Policía Federal mexicana asesinó a migrante, dice Solalinde, asesor de López Obrador

Un migrante hondureño que falleció el domingo fue asesinado por la Policía Federal mexicana en la frontera sur con Guatemala, dijo este lunes en entrevista con Sputnik el sacerdote Alejandro Solalinde, asesor del presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

El sacerdote Alejandro Solalinde es asesor en Migración del presidente electo mexicano, Manuel López Obrador. (Foto: Hemerteca PL)
El sacerdote Alejandro Solalinde es asesor en Migración del presidente electo mexicano, Manuel López Obrador. (Foto: Hemerteca PL)

“Esta lucha del presidente (estadounidense) Donald Trump contra los niños y mujeres migrantes la vemos en la frontera de México, donde los tratan con violencia; por ejemplo, a ese joven que murió el domingo lo asesinó una bala de goma de la Policía Federal, es el gobierno represor de Enrique Peña Nieto por órdenes del Gobierno de EE. UU.”, afirmó el asesor en materia migratoria del mandatario electo, premio nacional de Derechos Humanos en el 2012.


El sacerdote, fundador del albergue para migrantes centroamericanos “Hermanos en el Camino”, en Ixtepec, estado de Oaxaca (sur), afirma que “este es un éxodo migrante, una fuga masiva de población de toda una región hacia México, no necesariamente todas las personas van a EE. UU., algunas podrían quedarse aquí en territorio mexicano”, prosiguió en la entrevista telefónica.

El flujo masivo de migrantes centroamericanos que se ha incrementado “es el resultado de la confrontación a nivel global, entre el sistema neoliberal capitalista y los movimientos sociales, como es el enfrentamiento de Trump contra los migrantes, sobre todo los niños y las mujeres, que son la parte más vulnerable de esa población”, denunció el reconocido líder religioso.

La contención de las olas de migrantes en la frontera sur mexicana, como la caravana de más de cinco mil personas procedentes en su mayoría de Honduras “está siendo coordinada por autoridades de la seguridad estadounidense”, asegura el asesor del presidente que asumirá el mandato el 1 de diciembre.

“Estamos viendo el choque de la seguridad de EE. UU. a través de la policía mexicana contra los migrantes. En resumen, EE. UU. ha provocado la crisis en Centroamérica”, denunció Solalinde.

Lea también: Caravanas de migrantes: Estados Unidos anuncia el envío de cinco mil 200 militares a la frontera con México

La ola migratoria se puede sintetizar así, afirma: “se está sumando población que está saliendo de su lugares de origen, Centroamérica ya es una región en fuga, que comenzó en Honduras, el país más destrozado donde los migrantes sufren mucho por la corrupción de la oligarquía y la intromisión de EE. UU.”.

Ahora se están sumando migrantes procedentes de El Salvador y Guatemala, “todas esas personas huyen de la violencia y la pobreza”, afirmó.

El secretario de Gobernación de México, Alfonso Navarrete Prida, encargado de la política interna del Gobierno saliente, aseguró que los agentes de la Policía Federal que intentaron frenar el paso de migrantes en la frontera con Guatemala no portaban armas de fuego ni de goma.

La Policía Federal, “no portaba arma alguna, la instrucción fue clara: policía desarmada”, para contener a “los agresores que intentaron ingresar a territorio nacional que portaban armas de fuego y las llamadas bombas molotov”, aseguró el integrante del gabinete presidencial de Peña Nieto.

Los episodios de violencia ocurrieron el domingo cuando decenas de hondureños que buscan llegar a EE. UU. derribaron la valla metálica que divide a Guatemala y México, tras enfrentarse con policías antimotines guatemaltecos.

Una vez que pisaron territorio mexicano, policías federales los esperaban para intentar frenar su paso, lo que causó el segundo enfrentamiento.

Plan migratorio “es una trampa”

La oferta del presidente Peña Nieto de un plan migratorio llamado “Estás en tu casa”, que ofrece refugio, visas de trabajo y empleo temporal a los migrantes es un engaño, estima Solalinde.

“Es una trampa, porque le hacen creer a los migrantes que les van a dar trabajo; hay jóvenes engañados en la frontera que suben a autobuses, los llevan a estaciones migratorias, los obligan a que acepten ese plan, de lo contrario son deportados”, relató.

El Gobierno de México dijo que ha compartido información con las autoridades de Guatemala y Honduras sobre los incidentes en la frontera para que los agresores sean detenidos.

A pesar de que las autoridades federales lo niegan, “van más de 500 centroamericanos deportados, expulsados al peligro y a la muerte en sus países”, prosiguió Solalinde.

El religioso afirma que el verdadero plan gubernamental es “acorralar a los migrantes en el sur de México, porque hay restricciones en el plan ofrecido”.

Además: Autoridades mexicanas incrementan seguridad en la frontera con Tecún Umán

En cambio, el éxodo de la región centroamericana tendrá el apoyo del nuevo Gobierno del López Obrador para “acabar con la represión de Peña Nieto”, prometió el líder social.

Familias con niños migrantes estarán dos días en el albergue católico que dirige Solalinde, cerca de las vías del ferrocarril en Ixtepec, Oaxaca, “allí estamos atendiendo a unas 300 personas”, informó.

Anunció que este lunes se celebrará una asamblea de migrantes en Niltepec, Oaxaca (sur), a las 19 horas locales con delegados de las autoridades capitalinas, salientes y entrantes en la Ciudad de México.

José Ramón Amieva, jefe de Gobierno de la Ciudad de México (centroizquierda), y Claudia Sheinbaum, titular capitalina electa, del partido de López Obrador, Movimiento de Regeneración Nacional (Morena, izquierda), firmaron el lunes un convenio para atender a los migrantes en la capital mexicana, con apoyo de la Arquidiócesis católica, adelantó Solalinde.

Pero algunos migrantes ya avanzaron hacia los límites con el estado de Veracruz (este), donde el plan migratorio de Peña Nieto no está vigente.

“Los migrantes no están compactos, unos caminan con prisa, van más adelante, otros están rezagados”, son más de cinco mil personas en total, “pero llegan más”, puntualizó el sacerdote.

El Gobierno de EE. UU. dijo el lunes que para fines de esta semana enviará más de cinco mil 200 soldados para colaborar con la protección de la frontera con México. 

Integrantes de la caravana de migrantes centroamericanos se preparan para su salida desde Tepatepec hacia la localidad de Niltepec, en el estado de Oaxaca, México. (Foto Prensa Libre: EFE)

“Sólo muerto regreso”

“Solo muerto regreso a Honduras”, aseguró a una tía días antes Henry Adalid Díaz Reyes, quien el domingo murió a manos de policías mexicanos en la frontera entre Guatemala y México mientras marchaba con otros miles de migrantes con rumbo a Estados Unidos.

Leticia Reyes ayudaba este lunes a su hermana Maribel, madre del fallecido, a gestionar en la cancillería hondureña la repatriación del cuerpo. “Nos prometieron traerlo antes del jueves”, dijo Reyes a la AFP.

Relató que Díaz, de 26 años, trabajaba en un bus del transporte público de la capital hondureña y huyó al sentirse amenazado por pandilleros que con frecuencia matan a transportistas.

“Si voy a morir aquí o en Honduras da lo mismo”, recordó Reyes que Díaz le dijo la última vez que se comunicó con él para pedirle que regresara porque consideraba que el viaje en la caravana se había vuelto “muy peligroso”.

“Solo muerto regreso a Honduras”, le respondió su sobrino por teléfono.

Contenido relacionado

> Falta de atención médica motiva a salvadoreño a unirse a caravana que avanza por Guatemala

> México niega que policía mató a migrante hondureño en la frontera con Guatemala

> Migrantes hondureños padecen amigdalitis, problemas respiratorios y de la piel