Testigos declaran por videconferencia en el juicio a La Rancherita

El Tribunal Décimo Penal escuchó el relato de dos mujeres quienes recordaron los incidentes previos cuando Mirna Elizabeth Juárez Argueta, conocida como La Rancherita, llegó a un colegio de la zona 1 en donde un adolescente le entregó una bolsa que llevaba la bomba que explotó en un autobús en la zona 7.

Uno de los testigos declaró por videoconferencia en el juicio a Mirna Elizabeth Juárez Argueta, conocida como La Rancherita y Édgar Danilo Xiloj Rivera. (Foto Prensa Libre: Kenneth Monzón)
Uno de los testigos declaró por videoconferencia en el juicio a Mirna Elizabeth Juárez Argueta, conocida como La Rancherita y Édgar Danilo Xiloj Rivera. (Foto Prensa Libre: Kenneth Monzón)

Los testigos b y c fueron escuchados en la sala de audiencias por videoconferencia desde la sede central del Ministerio Público (MP), en la zona 1.

Ambos usaron gafas oscuras y se cubrieron el rosto para evitar ser reconocidos por los acusados Mirna Elizabeth Juárez Argueta, conocida como La Rancherita, -le amputaron los brazos a causa de la explosión- y Édgar Danilo Xiloj Rivera.

A preguntas del representante de la Fiscalía de los hechos del 21 de enero pasado, cuando explotó una bomba casera en un autobús de la ruta 32, los testigos explicaron las situaciones previas, cuando observaron a la acusada.

“Ella llegó al colegio”, declaró una de las testigos. “Hay cámaras de vigilancia y después notamos en las grabaciones que un estudiante le entregó una bolsa negra”, añadió.

La investigación detalla que en la bolsa La Rancherita había llegado a recoger una bomba casera que tenía un estudiante de apellidos Bin Juárez y es buscado por las autoridades. Después de los hechos dejó de ir al establecimiento educativo y en mayo un familiar llegó a recoger el expediente.

Le puede interesar: Policía jubilado y comerciante enfrentarán proceso penal por la muerte de María Isabel Véliz Franco, ocurrida hace 19 años

La bomba

El policía experto en explosivos Amílcar Isaac Castañón Bravo también declaró ante los jueces Eduardo Maldonado, Vilma Paredes y Magda Martínez, que hizo la primera inspección después de la explosión en el bus de la ruta 32 en la 9ª. avenida y 8ª. calle, colonia Quinta Samayoa, zona 7.

“Ese día hablé con el piloto. Me dijo que la mujer -Juárez Argueta- subió al bus con un tubo pvc que tenía una mecha. Le prendió fuego con un cigarro y en ese instante se levantó y la empujó. Por eso la bomba le explotó a ella en las manos”, declaró el policía Castañón Bravo.

Además, al revisar el lugar notó que la bomba casera había sido fabricada con gran cantidad de pólvora. En el tubo le agregaron clavos y tachuelas.

Seguirá la próxima semana

Los jueces reanudarán el debate a los dos acusados la próxima semana. Se espera que declare, por videoconferencia, el conductor del autobús.

 

 

Contenido relacionado

0