Viruela del mono en Guatemala: cómo es la vigilancia en puntos fronterizos para evitar que haya focos de contagio

Director General de Migración explica cuál es la situación en los puntos fronterizos con respecto a la viruela del mono.

Publicado el
Autoridades afirman estar vigilando los puntos fronterizos ante posibles casos de viruela símica. Fotografía: Prensa Libre.
Autoridades afirman estar vigilando los puntos fronterizos ante posibles casos de viruela símica. Fotografía: Prensa Libre.

Esta semana Guatemala informó sobre dos casos de la viruela símica, enfermedad que mantiene en alerta a las autoridades sanitarias del mundo para evitar un aumento significativo de casos.

Las enfermedad produce brotes en la piel que se contagian mediante el tacto, según los médicos que llaman a estrictas medidas preventivas similares a las ya aplicadas por el covid-19.

Autoridades de Salud dieron a conocer el 4 de agosto pasado cuál es la situación en Guatemala y también detallaron sobre cómo se da el contagio y también de los cuidados para evitar su propagación.

Por su parte, este 6 de agosto,  autoridades del Instituto Guatemalteco de Migración (IGM) afirman que trabajan en conjunto con el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), para evitar que las fronteras se conviertan en focos de contagio.

“Nosotros como IGM tenemos 22 puestos fronterizos, son muchos puntos donde ingresan personas y por eso trabajamos en conjunto con el Ministerio de Salud, departamento de Epidemiología, y ya se elaboró una guía de vigilancia”, explicó Stuard Rodríguez, Director General de Migración.

Hasta este momento no existe en el país alguna alerta sanitaria que impida o restringa el ingreso de determinados ciudadanos a suelo guatemalteco, sin embargo los protocolos de vigilancia sí están activos.

“Es una vigilancia epidemiológica a la viruela del mono, nos describen las situaciones de contagio, nos cuentan del periodo de incubación, transmisión, cómo se define un caso y los posibles síntomas”, señala Rodríguez como algunos que mantiene la guía de acción.

En los puestos fronterizos se cuenta con personal en materia de salud, pero ante posibles casos se tiene que manejar una coordinación estricta con el MSPAS.

“Nos explican los síntomas, los niveles de riesgo, contactos…nos orientan si se debe de enviar a un potencial paciente a algún albergue, nosotros en tenemos médicos que están listos para poder tratar por si miramos que alguien necesita asistencia, ya sea remitirlos a Salud o nosotros apoyarlos”, culminó.

Respecto a los viajes internacionales la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda es que en los puntos de entrada se entregue información para que las personas que llegan al país sepan a dónde acudir si llegan a tener síntomas de la enfermedad.

También recomiendan socializar la información con las empresas de transporte de viajeros internacionales.