Enfrentamiento: Policía y Ejército desalojan a migrantes hondureños en Vado Hondo, Chiquimula

Fuerzas de seguridad de Guatemala se enfrentan a migrantes hondureños para despejar vía que había causado más de 30 kilómetros de filas de vehículos.

Migrantes lanzan piedras y botellas al contingente de la Policía que los desaloja en km 177 de Vado Hondo, Chiquimula, (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)
Migrantes lanzan piedras y botellas al contingente de la Policía que los desaloja en km 177 de Vado Hondo, Chiquimula, (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)

Piedra y golpes hubo a eso del mediodía de este lunes 18 de enero en el km 177 en Vado Hondo, Chiquimula, luego que la Policía Nacional Civil (PNC) y efectivos del Ejército de Guatemala desalojaran el paso en el lugar, el cual era bloqueado por miles de migrantes hondureños a los que no les permiten avanzar dentro del territorio guatemalteco por violar controles migratorios y de salud.

Las autoridades guatemaltecas habían dialogado con los hondureños para pedirles que despejaran el tramo carretero, pues desde que la caravana migrante ingresó a Guatemala y fue detenida en ese lugar, tenían bloqueado el paso de todo vehículo, lo que generó filas de hasta 30 kilómetros, en especial de transporte pesado que va y viene a Guatemala.

Los migrantes no accedieron a despejar el tránsito por lo que les advirtieron que serían desalojados.

A eso de las 12.20 horas las autoridades iniciaron el desalojo de los migrantes, pero estos pusieron resistencia y se generó un enfrentamiento.

Migrantes lanzan objetos a los policías de Guatemala en el desalojo en el km 177 Vado Hondo, Chiquimula. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)

Las autoridades abrieron el paso y los migrantes empezaron a lanzar piedras, botellas y todo tipo de objetos contra las fuerzas de seguridad y el enfrentamiento se extendió durante varios kilómetros.

Agentes de la PNC y del Ejército resultaron heridos por el impacto de los objetos que les lanzaron y que también devolvieron a los migrantes.

Una migrante llora junto a su hijo luego que la Policía disolviera la caravana de miles de personas que bloqueba la carretera de Vado Hondo, Chiquimula. (Foto Prensa Libre: EFE)

Por el momento el tránsito fue restablecido en el km 177, Vado Hondo, y la situación permanece tensa.

Los migrantes retrocedieron varios kilómetros luego del enfrentamiento contra las autoridades.

Agentes de la PNC corren a los migrantes en Vado Hondo, Chiquimula. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)

 

 

Fuerzas de seguridad lanzan lacrimógenas para desalojar a los migrantes hondureños en Vado Hondo, Chiquimula, este 18 de enero. (Foto Prensa Libre: APF)
Soldado resulta herido durante el enfrentamiento contra migrantes hondureños en Vado Hondo, Chiquimula. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)

Enfrentamientos previos

El pasado sábado 16 de enero, miles de hondureños, entre ellos hombres, mujeres y niños, fueron detenidos en el kilómetro 177 de la ruta al Atlántico, en el cruce a Vado Hondo, Chiquimula por el Ejército. Allí, las autoridades les han pedido que regresen a su país y les han advertido que no podrán seguir su camino.

Un grupo de soldados se enfrentó a los migrantes y varios de ellos resultaron con golpes. Solo unos pocos hondureños lograron pasar la barrera de policías que se instaló en el lugar.

“Es imposible que puedan seguir su ruta. Los invitamos a que regresen a su lugar de origen, no van a pasar.”, les dijo, con un altoparlante, Guillermo Díaz, Director de Migración.

El domingo 17 de enero, La Policía de Guatemala lanzó gas lacrimógeno sobre una caravana de miles de migrantes que va rumbo a Estados Unidos, con el fin de que desistan de su propósito.

Contingentes policiales y militares cercaron a los migrantes en una carretera del poblado de Vado Hondo, en el departamento de Chiquimula, en la frontera con Honduras. Después de que la caravana, que tiene unos seis mil miembros según la policía, insistiera en avanzar, los agentes usaron el gas lacrimógeno, haciéndola retroceder unos 200 metros.

PDH se pronuncia

La Procuraduría de los Derechos Humanos emitió un comunicado el domingo 17 de enero respecto a la situación de los migrantes hondureños que buscan pasar por Guatemala rumbo a EE. UU.

El jefe de la institución, Jordán Rodas Andrade, se pronunció contra el uso de la fuerza empleada por el Ejército de Guatemala y la Policía Nacional Civil, luego de que con palos y gases lacrimógenos dispersaran a los hondureños que entraron al territorio nacional de forma irregular.

El procurador manifestó “su alarma y preocupación porque autoridades del Gobierno central han desplazado contingentes policiales y militares para contener el paso de caravanas de personas migrantes provenientes de Honduras, incluso acudiendo al uso de la fuerza”, detalló.

Rodas Andrade subrayó que las personas migrantes “huyen de la desigualdad social, la pobreza y la violencia, y no pueden ser sometidos a tratos crueles e inhumanos en territorio guatemalteco”.

Añadió que el Código de Migración establece que “el Estado de Guatemala reconoce el derecho de toda persona a emigrar o inmigrar, por lo cual el migrante puede entrar, permanecer, transitar, salir y retornar al territorio nacional conforme la legislación nacional”.

Honduras pide investigar hechos en Guatemala

El Estado de Honduras, a través de su Cancillería, emitió un comunicado en el que manifiesta  a la comunidad nacional e internacional su preocupación “frente a los lamentables hechos sucedidos en Guatemala, cuando un grupo de migrantes centroamericanos intentaban avanzar por territorio guatemalteco en su tránsito por la ruta migratoria hacia los Estados Unidos de América”.

Lea además: Fotogalería: Guatemala frena caravana migrante con gas lacrimógeno y palos

“El Estado de Honduras exhorta al Estado de Guatemala a investigar y esclarecer las acciones realizadas por los cuerpos de seguridad guatemaltecos y una vez más, reitera que solo unidos como región, se deben continuar los trabajos para enfrentar la migración irregular, propiciada por las condiciones sociales que atraviesan nuestros países y que lamentablemente es aprovechada por el crimen organizado que se dedica al tráfico de personas”, expresa el documento.

La Cámara de Industria de Guatemala pide a las autoridades hondureñas que respondan ante la situación que viven miles de migrantes que viajan a EE. UU. en caravana, entre ellos muchos niños.