Este es el plan del MP en cementerios de El Progreso en búsqueda de Cristina Siekavizza

La desaparición de Cristina Siekavizza sigue siendo un misterio, y más aún, cuando el principal sospechoso falleció de coronavirus.

Fiscales del MP efectúan exhumaciones en cementerios de El Jícaro como parte de la investigación del caso Siekavizza. (Foto Prensa Libre: MP)
Fiscales del MP efectúan exhumaciones en cementerios de El Jícaro como parte de la investigación del caso Siekavizza. (Foto Prensa Libre: MP)

El Ministerio Público continúa con las investigaciones del caso de la desaparición de Cristina Siekavizza, quien fue vista por última vez el 6 de julio del 2011, y cuyo supuesto atacante, Roberto Barreda, murió por covid-19 a las puertas de ser enjuiciado.

Las diligencias es desarrollan desde ayer 30 de noviembre y se extenderán posiblemente 15 días, dijo el fiscal del caso Héctor Canastuj.

Los investigadores exhuman todos los cuerpos enterrados como XX en cementerios de El Progreso puesto que el GPS del vehículo de Barreda precisa que estuvo en ese departamento en julio de 2011.

Por ahora la fiscalía informó que las exhumaciones han sido en Morazán y San Agustín Acasaguastlán, con el apoyo de las municipalidades.

El 30 de noviembre la fiscalía informó sobre 38 exhumaciones bajo el mismo objetivo.

Este miércoles 2 de diciembre, los fiscales efectúan exhumaciones en cementerios de El Jícaro, donde utilizan una retroexcavadora para remover la tierra.

Lea más | Edwin Asturias presenta detalles de cómo sería el regreso a clase en el 2021

El caso

El 6 de julio de 2011, Cristina Siekavizza desapareció en su vivienda, ubicada en el condominio Los Manantiales, kilómetro 19.3 de la ruta a San José Pinula; su familia interpuso una denuncia y comenzó un caso que nueve años después no ha sido resuelto.

La desaparición se hace pública el 24 de julio de ese año con una caminata en la avenida de Las Américas, un fin de semana.

En esa primera marcha participó Roberto Barreda, esposo de Siekavizza y quien después desapareció con sus hijos, esa acción lo convirtió en el principal sospechoso del caso hasta el jueves 6 de agosto último cuando falleció por coronavirus.

La investigación del Ministerio Público implicó en el proceso a Beatriz Ofelia de León, madre de Barreda y quien era magistrada de la Corte Suprema de Justicia en julio de 2011, cuando Siekavizza desapareció.

De hecho desde octubre de 2011 la fiscalía cree que Siekavizza está muerta, basada en el testimonio de Olga Petrona Say, la trabajadora de casa particular y quien en principio fue sindicada pero luego pasó a ser testigo. En su declaración, Say aseguró que Barreda mató a golpes a su pareja.

Barreda fue capturado en México el 8 de noviembre de 2013 y luego fue vinculado al proceso penal. Los hijos fueron recuperados y dados en custodia de la familia Siekavizza.

En abril de 2019, durante una reconstrucción de los hechos en la residencia en que desapareció Siekavizza, Barreda sostuvo su inocencia.

En el proceso judicial fueron vinculados amigos de la familia y un investigador privado contratado por Barreda.

Barreda enfermó y murió de covid-19 antes de que pudiera empezar el juicio en su contra, retrasado por la pandemia. Su mamá, Beatriz Ofelia de León, fue beneficiada con un criterio de oportunidad del Tribunal de Mayor Riesgo C y no será enjuiciada.