Nahualá e Ixtahuacán enfrentados por territorio comparten una misma pobreza

La falta de delimitación clara es la causa principal de los enfrentamientos entre pobladores de ambos municipios, que han dejado decenas de muertos por más de un siglo.

Publicado el
Vecinos hacen una manifestación en la ruta Interamericana para pedir por la paz de Nahualá y Santa Catarina Ixtahuacán. (Foto Prensa Libre: AFP)
Vecinos hacen una manifestación en la ruta Interamericana para pedir por la paz de Nahualá y Santa Catarina Ixtahuacán. (Foto Prensa Libre: AFP)

El presidente Alejandro Giammattei anunció el pasado 11 de enero una millonaria inversión para  Nahualá y Santa Catarina Ixtahuacán, municipios de Sololá que han estado enfrentados durante más de un siglo por diferencias limítrofes.

La intensidad de estos enfrentamientos se ha agudizado en los últimos años al extremo que el pasado 18 de diciembre 13 pobladores murieron en un ataque armado ocurrido en la aldea Chiquix, en una de las zonas en disputa.

En el enésimo intento de diálogo que recién comenzó este año y que se propuso a raíz de los trágicos choques entre pobladores, el presidente Giammattei hizo un ofrecimiento que podría ser la respuesta para los focos de conflictividad, no solo entre estos municipios, sino para todo el país.

El mandatario dijo que se invertirían Q50 millones en Nahualá y Santa Catarina Ixtahuacán para proyectos relacionados a sistemas de agua, caminos, puestos de salud y escuelas. El año pasado, entre el situado constitucional y otros traslados producto de la recaudación de varios impuestos, el Ejecutivo transfirió Q4.2 millones y Q3.8 millones para estas comunas, respectivamente.

Para ambos municipios la inversión urge puesto que, según las estadísticas más recientes, enfrentan similares y graves rezagos socioeconómicos.

Condiciones sociales

Los indicadores más recientes del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) ubican a Nahualá e Ixtahuacán con índices de desarrollo humano por debajo de la media del departamento, de 0.52 y 0.47, mientras el promedio de Sololá es de 0.61.

En cuanto a educación, la tasa de escolaridad del nivel básico es de apenas 36.3 por ciento en el caso de Nahualá y de 31.3% para Ixtahuacán. Esta baja hasta 13.9% y tan solo 2.5%, respectivamente, al hablar de la escolaridad en nivel diversificado.

La pobreza, así como la mortalidad infantil, desnutrición y falta de servicios también golpean a ambos municipios. La Encuesta Nacional de Condiciones de Vida del 2014 señala que el 89.9% de la población de Sololá vive en pobreza, 21 puntos porcentuales arriba de la media nacional que es del 59.3%

Verificamos por usted: ¿Carece la PNC de lineamientos para el uso de la fuerza policial?

Además, el 39.9% vive en pobreza extrema 16 puntos más que el promedio del país, 23.4%. La misma encuesta dice que solo cuatro de cada 10 partos se atienden en hospitales y que menos del 40% de la población tiene acceso a servicios de saneamiento mejorado.

El último enfrentamiento entre pobladores de Ixtahuacán y Nahualá dejó 13 muertos, ocurrió el 18 de diciembre pasado. (Foto Prensa Libre: AFP)

Necesidades

Los alcaldes de ambos municipios coinciden en que las necesidades son muchas, pero también en el escepticismo de si el Gobierno finalmente se concretará el tan anhelado soporte financiero.

El de Santa Catarina Ixtahuacán, Pascual Tambriz, indicó que las necesidades en “todo el municipio son grandes”. Por ejemplo, dijo que el centro de Salud de la cabecera municipal “está hecho pedazos”, muchas familias aún no tienen acceso a agua entubada y lo que el Gobierno central traslada por el situado constitucional “no alcanza para mayor cosa”.

“En Ixtahuacán hay mucha pobreza. Ya estamos en el siglo 21 y todavía no se han podido arreglar los caminos, todavía tragamos polvo cuando caminamos”, dijo Tambriz, quien se muestra un tanto incrédulo por el ofrecimiento de ayuda parte del Gobierno central porque, en ocasiones anteriores ya la han ofrecido, pero no han cumplido.

Verificamos por usted: ¿Alcanzó el gobierno niveles históricos de ejecución presupuestaria en 2021?

“Solo ofrecen y ofrecen y usted sabe que las palabras se las lleva el aire”, señaló.

Por su parte, Manuel Guarchaj, jefe edil de Nahualá, indicó que, pese a que en el área urbana del municipio “hay desarrollo” en las comunidades retiradas “siempre hay pobreza y pobreza extrema”.

El presidente Alejandro Giammattei intenta retomar el diálogo, por enésima vez. Expertos creen que para que tenga éxito el proceso debe haber seriedad. (Foto Prensa Libre: Presidencia)

Aparentemente la situación está mejor que en su vecino Ixtahuacán, según Guarchaj, porque se han mejorado las escuelas y hay atención básica en salud. No obstante, el “el gran problema”, dijo, son los caminos, de los cuales se necesita reparación urgente de entre 50 y 75 kilómetros.

Pero, aunque la inversión gubernamental es importante, el alcalde de Nahualá afirmó que no se ilusionar porque el presidente Giammattei “fue enfático en decir que hasta que se logren los acuerdos entre los dos municipios” se harán esas inversiones y “ese proceso se vislumbra largo”.

Acceso a la tierra

El antropólogo Julio Valdez refirió que el nivel de inversión pública debería ser igual en todos lados y no tendría que ser una moneda de cambio para disminuir la conflictividad.

Verificamos por Usted: ¿Puede el MSPAS utilizar el presupuesto para covid del 2021 en el 2022?

Valdez considera que la mayoría de estos conflictos ocurren porque la tierra sigue siendo el único medio de subsistencia que tienen las familias que viven el área rural.

Estas familias subsisten de los cultivos de maíz y frijol mientras el Estado hace poco o nada por cambiar la matriz económica de la ruralidad. Entonces, si las personas siguen dependiendo de la tierra y no hay certeza jurídica habrá conflictos, añadió el entrevistado.

La presencia policial no ha sido suficiente para frenar el conflicto. En enero, durante un operativo en Nahualá, pobladores atacaron a los agentes y uno de ellos murió. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Respecto a la inversión millonaria que piensa hacer el Gobierno, el antropólogo teme que, como ha ocurrido en otras partes del país, los recursos puedan utilizarse con opacidad, o bien sea para comprar voluntades o dar empleo a los actores claves que promueven el conflicto, para así apaciguarlo.

El problema será, enfatizó, cuando los recursos se terminen.

Valdez destacó que hay muchos municipios que socioeconómicamente está igual de rezagados que Nahualá y Santa Catarina Ixtahuacán, pero no hay conflictos, mientras que hay otros más desarrollados con similares niveles de conflictividad que los municipios sololatecos.

El problema es la falta de certeza jurídica de la tierra, dijo. “Yo no he visto en Guatemala ni en ninguna parte del mundo que la gente se mate porque no hay una escuela, sino por un pedazo de tierra, hasta masacres ha habido por esos problemas”, agregó.

Lea también: ¿Qué piden Ixtahuacán y Nahualá para resolver la conflictividad en el área?

Viejo conflicto

El conflicto entre Nahualá y Santa Catarina Ixtahuacán, Sololáse remonta a 1862 cuando el primero de los municipios inició un proceso de separación, aunque otros sostienen que desde la época colonial ambos pueblos mantenían enfrentamientos, según algunos historiadores.

Varios policías resultaron heridos durante el enfrentamiento del pasado 7 de enero. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Sin embargo, desde aquel año, la escalada de violencia ha trascendido a niveles ingobernables, donde ambos bandos utilizan armas de grueso calibre.

En 1862 cuando Nahualá se separó de Santa Caterina Ixtahuacán no se delimitó correctamente el área conocida como El Alto y quedó en medio de los dos municipios. Con el tiempo las comunidades fueron creciendo y se acercaron más, con el resultado de una exacerbación de la conflictividad por la presión que había de tierras y recursos naturales.

En 1999, luego del paso del huracán Mitch, que agravó la inestabilidad del terreno donde estaba Santa Catarina Ixtahuacán se decidió cambiar la cabecera municipal de lugar, y se fundó precisamente en El Alto.