Cómo recuperar del contrabando hasta Q8 mil millones (y cuáles son las acciones urgentes)

Un combate frontal al contrabando y la defraudación aduanera para recuperar los recursos que se dejan de percibir al fisco, podrían tener un impacto positivo en la financiación del proyecto del presupuesto 2020.

Un programa para el combate a la defraudación aduanera y el contrabando se puede recuperar entre Q7 mil a Q8 mil millones en un año, con implementar acciones administrativas y operativas por parte de las autoridades para contrarrestar este flagelo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Un programa para el combate a la defraudación aduanera y el contrabando se puede recuperar entre Q7 mil a Q8 mil millones en un año, con implementar acciones administrativas y operativas por parte de las autoridades para contrarrestar este flagelo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Existe un monto proyectado que se puede recuperar entre Q7 mil a Q8 mil millones, con implementar acciones administrativas y operativas por parte de las autoridades para contrarrestar este flagelo, manifestaron representantes de sectores productivos como analistas consultados.

Las acciones deben de estar dirigidas en ejercer un mayor control el servicio aduanero, donde operan las estructuras criminales, así como en la economía informal donde se comercializan esos bienes.

Lea además: Migrantes envían en un mes el presupuesto del Ministerio de Salud de todo un año

La cantidad estimada a recuperar representa la mitad de lo que se cree que se deja de percibir, que según un estudio de la Asociación de Investigación de Estudios Sociales (Asíes), del 2017, el monto del contrabando y la evasión aduanera es de unos Q17 mil 275 millones.

Frentes de combate

Mientras, la estimación de la Productividad, Eficiencia e Incumplimiento del impuesto al valor agregado (IVA) en el 2018, fue del 37.9%, que representó unos Q16 mil 566.8 millones.

En el IVA se incluye tanto el doméstico (que se capta por medio del consumo en la economía) como el de importación (que es el que se paga por la internación de las mercancías.

Pero, los consultados, aseguran que no solo en el IVA existe el impago, sino también el impuesto sobre la renta (ISR) y que la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) presentará el informe de incumplimiento a finales de año; es decir se determinará la cantidad que es el potencial para cobrar, pero no se recauda.

En el proyecto del presupuesto para el siguiente año que presentó el Ministerio de Finanzas, la semana pasada, el monto de ingresos fiscales será de Q67 mil millones y se contratará una deuda bonificable por Q17 mil 238 millones, que es mayor en Q3 mil 031 millones a la del 2018.

Mientras que por la vía de préstamos el monto alcanzará los Q2 mil 586 millones.

Desde el sector privado se demanda implementar acciones concretas para reducir el contrabando y la defraudación aduanera para elevar la recaudación tributaria. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Acciones puntuales

Desde el sector privado se demanda implementar acciones concretas para reducir el contrabando y la defraudación aduanera para elevar la recaudación tributaria.

Con un nuevo gobierno y dadas las circunstancias que el proyecto del presupuesto se presenta desfinanciado, se tendrá que hacer la lucha frontal, explicaron.

Eduardo Girón, presidente de la Cámara de Industria de Guatemala (CIG) citó como ejemplo que en las próximas semanas se implementará un puesto de control interinstitucional en el municipio de Pajapita, San Marcos, para el control del contrabando y el ingreso de mercancías ilícitas.

El objetivo, explicó es que se verificará las mercancías que ingresan con puestos estratégicos y en este caso a 35 kilómetros de la frontera con México.

“En ese puesto y en comparación con la embajada americana se crearán los puestos de control y los escaneos de los vehículos que transporten bienes”, indicó el presidente de la CIG.

Agregó que hay otras acciones que se llevarán a cabo, pero es insuficiente para poder recuperar la brecha en los ingresos planteados en el presupuesto.

Para Enrique Lacs Palomo, director ejecutivo de la Cámara Guatemalteca de Alimentos y Bebidas (CGAB), una de las acciones más profundas es  incrementar las asignaciones presupuestarias para las instituciones que combaten estos ilícitos y parecería (según él) que en el próximo año no se contarán con los recursos suficientes para atender las investigaciones con los mínimos.

En ese orden, dijo que se deben fortalecer las instituciones con mayores presupuestos para la Fiscalía contra el Contrabando, la División de Puertos, Aeropuertos y Puestos Fronterizos (Dipafront) de la Policía Nacional Civil, o la unidad de inteligencia de la SAT, así como los juzgados especializados en Materia Tributaria del Organismo Judicial.

“Hay que invertir un poco en estas instituciones y como Estado, para poder recuperar unos Q8 mil millones ante la falta de recursos”, dijo Lacs Palomo.

Girón añadió que también se debe trabajar en la economía informal y formalizar a los comercios.

Ambos consultados aseguraron que solo la SAT no cuenta con la capacidad para hacer frente a estos ilícitos y se necesita una coordinación institucional.

Los acercamientos para trabajar en estos temas el próximo año, se han desarrollado con el vicepresidente electo, Guillermo Castillo Reyes, quien conoce sobre la realidad del sector privado y la necesidad de atenderlo, aseguraron.

Representantes del sector privado opinaron que se deben fortalecer las instituciones con mayores presupuestos para la Fiscalía contra el Contrabando, Dipafront, o la unidad de inteligencia de la SAT, así como los juzgados especializados en Materia Tributaria del Organismo Judicial para erradicar el contrabando y la defraudación aduanera. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Márgenes de recuperación

El consultor fiscal Juan Carlos Paredes y Érick Coyoy, analista de Asíes, coincidieron en que existen márgenes de incrementar la cobranza con los controles en las aduanas para reducir la brecha fiscal.

Aunque en el presupuesto se presentan las mismas variables de ingresos y gastos, existen posibilidades de incrementar la recaudación y no continuar con el endeudamiento.

“Se pueden mejorar los ingresos al combatir la defraudación aduanera y el contrabando, pero es algo que la SAT no lo logra superar, porque implica tener mayores controles, bajo un régimen sistematizado en las aduanas, que en la actualidad no existe”, argumentó Paredes.

Con tan solo recuperar de ingresos unos Q8 mil millones, podría cerrar la brecha y tendría un impacto positivo en los egresos del 40%.

Coyoy comentó que en este año el IVA importación es el que muestra una caída y en teoría hay margen de recuperar por la vía de los controles en las aduanas para contrarrestar el contrabando y la defraudación.

“Es un área donde hay margen de incrementar la recaudación y dependerá de los programas que se implemente. Uno de los problemas es que se cuentan con los planes, pero no se ponen en marcha pronto y es”, enfatizó.

Ambos analistas expusieron que la misma situación se presenta en el ISR y son impuestos que se están perdiendo en la cobranza, así como en su dinamismo.

Casi el 70% de los ingresos del presupuesto provienen del IVA y el ISR y esos rubros cada vez crecen menos cada año es decir a ritmos menores y se traen los ingresos totales.

Para este ejercicio se proyecta que el cierre de la carga tributaria será del 9.75%, que es la relación de ingresos fiscales con respecto al PIB.

Los dos impuestos dependen de la actividad económica del país, pero están creciendo menos.

Además del IVA también se debe de controlar el ISR donde hay un buen porcentaje que no se capta. Ambos impuestos representan el 70% de los ingresos del presupuesto y se deben llevar acciones en la economía informal, según los consultados. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Planes a corto plazo

Victor Manuel Martínez, ministro de Finanzas y presidente del Directorio de la SAT, afirmó que se están implementando varias acciones para recuperar los ingresos tanto en el IVA como en el ISR, con apoyo internacional.

Enumeró que existe el plan Modernización Integral Aduanera (MID) que cuenta con un presupuesto de Q498 millones y se trabajará en alianza con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), una agencia de los Estados Unidos y la CIG.

  1. El programa cuenta con cuatro puntos de acción.
  2. El primero consiste en puntos de control institucional que tendrá una inversión de Q72 millones.
  3. Centros de comando con Q24 millones.
  4. Fortalecimiento de la aduana central con Q76 millones.
  5. En modernización, fortalecimiento e instalaciones aduaneras, Q325 millones.

Además, existe la contratación de un préstamo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para el fortalecimiento de la estructura aduanera, que tendrá acciones bilaterales con México y El Salvador y se firmará un acuerdo conjunto.

Le puede interesar: ¿Son las pasantías laborales una oportunidad para bajar el desempleo en Guatemala?

También con Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU., (CBP) para un convenio de intercambio de información aduanera sobre las mercancías.

“Los análisis que hay es que la SAT puede tener un desempeño óptimo en el 12% de la recaudación y en la actualidad está en el 9.9% que es una combinación entre impuestos domésticos y comercio exterior”, subrayó.

Contenido relacionado

> Presupuesto 2020: Por qué la ambiciosa proyección fiscal puede comprometer los gastos del nuevo gobierno

> Presupuesto 2020: Cuál es monto asignado para cada cartera de gobierno

> ¿Qué hace la unidad de la SAT que tendrá acceso a las cuentas bancarias?