Comunitario

Censo 2018: Expertos señalan proceso accidentado 

Diputados y expertos consideran que el 12 Censo de Población y Séptimo de Vivienda, del 23 de julio al 16 de agosto, fue poco planificado y presenta problemas que se prestan para la opacidad que podría afectar los resultados. 

Por Carlos Álvarez / Guatemala

Archivado en:

Censo Comunitario Población
Expertos dicen que el proceso de censo 2108 podría no ser confiable. (Foto. INE)
Expertos dicen que el proceso de censo 2108 podría no ser confiable. (Foto. INE)

Los cambios de fechas y la solicitud de aumento de presupuesto son algunas de las irregularidades señaladas, pero las autoridades sostienen que eso se ha hecho para desarrollar con éxito el proyecto y obtener un producto con estándares internacionales.

El último censo de población fue hecho en 2002. Aunque los estándares internacionales estipulan que se debe efectuar uno cada 10 años, el país esperó casi 16 para este proyecto estadístico.

Críticas

Guido Rodas, excoordinador general del Censo de Población del 2002, consideró que para el actual censo no hay un proceso de planificación riguroso, lo cual puede causar problemas, y criticó el proceso de contratación y capacitación de los censistas.

“El censo del 2002 fue entre noviembre y diciembre, pero desde mayo ya teníamos a los jefes departamentales y municipales. El proceso de selección de los censistas comenzó en mayo y debían ser originarios del lugar donde trabajarían, y estaban contratados cuatro meses antes del censo”, afirmó Rodas.

Agregó que ha tenido conocimiento de los contratiempos que han tenido actualmente en el Instituto Nacional de Estadística (INE) para contratar y capacitar a los censistas.

Lea también: ¿Cómo se hará el Censo 2018 en las zonas rojas y en riesgo?

“Esto demuestra una total desorganización y precisamente todas estas irregularidades son el reflejo de la desorganización. Cuando las cosas no son organizadas hay dudas sobre la calidad del censo”, aseguró el experto.

Rodas también consideró que hay una posibilidad muy alta de que las actuales autoridades, tanto del INE como los que coordinan el Censo, reciban presiones para contratar personas afines a diputados, gobernadores y alcaldes.

“A mí me mandaban un montón de hojas de vida, hasta 20 o 25 diarios por departamentos, para que metiera a la gente. Tuve presiones, pero no las acepté y es obvio que los diputados van a hacer presión. Es algo que caerá por su peso”, afirmó Rodas.

Rodas aseguró que con todos estas situaciones duda “que el resultado vaya a ser bueno porque se ha ido posponiendo, precisamente porque no han estado preparados para trabajar”.

“Ojalá me equivoque y miremos buenos resultados, pero personalmente dudo mucho que este vaya a ser un censo confiable”, aseveró el experto.

Además: Guatemala reprueba en gestión de estadísticas nacionales, según el BID

Orlando Blanco, diputado de la Unidad Nacional de la Espereza, bancada que ha fiscalizado las acciones para la realización del Censo, también tiene dudas en cuento al proceso.

“Preocupa el retraso y lo accidentando que ha sido el proceso. Basta decir que se asignó presupuesto extra para ejecutar el censo fuera en el 2017”, afirmó.

Blanco también señaló que durante las reuniones de fiscalización han detectado muchas irregularidades y mala planificación, como que en un principio se habló de que la recolección de datos se haría de una forma semidigital y luego se dio marcha atrás.

El legislador también indicó que desconfían de la forma en que se están efectuando las contrataciones pues toda la recolección de datos que sea de forma manual aumenta las posibilidades de que exista corrupción, pues no se tienen controles más fuertes.

El INE indicó que ya tenía todo listo para recolectar los datos para el censo. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)
El INE indicó que ya tenía todo listo para recolectar los datos para el censo. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)

Descargo 

El gerente del INE, Mauricio Guerra, fue consultado sobre los señalamientos de que podría haber presiones para contratar a personas afines a políticos y clientelares. 

“Eso no es posible porque la contratación se hace a través de una plataforma, a nadie se le recibe una hoja de vida personalmente, la convocatoria fue pública y se contratará únicamente a personas de las comunidades en un proceso transparente y mecanismo de control”, afirmó Guerra.

Destacó que además el proceso está a cargo de Unfpa y que incluso esta institución firmó un convenio con una institución de transparencia para implementar "mecanismos de cultura de legalidad”.

Guerra aseguró que con estos procesos no hay cabida a criterios personales para la selección del personal que será el encargado de recolectar los datos en campo.

El gerente también fue consultado sobre los retrasos en la fecha de recolección de datos y el aumento de presupuesto que a criterio de expertos y diputados denotaban poca planificación.

“Sobre el aumento del presupuesto, desde el inicio se vio que lo que se había asignado estaba por debajo del promedio de América Latina, que es de US$3.1 por persona, y nosotros teníamos US$2.1, y el censo piloto nos dio luces de que necesitábamos fortalecer la estructura en territorio”, aseguró el funcionario.

El gerente del INE indicó que los retrasos y el aumento de presupuesto no son por falta de planificación sino que, al contrario, eran necesarios para asegurar los procesos censales y para garantizar la calidad de los datos.

Agregó que otro aspecto que influyó fue que al finalizar la cartografía también se identificó un crecimiento de la población y por lo tanto eso justifica el aumento de presupuesto, tanto para este año como para el próximo, donde se espera tener los productos finales del censo.

Ana Luisa Rivas, de Unfpa, dijo que el proceso que se ha desarrollado es eminentemente técnico y el censo ha recibido apoyo de otros organismos e instituciones internacionales. A la fecha el INE ha recibido 17 misiones de apoyo técnico.

“Estos son ejercicios donde expertos de otros países han venido a revisar los avances del censo y han analizado los procesos técnicos, han dado sus recomendaciones y prácticamente dan la garantía de que el censo cumple con estándares internacionales”, señaló Rivas.

Destacó que, al cumplir con esos estándares, el proceso de censo dará los resultados que se quieren en todos sus procesos y niveles.

“En términos de la transparencia nosotros lo vemos desde dos puntos de vista, que se cumpla con los estándares técnicos internacionales y por otro lado por la gestión de los recursos, y en este último tenemos un rol de acompañamiento”, aseveró la experta.

Indicó que para eso se han hecho en base a los procedentes que Naciones Unidas tienen y que todas las personas y bienes que se han contratado han pasado por un proceso de concurso que lleva varias etapas que garantiza solo lo mejor.

Comenzarán fiscalización

Carlos Mencos, contralor General de Cuentas, indicó que el censo es fundamental y “sería muy triste y desastroso que esta necesidad de la población sea utilizada de forma inadecuada”.
 
“Con el INE no hemos tenido mayor comunicación, hemos tenido más contacto con el Unfpa, que acompaña el proceso, pero ellos miran el proceso de forma técnica”, aseveró el contralor.
 
Agregó que la Contraloría observa el proceso para evitar que haya tinte político en el proceso y tiene la obligación directa de velar por el uso de los recursos públicos.
 
“Veremos la cantidad de gente que contratarán, cómo la distribuyen y cuáles son los métodos de verificación que el INE tiene para comprobar la prestación del servicio y los demás gastos colaterales que se hagan”, aseguró el funcionario.
 
Mencos indicó que destacarán a un grupo de auditores para que vigilen los procesos del censo a quienes se les capacitará y se les dará directrices específicas para cumplir con la auditoria.
 
“Identificaremos al grupo de auditores y los capacitaremos para evitar alguna pérdida de recursos. Planificamos hacer la primera jornada de capacitación para el miércoles de la semana próxima”, aseguró.

Escabroso camino

Para desarrollar el censo cuya recopilación de datos comenzará el próximo 26 de junio el INE ha tenido una serie de problemas que debió superar.

  • Octubre 2016: Anuncian censo

Autoridades de Gobierno anunciaron que durante el 2017 se realizaría el décimo segundo censo de habitación y séptimo de vivienda y que este tendría un costo de Q249.5 millones.

  • Abril 2017: Primera fecha

Las autoridades del INE anunciaron que el levantamiento cartográfico terminaría en junio y el trabajo de campo comenzaría en noviembre. Ninguno de las dos proyecciones se cumplió.

  • Mayo 2017: Contratan directora

Ekaterina Parrilla, fue designada como directora nacional del censo. Su designación causó algunas críticas debido a que había sido la secretaria de Planificación de la Presidencia, durante el del Gobierno de Otto Pérez.

  • Junio 2017: Segunda fecha

La directora del censo indicó que la recolección de datos se haría en abril del 2017 y los resultados se presentarán en el último trimestre del 2018. Tampoco se pudo cumplir con esta fecha.

  • Julio 2017: Renuncia directora

Parrilla renunció al cargo. La versión oficial es que salió para optar a un puesto en un organismo internacional,  pero se rumoró que su salida era porque no agradó al Ejecutivo.

  • Agosto 2017: Preocupa retraso

Expertos y legisladores creen que la falta de un director casaría más problemas de planificación en el censo;  autoridades afirman que todo está controlado. 

  • Octubre 2017: Nuevo director

El demógrafo mexicano Eduardo Ríos es el nuevo director de los Censos de Población y Vivienda que anunció Mauricio Guerra, gerente del INE.

  • Marzo 2018: Tercera fecha

El ministro de Economía, Acisclo Valladares, aseguró que la recopilación de datos para el censo comenzaría a finales de julio, fecha que al final se concretó.

  • Junio 2018: Más fondos

Mauricio Guerra, gerente general del INE, indicó que se solicitó una ampliación presupuestaria de Q54 millones para el 2018, y Q20 millones para el siguiente año.

  • Julio 2018: Capacitación sobre la hora

El 8 de junio comenzarán las capacitaciones para los 14 mil censistas que participarán en el proyecto, menos de 20 días antes de que comience el censo.

Contenido relacionado 

Hemeroteca: 1964: se realiza censo de población en territorio nacional

Temen retraso en Censo de población y vivienda

Hay 11.1 millones de guatemaltecos en edad de trabajar