (Fopa).

Es decir, que le brinda la facultad al Banco de Guatemala (Banguat) para el rescate de bancos privados que registren insolvencia.

También se busca preservar la estabilidad financiera en protección al cuentahabiente.

“Venimos a pedir el apoyo para avanzar en la iniciativa de ley”, resaltó el funcionario.

El saldo de la cartera crediticia hasta el 31 de julio último es de Q116 mil 702 millones, según la SIB.

Mientras las reserva del Fopa es de Q5 mil 800 millones, detallan los registros de la banca central.

Rescate de bancos

Las principales dudas que mostraron los diputados durante la presentación, fue en la manera en cómo se aplicaría un “salvataje” a una institución bancaria y la protección al ahorrante.

Al respecto, el superintendente mencionó que los bancos no entran de la noche a la mañana en iliquidez o en problemas de solvencia o deficiencias de capital y que todo esto surge en el tiempo.

“Como supervisores, tenemos una especie de semáforo que nos va indicando de acuerdo con las cifras, cuál (banco) está teniendo algún problema, se brindan las audiencias y se respeta el debido proceso de los bancos”, indicó.

Recordó que cuentan con las copias de las actas de los consejos de administración de los bancos, para conocer cualquier medida de su patrimonio, al igual del papel que desempeñan los directores que pueden ser sancionados y retirados de la administración y la SIB toma el control.

En el campo de acción, el superintendente, reconoció que en este momento el sistema financiero no está preparado para poder absorber un banco sistémico, que al entrar en problemas puede tener repercusiones en otras instituciones y la economía local e incluso a países vecinos donde cuenta con servicios de financiamiento.

“Buscamos con la ley preparar al sistema financiero guatemalteco que a la hora que un banco sistémico pudiera tener problemas, no lo podrá absorber otra institución” señaló.

Añadió que, en este caso, es el Banguat el que interviene, toma las acciones de la institución, destituye a los administradores que fueron los culpables de incurrir en la insolvencia, inyectan capital para que la institución pueda con una nueva administración salir a flote, seguir operando y luego vender las acciones”, expuso a los jefes de bloque Vargas Sierra.

La venta de las acciones permitirá al Banguat recuperar los recursos que desembolso.

Diputados reaccionan a iniciativa

El diputado Raúl Romero reconoció que la estabilidad financiera es importante para la economía, que el objetivo principal es la protección al ahorrante y se debe enviar la certeza de que el patrimonio no estará en riesgo para los usuarios.

“Se debe generar confianza al sistema financiero para fortalecerlo para contribuir a la estabilidad”, subrayó.

La diputada Nineth Montenegro dijo que se deben mantener y garantizar las medidas de ahorro.

El legislador Juan Manuel Díaz Durán explicó que la iniciativa también se discutió con la Asociación Bancaria de Guatemala.

Mientras que el diputado Rudy Castañeda, destacó que el proyecto tiene aspecto importante es que le permite al Banguat exigir los aumentos de capital que puede tener problemas, fortalecer el control del riesgo crediticio, solvencia y calidad de los activos.

“De acuerdo con Basilea se está preparando el mercado financiero para futuras crisis y sobre todo al ahorrante. El balance del sistema esta sano en este momento”, puntualizó.

Lea también: El famoso “tiburón” Kevin O´Leary recomienda no “cazar” solo, si no en manada

En la instancia se acordó que el próximo lunes se propondrá en la instancia de jefes de bloque.

El caso de un banco hondureño

Byron Méndez, intendente de Estudios y Normativas de la SIB, expuso el caso de una institución bancaria en Honduras que salió en el listado de la Oficina de Control de Activos en el Extranjero (Ofac, en inglés), que antes que apareciera en ese listado era líquido y solvente.

Al haber salido en la lista, el riesgo reputacional se vino al suelo, tuvo que intervenirse y antes de ese evento la institución estaba bien y declaró que se busca prevenir con esta iniciativa.

“Queremos estar preparados con estos instrumentos que pueden apoyar para salvar al más importante que el depositante y el ahorrante”, afirmó.

Contenido relacionado

> Sistema de garantía para cuentahabientes acumula Q5 mil 800 millones

> Trata de personas, el nuevo delito financiero que perseguirán las autoridades bancarias

> Peso de la construcción se refleja en la economía: el PIB creció 3% en el primer trimestre