Alcaldes respaldan al presidente Morales en decisión de expulsar a Iván Velásquez

Los jefes ediles se reunieron para ofrecer respaldo a las decisiones del presidente Jimmy Morales, ante las críticas que ha tenido por haber declarado no grato al director de la Cicig, Iván Velásquez.

Presidente de la Anam, Edwin Escobar, junto a Jimmy Morales y el alcalde Álvaro Arzú. (Foto Prensa Libre:SCSPR)
Presidente de la Anam, Edwin Escobar, junto a Jimmy Morales y el alcalde Álvaro Arzú. (Foto Prensa Libre:SCSPR)

En una actividad convocada con “pocas horas”, como lo dijo Edwin Escobar, presidente de la Asociación Nacional de Municipalidades (Anam), los ediles se reunieron con el mandatario y a la voz de Escobar apoyaron un pronunciamiento.


Con aplausos y de pie, los alcaldes gritaban “Jimmy, Jimmy”, como muestra de respaldo a las decisiones del mandatario, que según dijeron, es su “obligación respetar”.

“Que cada persona cumpla el mandatado por el que fue electo, evitando exceso y abuso de autoridad”, dijo Escobar, sin especificar a quien se refería. la reunión fue en la sede del Instituto de Fomento Municipal (Infom) en la zona 9.

El presidente de la Anam afirmó que la manifestación de apoyo no es contra la lucha contra la corrupción, ya que la Cicig seguirá trabajando.

“Gracias, señor presidente por ese compromiso, no es fácil gobernar. Que nada ni nadie nos divida; la legitimidad que el pueblo reclama se verá una vez más con el presidente Morales”, pronunció Escobar.

El presidente de la Anam pidió a los alcaldes decir en sus comunidades que el presidente Jimmy Morales respeta el debido proceso, está actuando en ley y respeta la lucha contra la corrupción e impunidad.

JIMMY MORALES REAPARECE | En medio de la #CrisisDeEstadoGT, el presidente Jimmy Morales no ha dado declaraciones desde la solicitud de su antejuicio. Hoy llegó a una reunión en el Infom.

Posted by Prensa Libre on martes, 29 de agosto de 2017

La paz y la guerra

El alcalde capitalino Álvaro Arzú, quien sorprendió con su presencia en la reunión, tomó antes la palabra con un discurso que emocionó a los ediles.

Criticó las manifestaciones que ha habido contra la decisión de Morales y aseguró que los alcaldes se pronuncian pero sí se identifican, firman y dan su nombre.

“En cambio quienes quieren un Estado deshecho no sabemos quiénes son, cuántos son, como son. Son los que dicen que el sistema debe cambiar. Un sistema puede mejorar, acrecentar, no se puede cambiar”, refirió Arzú.

Arzú dijo que está a favor de la lucha contra la corrupción pero no abanderada por “los más corruptos”.

“Los alcaldes representan el poder constitucional del Estado. ¿De que va a haber un golpe de Estado? ¿cómo? ¿de qué se trata? ¿quién lo va a dar? si el Estado somos todos nosotros. Ahora resulta que todos representan a la sociedad civil. Entonces ¿a quién representamos nosotros? entonces, mis queridos amigos,  el desafío el grande, pero, nosotros también… yo firmé la paz pero también puedo hacer la guerra”.

El argumento

Morales citó Josué 1:9: Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente, no temas ni desmayes que Jehová está contigo.

Seguido de eso aseguró que mantiene las promesas que realizó durante su campaña. “Sigo fiel a lo que prometí al pueblo de Guatemala”, expresó.

“Guatemala está sedienta de justicia, pero la justicia verdadera, que se ampara en la ley. Guatemala no quiere más la justicia que se paga con dinero, porque esa solo la pueden pagar los que tiene dinero, y en Guatemala son más los pobres”, remarcó el mandatario.

Morales añadió: “Guatemala no quiere justicia que lambisconee con la política y el poder, porque es igual de corrupta. Guatemala no quiere justicia de colas machucadas; si alguien comete un delito que las cortes, que los jueces los juzguen, no los medios ni la opinión pública” enfatizó.

El presidente, quien era ovacionado por los ediles, dijo que la justicia no puede ser selectiva ni debe inclinarse.

Además explicó que no defiende a la gente corrupta y que tampoco está en contra de la lucha contra la corrupción o la Cicig.

“¿El machete es bueno o malo?, depende en manos de quién. En manos de un trabajador es bueno, ayuda a dar el sustento diario, pero si está en manos de un criminal es malo”, puntualizó y aclaró que no acusa a nadie, sino que se refiere a que se deben cuidar las instituciones.