Aumentan incursiones aéreas del narcotráfico

Las aeronaves aterrizan en zonas casi inaccesibles o en pistas clandestinas, de las 0:00 horas a 2:00 de la madrugada, según informó el Ejército. Durante 2019 aumentó el ingresó de las aeronaves al país comparado con 2018.

Los hallazgos de narcoavionetas y decomisos de grandes cantidades de narcóticos han sido habituales en los últimos años. (Foto HemerotecaPL)
Los hallazgos de narcoavionetas y decomisos de grandes cantidades de narcóticos han sido habituales en los últimos años. (Foto HemerotecaPL)

La mayoría de los aeronaves que aterrizan de forma irregular en el país salen de Colombia, Ecuador y Venezuela, según confirmó el Ministerio Público (MP). Los fiscales investigan la procedencia, a quién pertenecen y como ingresaron 52 aeronaves –entre jets y avionetas– que han sido localizadas en la zona costera y norte de Guatemala.

Alan Ajiatas, fiscal de Delitos de Narcoactividad, explicó que durante 2018 detuvieron más embarcaciones con cargamentos de cocaína en los Océanos Pacifico y Atlántico, por esta medida, las organizaciones reacomodaron sus estrategias y encontraron que el control aéreo es débil en el país y lo utilizaron como ruta alterna. Según el Ejército, durante 2018 solo incautaron 16 aeronaves.

“Ante el debilitamiento que tiene el Estado de Guatemala, las organizaciones se han acentuado en el traslado de las drogas mediante aeronaves, porque no existe la capacidad para interceptarlas”, añadió el fiscal.

Ajiata explicó que entre los retos que tienen para incautar los cargamentos, es que existen muchas rutas (marítimas y terrestres) y es imposible controlarlo. Además, reconoció que “entre más distancia desde América Sur que recorra el ilícito, es más difícil detenerlo”.

Entre el 15 y 18 de diciembre pasado, el Ejército informó que detectaron seis trazas de aeronaves que ingresaron de forma ilegal en la zonas norte y costera del país. Según Óscar Pérez, portavoz del Ministerio de la Defensa (Mindef), durante la madrugada del domingo 15 ingresaron cuatro aeronaves; sin embargo, solo tres fueron ubicadas y que estaban incineradas en Ixcán, Quiché; El Estor, Izabal, y en la aldea San Luis de San Andrés, Petén.

Mientras que la aeronave de la cuarta traza nunca fue localizada porque según indicó Pérez, descendió entre la frontera de Guatemala y Honduras. El lunes, un día después de ubicación de las cuatro trazas, el Ejército informó que luego de un tiroteo contra narcotraficantes, fueron detenidos seis hombres que descargaban y custodiaban una aeronave con cocaína en el Parque Nacional Laguna del Tigre en San Andrés, Petén.

El miércoles recién las fuerzas castrenses reportaron la identificación de una sexta traza y el ingreso de una aeronave en la aldea El Chico, Retalhuleu. Sin embargo, no se informó si la aeronave fue encontrada.

Capturan a mexicanos

Durante la incautación de la droga en Petén que estaba en cercanías del jet, fueron detenidos seis hombres. Axili Moreno; Aarón Bello Milán; Guadalpe Peña Bonfil y Miguel Acosta González fueron identificados como mexicanos. Mientras que Emmanuel López López como guatemalteco y Albán Azofeifa Chacón como costarricense. Además, durante el tiroteo falleció un hombre de aproximadamente 25 años, quien no fue identificado.

Las autoridades reportaron además el decomiso de 2 mil 572 paquetes de cocaína, que fue valorada en US$40 millones. Además, fueron incautados dos picops, una cuatrimoto, un tractor, siete fusiles, un pistola y cuatro radios portátiles.

Con estas detenciones, Ajiatas no descarta que existan grupos “fortalecidos” de mexicanos que trasladan cargamentos de droga de la frontera de Guatemala hacia México.

La investigación de la fiscalía establece que la cocaína es descargada de las aeronaves por hombres armados y es trasladada regularmente por vehículos hacia las zonas fronterizas. Es fiscal explicó que México siempre es el penúltimo destino de la droga antes de llegar a Estados Unidos.

En agosto pasado, las autoridades detuvieron a un colombiano y 11 mexicanos, luego que se enfrentaron con disparos contra el Ejército en la comunidad La Estrella en la Laguna del Tigre. Fueron capturados en cercanías de un avioneta. Las autoridades contabilizaron 422 paquetes de cocaína. Los costales de la droga estaban marcados con una señal que decía “manzana x30”.

Ajiatas explicó que durante estas incautaciones encontraron que las marcas en los paquetes de cocaína son distintas. No son iguales en todos los paquetes. Entonces sospechan que pertenecen a proveedores distintos y podrían estar unificando las entregas de los pedidos en un solo transporte.

¿Dónde aterrizan?

El Ejército contabiliza el descenso de 55 aeronaves hasta el 19 de diciembre. El lugar más recurrente para realizar los aterrizajes fue Petén, ya que registra el hallazgo de 25. Mientras que en Retalhuleu y Quiché arribaron ocho en cada departamento. Además, fueron halladas cuatro en Alta Verapaz, cuatro en Escuintla, tres en Izabal, una en San Marcos, una en Chiquimula y otra en Suchitepéquez.

Pérez informó que la mayoría de las aeronaves localizadas fueron encontradas incineradas, al menos tres estaban accidentadas, otras tres sumergidas, un jet enterrado y una semioculta entre tierra y ramas. El fiscal confirmó que las aeronaves no fueron sacadas de los lugares donde fueron encontradas y tampoco son utilizables.

“La destrucción de estas aeronaves puede ser de distintas maneras porque algunas fueron encontradas en lugares muy alejados, pero ¿en qué momento ingresa una grúa a lugares alejados y casi inaccesibles? Existen mecanismos para desarmarlas, pero en lugares alejados no se puede. Se han incinerado después que se saca la información que necesitamos para la investigación”, explicó Ajiatas.

De las 55 aeronaves que contabiliza el Ejército, al menos una solo fue partes encontradas en una pista clandestina. Asimismo, en tres fueron encontradas kilos de cocaína y solo en dos fueron detenidos hombres que se enfrentaron a los militares mientras custodiaban la droga.

Ajiatas afirmó que durante el Estado de Sitio el ingreso de las aeronaves fue realizado en la zona costera del país, es decir los lugares donde no estaban instaurado el Estado de Excepción.

“Si ellos saben que hay más presencia en el área del pacifico y en vía marítima hay más presencia; y han perdido hasta US$40 millones por cada cargamento incautado, buscaron otra parte más vulnerable”, indicó.

El fiscal agregó que en el 2019 aumentó el ingreso de las avionetas al país porque podría ser que atacaron más el traslado de la droga por vía marítima y los narcotraficantes buscaron rutas alternas para hacerla llegar hacia EE. UU., sin que les signifique tanta perdida.

Le puede interesar:

Encuentran dos aeronaves abandonadas en Escuintla y Retalhuleu

Pampa III: Esta sería la ruta para aprobar la iniciativa del Ejecutivo para la compra de los aviones

Martínez-Amador: “En Guatemala las estructuras del narcotráfico están intactas. Capos van y capos vienen”