Alerta de recesión: “El consumidor ya no puede comprar a la misma velocidad de antes”

Los embates del estancamiento del comercio impactarán en Guatemala, como lo advirtió la Organización Mundial del Comercio (OMC) esta semana en su informe trimestral, por lo que, los agentes económicos deben considerar en serio estas alertas.

La alerta de la OMC sobre el estancamiento del comercio mundial significa que habrá menor demanda de bienes y servicios a escala global, según el experto Enrique Lacs Palomo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
La alerta de la OMC sobre el estancamiento del comercio mundial significa que habrá menor demanda de bienes y servicios a escala global, según el experto Enrique Lacs Palomo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Enrique Lacs Palomo, experto y académico en el área de comercio internacional, dijo que habrá menor demanda de bienes y servicios a escala global atribuida a diferentes factores, pero podría atenderse con las medidas que están adoptando las autor

Para el caso de Guatemala, las compañías tanto importadoras como exportadoras deben innovar para evitar golpes ante la inminente desaceleración del intercambio global y deberán ser más competitivas.

En el primer semestre del año, las exportaciones del país se mantienen en terreno negativo y las importaciones con un leve crecimiento, según la balanza de pagos.

Lea además: Empresa cierra por extorsiones en Champerico

Esta es parte de la conversación con Lacs Palomo.

¿Qué relevancia tiene este informe de OMC?

Permite conocer trimestralmente el desarrollo del comercio global con cinco indicadores y desde finales del 2017 hasta ahora, han estado muy deprimidos.

Incluso en el primer trimestre del 2019, se informó que el comercio se mantendría con esa tendencia.

¿Cómo se interpreta entre líneas?

En pocas palabras que el comercio entre los países del mundo no está creciendo al ritmo que necesita para aportar al desarrollo económico de los países.

Lo que estamos observando es que los agentes económicos y las empresas que exportan e importan (comercio exterior) que mide la OMC, están haciendo menos negocios y menos ventas de las que se hacían hace uno o dos años.

La alerta que se emite es que, para este trimestre, se cayó más que el trimestre anterior, por lo que el intercambio se ha reducido.

Eso significa que hay menos competitividad y una depresión de consumo que está obligando que no haya más ventas mundiales y ese elemento resalta la OMC.


Ante el posible estancamiento del comercio global las compañías tienen que innovar en por lo menos tres áreas, que son innovación en tecnología financiera, para poder tener rendimientos (rentas) buenos, innovación en producto y en procesos de producción, sugiere el experto Enrique Lacs Palomo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Para las empresas locales, ¿cómo hay que recibir esta alerta?

Primero aprovechando la entrada de un nuevo gobierno para el siguiente año, se tiene que hacer algo para la reactivación económica y la mejora de la competitividad para los sectores que exportan y que pudieran atender el mercado exterior.

El mensaje es que hay elementos que están diciendo que el comercio retroceda a escala mundial, es decir, que se está exportando e importando menos.

Ante esta alerta, ¿qué sugiere que deben hacer los empresarios en Guatemala?

Tienen que innovar y los esfuerzos de innovación van en por lo menos tres áreas, que son innovación en tecnología financiera, para poder tener rendimientos (rentas) buenos, innovación en producto y en procesos de producción

Esos tres aspectos se deben combinar porque de lo contrario, no van a hacer crecer el suministro de intercambio comercial.

Mientras los que no han explorado nuevos mercados, les será muy difícil y los que ya exploran y comercializan verán contraído la plaza.

Reitero que, con esos tres elementos, se pueden competir y ofrecerles a los consumidores mundiales los productos y servicios que realmente necesitan las personas que ya no están consumiendo al mismo ritmo que se esperaba.

¿Por qué hay que tomar en serio esta alarma mundial?

La economía del país –y se ha dicho por décadas– tiene que cambiar y sustituir el modelo exportador, que está dominada por materias primas (commodities) y se necesitan hacer políticas públicas para sectores productivos que tienen valor agregado.

El modelo de desarrollo es a través de la innovación y las compañías tienen que conjugarse en los tres elementos que citaba.

Por supuesto, que todo esto requiere la adopción de tecnologías, nuevos procesos y nuevas maneras de forma de trabajo para poder competir con costos y servicios con los clientes en el extranjero.

¿Para qué sectores?

Todas las actividades productivas y es el momento de abrir la puerta a lo que se puede desarrollar con tecnología, tipo software, ensambles para diferentes sectores, alimentos y bebidas, productos e insumos para la industria u otros bienes que pueden servir; pero que cuenten con valor agregado, para fomentar y llevarlo al mercado internacional.

Si no se llevan a cabo estos movimientos, vamos a seguir observando los embates y huracanes de los precios, así como los problemas que vienen en el mercado internacional de las materias primas.

Ahora, que se perfila una recesión a escala internacional y una desaceleración, el comercio global está paralizado.

Al revisar las informaciones de algunos países de Europa, sobre todo de Alemania, la industria está estancada y no está operando al cien por cien y no hay exportaciones.

La guerra comercial del presidente Trump con la República Popular de China, hasta la parte que el consumidor, que no está en capacidad de renovar sus inventarios o comprar en la velocidad que estaba hace algunos años en el comercio mundial, son algunas causas que explican el estancamiento, dice el experto y académico Enrique Lacs Palomo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

A su entender, ¿qué factores están influyendo?

Hay múltiples como la guerra comercial del presidente Trump con la República Popular de China, hasta la parte que el consumidor, que no está en capacidad de renovar sus inventarios o comprar en la velocidad que estaba hace algunos años en el comercio mundial.

Entonces por ahí va la alerta, que es interesante y los seguimientos que hemos estado dando hay algunos indicadores que muestran una caída y ahora nos toca dar una segunda alerta.

¿Estamos entrando a un ciclo económico de recesión?

Las señas ya se están dando, por ejemplo, las tasas de interés de la FED, las bolsas de valores de EE. UU., Asia, México, que son las que reaccionan más inmediatamente y que en esta semana presentaron signos de desgastes.

La baja de la tasa de interés en México y las devaluaciones de las monedas, que es un reflejo del estancamiento de la economía y la producción industrial de Alemania y Francia.

Van a haber elementos que empezarán a conjugarse y ojalá se ataje antes de qué se haga más profundo, y por eso se están bajando las tasas de interés, modificando las políticas económicas, para evitar que sea un precipicio y que si va a aterrizar (la recesión) que el golpe sea suave.

El yuan ya se devaluó en un momento que es complicado y esos elementos nos están diciendo que el asunto no llegue a una recesión y la OMC, confirma el estancamiento y el retroceso del comercio mundial.

Para el caso de Guatemala, ¿cómo se debe de actuar?

Primero se tendrá que flexibilizar la política económica, sobre todo para tener acceso al crédito, para que exista mayor actividad productiva, pero también hay otros elementos.

Las empresas necesitan capital de trabajo para seguir operando de mejor forma y hay que buscar las fórmulas para que exista esa posibilidad.

Le puede interesar: OMC prevé contracción del comercio global mundial y mercados reaccionan en 10 momentos críticos en la economía

La política monetaria se tendrá que revisar y a noviembre, se tendrá que revisar el contexto de la economía nacional, que se mantiene muy estable, pero que se suman los embates internacionales y se tendrán que hacer las correcciones a las tasas de interés, que es muy aventurado decirlo, pero tenemos ya el ejemplo de México.

Habría que ver si en el futuro cercano, de que ahí los siguientes 12 meses, se requiera de una medida en ese sentido.

Si se disminuye la tasa de interés tardará entre tres a cuatro meses en tener el efecto en el mercado real.

Contenido relacionado

> Guatemala podría adherirse a TLC con Corea del Sur antes de que concluya el 2019

> “En una década, Guatemala recibirá el volumen de remesas de México”: Western Union

> Cómo afecta la plaga de banano y plátano la actividad exportadora de Guatemala