Estas 3 generadoras de energía siguen sin operar por los daños que dejó la tormenta Eta

De las 12 hidroeléctricas que salieron de servicio por efectos de la tormenta Eta, que se registró en el país en la primera semana de noviembre del 2020, tres aún sin poder operar, según los reportes del AMM.

Las inundaciones y aumento de los caudales de los ríos en el área norte del país  por las tormentas impactaron en varias hidroeléctricas. Foto con fines ilustrativos. (Foto, Prensa Libre: Cortesía).
Las inundaciones y aumento de los caudales de los ríos en el área norte del país por las tormentas impactaron en varias hidroeléctricas. Foto con fines ilustrativos. (Foto, Prensa Libre: Cortesía).

Se trata de hidroeléctrica Palo Viejo, Xacbal Delta y  Oxec I, que representan alrededor de 165.8 megavatios (MW). Están indisponibles desde el 5 de noviembre pasado, informó Edgar Navarro, presidente del Administrador del Mercado Mayorista (AMM).

Oxec I con capacidad de generar 23.5 MW se reportó socavamiento en el área de la subestación elevadora (que cambia el voltaje para que ingrese a las redes de transmisión del sistema de electricidad).

Ana Valeria Prado, directora de Sostenibilidad de Oxec, S. A., indicó que a consecuencia de las inundaciones ocasionadas por la tormenta, se registraron varios daños en obra civil, así como en la planta.

Por ello, se vieron en la necesidad de salir de operación el 5 de noviembre, además de que tuvieron inconvenientes en la subestación eléctrica, en cuya reparación aún se sigue trabajando.  “Estimamos regresar a operación la primera semana de marzo de este año.

En cuanto al tema de costos, aún no tenemos un cálculo final, sin embargo, tuvimos que incurrir en gastos derivados de daños en obra civil, así como costo por el lucro cesante (que se dejó de producir de energía)”, expuso.

Respecto a la hidroeléctrica Palo Viejo, José Sánchez, Gerente de País de Enel Green Power Guatemala, explicó que los daños principales fueron en las estructuras de conducción de agua, azolvamiento de las presas, daños en los caminos de acceso a todas nuestras instalaciones y daños a la línea de trasmisión de servicios a las presas.

La planta tiene capacidad de generar 85.62 MW,

Se estima de forma preliminar que se entrará a generar de manera parcial con una unidad y el aporte de solo las presas Desengaño y Regadíos para el 30 de enero, que representa el 26% de la capacidad. El 28 de febrero se agregaría el aporte de la presa Chipal, sumando 11% a la capacidad y para el 10 de abril se completaría con presa Cotzal, para llegar al 100% de capacidad.

Esta compañía tampoco brindó monto de los daños o de la inversión necesaria para atenderlo.

Hidro Xacbal Delta no respondió a la solicitud de información, pero las autoridades del sector informaron que hubo sedimento en el embalse y presa, según el reporte de la compañía.

Agregó que la planta Río Bobos (10.3 MW) quedó disponible el 15 de diciembre pasado, indico Navarro.

  • En el reporte de Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia (Segeplan), acerca de daños, pérdidas y costos adicionales causados por las depresiones tropicales Eta e Iota en el país en el tema de energía ascendieron a Q11.9 millones.

El ministro de Energía y Minas, Alberto Pimentel, dijo que esa fue una estimación, pero el monto pudo ser mayor, aunque expuso que las empresas privadas no les brindan ese detalle.

En el caso del Instituto Nacional de Electrificación (Inde) reportó al MEM costos por reparaciones por QQ3 millones 080 mil.

Detalló que el costo por Eta de Q2 millones 037 mil por daños a la línea San Julián Tactic 2, y Visión del Águila Chisec. En esta última se debieron elevar temporalmente los conductores de la línea para restablecer el servicio de las subestaciones y se trabajó en desviar la línea a la carretera, se encuentra aún en proceso de reparación definitiva.

Por Iota, los costos fueron Q1 millón 044 mil, por daños a la línea la Ruidosa-Río Bobos.

El Inde también informó que daños en otras líneas fueron atendidos.

En el caso de la distribución EEGSA informó que no su infraestructura no sufrió daños, mientras que Energuate se tuvieron incidentes por derrumbes. Además, debido a la falla en la línea del Inde Visión del Águila – Chisec, 21 mil 340 clientes quedaron sin servicio el 6 de noviembre ya que quedaron sin energía las subestaciones Playa Grande y Chisec.

Con varias acciones se logró realimentar solo la de Chisec, pero la de Playa Grande se mantuvo sin energía por lo que 11 mil 094 clientes del total mencionado fueron afectados y se restableció el servicio el 11 de noviembre.

También reportaron daños las empresas eléctricas municipales de Gualán, de Zacapa, de Guastatoya y de Puerto Barrios.