Otto Pérez Molina pide salir de prisión por razones humanitarias

El juez de Mayor Riesgo B, Miguel Ángel Gálvez, programó para el próximo 26 de enero la audiencia para determinar un cambio de medida a petición del expresidente Otto Pérez Molina, debido a que padece del corazón.

Otto Pérez Molina solicitó por medio de una acción legal en julio de 2017 que se le deje en libertad aduciendo “razones humanitarias”. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Otto Pérez Molina solicitó por medio de una acción legal en julio de 2017 que se le deje en libertad aduciendo “razones humanitarias”. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

La audienia no se había fijado porque se envió a médicos del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) para que realizaran exámenes a Pérez Molina y a un médico particular para revisar su expediente clínico.

El juez Gálvez ya cuenta con todos los dictámenes y se programó la audiencia, que corresponde al caso Cooptación del Estado, para el viernes 26 de enero a las 9 horas.

Todos los sujetos procesales serán citados, tanto médicos del Inacif quienes practicaron los exámenes y revisaron el expediente clínico. Así también, está citado el médico particular de Pérez Molina.

En presencia de los sujetos procesales se procederá a revisar los dictámenes y después el juzgador pueda realizar las consultas para dictar o no medida sustitutiva.

Aunque el juez Gálvez le otorgue la medida sustitutiva al exmandatario,  no podría salir debido a que aún está el proceso pendiente de el caso La Línea.

Dos peticiones

En julio de 2017, durante la audiencia de etapa intermedia, el juez Miguel Ángel Gálvez informó que el expresidente Otto Pérez Molina planteó una acción de falta de competencia del juzgado en el caso La Línea.

En el documento se leen los argumentos de Pérez Molina que indican que Gálvez no tendría competencia para continuar conociendo el caso.

En ese entonces, Pérez Molina, también solicitó por medio de otra acción legal que se le deje en libertad aduciendo “razones humanitarias”.

Juan Francisco Sandoval, jefe de la Fiscalía Especial contra la Impunidad (Feci), leyó la acusación formal contra los sindicados en el caso, que destacaba que Pérez Molina y Baldetti fueron los jefes de la red de defraudación aduanera.

Antecedentes

La estructura, conformada por altos jefes de la Superintendencia de la Administración Tributaria (SAT), de Aduanas, empresarios y particulares, fue desarticulada en abril del 2015.

Pérez Molina fue detenido en septiembre de ese año luego de perder su inmunidad y renunciar al cargo de presidente, y se encuentra en prisión preventiva y procesado por los delitos de cohecho pasivo, caso especial de defraudación aduanera y asociación ilícita.