Estos son los 6 riesgos fiscales que pesan sobre el presupuesto para el 2020

Las tensiones comerciales entre varios países, la política migratoria, posible desaceleración de las remesas, la necesidad de logras aumentar los ingresos tributarios y la no aprobación del presupuesto del Estado para el 2020 son algunos de los riesgos fiscales que enfrenta el país según informó el Ministerio de Finanzas (Minfin).

Tensiones comerciales, posible recesión económica  en otros países podrían ser riesgos para Guatemala según el Minfin. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Tensiones comerciales, posible recesión económica en otros países podrían ser riesgos para Guatemala según el Minfin. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Para enfrentar estas 6 temáticas de riesgo se está impulsando una política fiscal expansiva además se está previendo la parte de emergencia, cubrir la parte del gasto público y activar la economía por medio de inversión público privada dijo el Ministro de Finanzas Víctor Martínez.

Presupuesto

El funcionario explicó que si no se logra aprobar el presupuesto de Ingresos y Egresos del Estado para el 2020 se tendría un efecto de un menor ritmo de crecimiento económico el próximo año. Según el Banco de Guatemala (Banguat) se estima un crecimiento del Producto Interno Bruto de 3.7%, pero si no se logra la aprobación del presupuesto se prevé que quedaría en 3.1%.

El monto del plan de gasto 2020 es de Q91 mil 808 millones y las instituciones están en el proceso de realizar ajustes para priorizar sus gastos con ese techo.

El plazo para entregar a propuesta al Congreso vende el 2 de septiembre próximo y ser aprobado a más tardar el 30 de noviembre.

Entre otros impactos, el director de análisis fiscal del Minfin Juan Sebastián Blas mencionó que la no aprobación implicaría inconvenientes para la ejecución porque al tener menor espacio presupuestario requeriría que se priorizaran algunos gastos y posible reducción de cobertura de servicios públicos y de la inversión en infraestructura.

“Tendría un efecto nocivo sobre la percepción de las empresas calificadoras de riesgo soberano y de los organismos internacionales que evalúan al país” agregó Blas.

Tensiones comerciales

Entre las tensiones comerciales internacionales están las que se refieren a los casos iniciados por Estados Unidos contra sus principales proveedores afectará el comercio mundial y podría tener impacto en el comercio exterior del país expuso Blas.


“La parte de desaceleración económica a nivel mundial y que tiene un reflejo por las tensiones geopolíticas que son externas, le puede generar al país un nivel de riesgos fiscales” agregó Martínez. Entre estos hay varios focos que podrían afectar a Guatemala como la tensión comercial entre Estados Unidos y China, el retiro de Inglaterra de la Unión Europea (conocido como Brexit),el impacto de decisiones internacionales respecto del petróleo mencionó al funcionario.

Sin embargo, mencionó que la desaceleración de la economía de otros países no precisamente se debe reflejar en recesión en Guatemala ya que el país tiene capacidad resiliente para enfrentar los desafíos institucionales y tiene el desarrollo económico que permita respaldar al país. “No vemos que los indicadores a nivel local tengan seña de tener una disminución de la dinámica económica para el 2019 y se prevé que finalice el año con 3.5% de crecimiento y en el 2020 proyectado a 3.7%” explicó Martínez.

En los aspectos comerciales podrían afectar las fluctuaciones en los precios de los principales productos de exportación.

En el primer semestre del 2019 el ingreso de divisas por las exportaciones llegó a US$5 mil 666 millones, que significó una leve caída de 0.3%, según datos del Banguat. Aunque hubo una leve recuperación en café y azúcar.

El Minfin explicó los riesgos del sector externo. (Foto, Prensa Libre: Minfin).

Política migratoria y desaceleración por remesas

La política migratoria y desaceleración podrían tener un efecto sobre remesas y el consumo privado, se agregó.

Las remesas familiares podrían reducirse en el corto o mediano plazos derivado de políticas migratorias añadió Blas al mencionar los diferentes riesgos que se visualizan para Guatemala en el 2020, este comportamiento podría incidir en el consumo de estas economías al mencionar que otros países de Centroamérica enfrentan similar situación.

Sin embargo, el Ministro de Finanzas explicó que esa condición no se está reflejando en este momento en el país ya que el ritmo de envío de remesas de guatemaltecos desde Estados Unidos ha crecido. En julio creció 12.5% cuando en otros meses el crecimiento promedio era de 8%, comentó.

El Gobierno firmó con Estados Unidos un convenio para declarar al país como un tercer país seguro para recibir migrantes. El presidente de dicha nación Donald Trump indicó que si dicho acuerdo no se firmaba se establecerían aranceles para productos guatemaltecos y cobros para el envío de remesas.

También se explicaron los riesgos para Centroamérica. (Foto, Prensa Libre: Minfin).

Hasta el 31 de julio pasado el ingreso acumulado es de US$5 mil 874 millones, según datos del Banguat.

Blas agregó que el principal desafío a mediano plazo para Guatemala continúa siendo el desarrollo económico y la reducción de la pobreza como las prioridades de la política pública.

Riesgos ambientales

Los riesgos ambientales es otro de los rubros que se analizan y para los cuales se impulsan mecanismos para prevenirlos o mitigar su impacto.

El 40% de los riesgos que han tenido impacto en el país han sido por exceso de lluvias, sin embargo.

Sin embargo, también se han identificado otros riesgos como las sequías y los incendios forestales mencionó el Minfin. Del 2001 al 2017 se registra un mayor número de incendios y una superficie afectada acumulada de 257 mil hectáreas. Ha cambiado el comportamiento climático porque cada vez más hay canículas más prolongadas, agregaron.

Martínez dijo que para el año 2100 se prevé que ya no exista el período de invierno que empieza en mayo sino que se trasladaría para agosto.

Estos impactos profundizan las pérdidas de cultivos, afectan el agro y crece el riesgo para la seguridad alimentaria.

Entre las acciones que se están implementando son la creación del Fondo de Atención por Desastres para el cual se propone dejar en Q669.55 millones compuesto por Q519 millones de disponibilidad en la caja y Q150 millones de previsión más en el presupuesto del 2020.

Además, ya se efectuó la contratación del seguro paramétrico para cubrir ciertas pérdidas por catástrofes generadas por exceso de lluvias por Q35 millones.

Además, se ha avanzado en los trámites para la aprobación del préstamo contingente por US$200 millones para enfrentar catástrofes. La opción establecida es de desembolso diferido ante catástrofes y solo se utilizará cuando se declare un estado de calamidad.

Se agotan las reservas de petróleo

El Código de Transparencia Fiscal del Fondo Monetario Internacional, incluye dentro del análisis de riesgos fiscales específicos, los “Riesgos de Recursos Naturales” que considera la dependencia de los ingresos provenientes de los recursos naturales agotables.

En este caso se menciona que la producción petrolera del país bajó de alrededor de 26 mil barriles diarios a 9 mil 200.

Al ritmo actual, los principales campos que se han logrado explorar se agotarán en 10 años explicó el Minfin.

Por ejemplo, el campo Xan (Contrato 2-85) aporta el 85% de la explotación del país, pero al ritmo que va se la reserva se estaría agotando en 10.14 años, se añadió.

Del 2010 al 2018 por impuesto sobre la renta (ISR) el Estado recibió Q699.7 millones más regalías.

La producción minera ha disminuido por el cierre programado de la Mina Marlin, además de la suspensión de la Mina El Escobal (Minera San Rafael) y en el caso de Fénix (CGN) por la baja en los precios internacionales. (Además la operación de Fénix fue suspendida en julio del 2019 por resolución de la CC).

Del 2010 al 2018 por impuesto sobre la renta (ISR) el Estado recibió Q699.7 millones más regalías.

En ese mismo plazo las mineras pagaron de Q2 mil 373 millones en ISR y otros dos impuestos además de regalías.

Ingresos tributarios, desempeño de la SAT

El fortalecimiento de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) debe tener mejor desempeño para atender la recaudación y mejorar la carga tributaria dijo el Ministro.

Según el Minfin Guatemala tiene el nivel más bajo en la relación de la deuda con el PIB en la región ya que se prevé que en el 2020 esté en 26.1% y en el 2024 llegue a 25.8%.

Mencionan que se tiene un nivel razonable en relación con los ingresos fiscales. Se informó que ese indicador está en 248.6% y se prevé llegue baje a 235.8% en el 2024. Sin embargo, analistas han mencionado constantemente que llegar a un 250% es un límite y se entra a una alerta de riesgo.

Al respecto el ministro dijo que no lo cataloga como riesgo, sino que se debe ver la oportunidad de fortalecer la SAT.

Guatemala ha mantenido un déficit fiscal de 2.1% el cual es considerado prudente. Sin embargo, es necesario aumentar los ingresos.

Los riesgos que enfrentan los ingresos fiscales son:

  • La fluctuación en las exportaciones
  • Fluctuación en los precios del petróleo
  • Variación del tipo de cambio
  • Los adeudos tributarios
  • La desaceleración económica y
  • La reducción del efecto administrativo de SAT

A julio del 2019 se registra un déficit fiscal de Q1 mil 627.2 millones ya que se reportaron ingresos por recaudación acumulada en el año de Q36 mil 778 millones, pero la meta era Q38 mil 405 millones.

El Ministerio de Finanzas detalló son necesarias medidas de política fiscal para atenuar los posibles impactos exteriores como:

  • Mejora de la recaudación tributaria que permita ampliar la base tributaria, modificar o modernizar algunas tarifas impositivas. Principalmente con impuestos específicos según Blas, aunque el Ministro dijo que no tienen prevista dejar ninguna propuesta presentada de reformas impositivas.
  • Mejorar la fiscalización y los controles aduaneros para la reducción de la evasión y el contrabando por parte de la SAT.
  • Es necesario ampliar los mecanismos de cooperación internacional, evaluar los espacios para el uso de crédito público para ejecutarlo de acuerdo con los indicadores de deuda y sostenibilidad.
  • Fortalecer la provisión de bienes públicos con un alto rendimiento económico y social por ejemplo la infraestructura, protección social, salud y educación.
  • Aumentar la inversión mediante asociaciones público-privadas, entre otros aspectos para mejorar la posición económica y fiscal del país en un horizonte de mediano plazo, detallaron en la presentación.

Por aparte, Martínez mencionó que se firmó un convenio para ejecutar junto a la Organización de Naciones Unidas (ONU) Q400 millones para el fortalecimiento de las capacidades de la SAT. El monto lo proveerá el Gobierno con “los impuestos de todos los guatemaltecos”, agregó.

El miércoles 21 de agosto el Minfin realizó el taller de consideraciones de riesgos fiscales en Guatemala y normas presupuestarias para la protección financiera ante riesgos de desastres como parte del programa de Presupuesto Abierto.

Contenido relacionado

> Trump “asusta” a migrantes y envío de remesas se dispara en julio

> Alerta de recesión: “El consumidor ya no puede comprar a la misma velocidad de antes”

> Por qué el presupuesto para el 2020 podría ser más moderado que en otros años