Mauro Verzeletti: Pobreza, exclusión y violencia lamentablemente unen a nuestros países

El director de la Casa del Migrante, sacerdote Mauro Verzeletti, habló con Prensa Libre acerca del fenómeno migratorio que, según sus palabras, pone de manifiesto que los países del norte de Centroamérica sufren por los mismos problemas que obligan a sus ciudadanos a buscar una vida digna en Estados Unidos.

EL sacerdote Mauro Verzeletti, director de la Casa del Migrante, criticó fuertemente que EE. UU. quiera deshacerse de los migrantes y que no se hable de apoyo para la región. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
EL sacerdote Mauro Verzeletti, director de la Casa del Migrante, criticó fuertemente que EE. UU. quiera deshacerse de los migrantes y que no se hable de apoyo para la región. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Verzeletti habló en sede de la Casa del Migrante de la zona 1 capitalina que lucía casi abarrotada por migrantes que buscan continuar su paso a Estados Unidos, minutos antes un grupo de 25 hondureños había bajado de un camión para recibir asistencia.

¿Cómo analiza la coyuntura actual y esta caravana de migrantes hondureños?

Después de los procesos de paz en Centroamérica los pueblos esperaban que el estado fuera un aliado del pueblo, de los más necesitados que generaría mejores condiciones de vida, este era el gran sueño de los guatemaltecos, hondureños, salvadoreños y nicaragüenses, pero los gobiernos se entregaron a un modelo de mercado que ha fracasado. Esta huida masiva es un grito de los pobres y los excluidos, de estas personas que ya no soportan la violencia y la pobreza.

Siempre ha existido migración forzada en Centroamérica, pero ¿Por qué ahora se da en masa?

La decisión de migrar en grupos y familias es un nuevo modelo que está fuera de los parámetros tradicionales, ahora se está superando aquella migración que venía siendo apoyada por los coyotes, crimen organizado y narcotráfico, ahora este negocio se quedó desplazado porque vemos que las personas ahora están migrando por sus propios medios y recursos.

¿Diría usted que el modelo de estado que se trató de implementar desde los años 90 ha fracasado?

Totalmente, este modelo económico neoliberal de nuestros estados ha fracasado, porque el estado dejó de ser el servidor de los más pobres y ha entregado todos los servicios sociales a la iniciativa privada y ahora las personas tienen que comprar esos servicios, de luz, teléfono y educación para desarrollarse.

Lea también: Guatemala debe atender a migrantes hondureños

¿Cómo ha contribuido la corrupción para que el modelo de estado haya fallado?

Porque son justamente los pobres los excluidos, hicieron una propaganda muy bella, pintaron un paraíso celeste para nuestros países, pero este paraíso solo fue para unos y no para la mayoría de los 35 millones de personas que habitan esta región. El modelo neoliberal abrió las puertas a la gran corrupción que generó exclusión y luego ha forzado esas grandes masas de personas a huir.

Verzeletti en uno de los pasillos de la Casa del Migrante que atiende diariamente a grupos de indocumentados de Centroamérica. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

¿Cómo la violencia empuja la migración?

El estado perdió el poder, entonces las estructuras criminales van a operar en países donde no hay un estado fuerte. En 20 años que he estado trabajando en esta área, la gente ya no soporta más las extorsiones, y están desapareciendo los pequeños negocios porque no hay seguridad, los criminales piden cuotas y la gente no tiene dinero.

¿Cuáles son las similitudes de la migración de nuestros países?

La pobreza, exclusión, violencia, falta de políticas públicas e ingobernabilidad, lamentablemente, unen a nuestros países. Muchas de las familias que han llegado en esta caravana o en esta migración forzada han tenido dos, tres, cuatro o más desplazamientos internos y no me sorprendería que hubiera una huida masiva de El Salvador. En Guatemala ya se da, pero no es tan visible porque está muy cerca de México. Vea los números de deportados vía aérea y terrestre…

¿Cómo cree que ve la comunidad internacional este fenómeno migratorio?

Guatemala está siendo impactada por esta migración y se ve internacionalmente. Los medios de comunicación de Italia y Alemania han publicado sobre esto, porque el impacto es igual al de los africanos en Europa.

¿Cómo mira las políticas restrictivas que ha anunciado Donald Trump?

Las restricciones del gobierno norteamericano son demagogas, porque una vez más se criminaliza a los pobres. Si los tratados de libre comercio hubieran beneficiado a estas personas, Estados Unidos no estaría preocupado por esto, pero justamente ellos tienen parte de esa responsabilidad por esos tratados que no han beneficiado el desarrollo de las grandes masas.

Tu no puedes hacer políticas de mercado solo para un sector, porque hay que beneficiar a los que producen la riqueza y que reciben un mal salario y que no tienen ni siquiera para pagar por la salud. En El Salvador y Honduras hasta el seguro social se está privatizando, ojalá que aquí no pase eso porque vamos a estar en la calle de la amargura, porque cuando privatizas los servicios sociales es el suicidio del estado.

Lea también: Embajada de EE. UU. reitera llamado a no viajar ilegalmente a ese país

Uno puede comprender que familias enteras estén migrando en África por las guerras, pero ¿Qué tan dramática puede ser la situación en nuestros países para que se llegue a tal extremo?

La pobreza y la violencia ya es una guerra del mercado en contra de los pobres; no es con armas, pero es diferenciada porque se da a través del ahogamiento de las necesidades básicas de la población, de sus derechos económicos, políticos, sociales y culturales propiciado por el estado.  Antes había una dictadura militar que era un estado que reprimía a la sociedad civil y ahora es el mercado el que lo hace al no dar oportunidades reales para su desarrollo, y en esta guerra la gente más pobre no tiene cómo defenderse y la única salida es la migración en masa.

Un grupo de inmigrantes hondureños espera ingresar a la Casa del Migrante en la zona 1 capitalina. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

¿Qué deberían hacer los estados?

Tienen que cambiar drásticamente este modelo de política económica, ese debe ser el primer paso porque si no hay una economía al servicio del pueblo en donde los impuestos beneficien al pueblo a través de generación de trabajo, educación, salud, y no hay un estado fuerte para los pobres va a seguir la migración. Pero para eso hay que cambiar la mentalidad de los políticos, los diputados, congresistas. Toda esta gente tiene que tener una nueva visión.

Lea también: Un alto porcentaje de migrantes en caravana son delincuentes, afirma Trump

Muchos dicen que la solución para evitar la migración es la generación de empleo ¿Con eso basta?

Cuando hablamos de empleos tenemos que hablar de un empleo duradero que realmente la persona pueda trabajar sus 25 o 30 años y después tener una jubilación digna porque los tratados de libre comercio propician trabajos temporales y en ellos las personas o puede acceder a un mercado laboral y permanecer. Con las nuevas técnicas, solo firmas contratos por cierto tiempo y cuando termina te quedas sin trabajo y ¿qué haces cuando tienes una familia y tienes que dar educación y vivienda a los hijos?

Contenido relacionado

> Trump acusa a Guatemala y Honduras de asaltar Estados Unidos
> Los hondureños dejan la capital y preguntan cómo llegar a Tecún Umán
> Policías federales de México detienen por la fuerza a migrantes hondureños