Conflicto entre presidente y Cicig podría desatar una crisis política y social

Sectores de la sociedad civil manifestaron su apoyo al comisionado Iván Velásquez y advirtieron que el conflicto podría desatar una profunda crisis política y social en el país.

Organizaciones sociales manifestaron su apoyo a Iván Velásquez y la fiscal general. (Foto Prensa Libre: La Red)
Organizaciones sociales manifestaron su apoyo a Iván Velásquez y la fiscal general. (Foto Prensa Libre: La Red)

Diversos sectores de la sociedad civil, entre ellos Justicia Ya y Alianza por la Reforma, que aglutina 40 organizaciones sociales, se reunieron para manifestar su apoyo a Iván Velásquez, jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), ante las presuntas intenciones del presidente Jimmy Morales de buscar su remoción.


Las organizaciones enviaron una carta a António Guterres, secretario general de las Naciones Unidas, para manifestar la importancia del papel del comisionado Velásquez y advirtieron que este caso puede tratarse de un intento por acallar las investigaciones que están llegando al más alto nivel.

“El retiro del comisionado pondría en riesgo el avance de los casos judiciales de corrupción y desatar una profunda crisis política y social en Guatemala”, dijo Carmen Rosa de León, de Alianza por la Reforma.

Las organizaciones convocaron a la ciudadanía para participar en una manifestación frente a casa presidencial a favor de Iván Velásquez. El llamado está hecho para este jueves a las 18 horas.

Otra convocatoria en apoyo a la fiscal general del Ministerio Público y al comisionado de la Cicig está convocada para el sábado a las 15 horas en la Plaza de la Constitución.

“Queremos defender la verdad y la esperanza de transformar este país, que el presidente Jimmy Morales quiere truncar con la salida del comisionado Iván Velásquez”, dijo Álvaro Montenegro de Justicia Ya.


Cerraron paso frente a Casa Presidencial a donde fue convocada una marcha a favor de Iván Velásquez.

Debilidad del Ejecutivo

Experta en política dice que el presidente está obligado a escuchar a los sectores que han reafirmado el apoyo al comisionado de la Cicig, Iván Velásquez, y a la fiscal general del Ministerio Público, Thelma Aldana.

Según la politóloga Geidy de Matta de la Escuela de Ciencias Políticas de la Universidad de San Carlos, es obligación de un estadista tener visión de la problemática a nivel nacional y tener contacto con la realidad para visualizar lo determinante que es el imperio de la ley para establecer un orden en el Estado.

Según de Matta, esta situación ha desgastado al Gobierno de Jimmy Morales y resalta que como presidente antes de tomar una decisión debe evaluar los impactos. La experta percibe que este caso connota que no tiene una lectura correcta de la problemática nacional, porque el pueblo expresa un rechazo a la corrupción.

“Al más alto nivel demuestra que no tiene voluntad política para fortalecer la institucionalidad del Estado y el tema de Justicia”, dijo De Matta.

La politóloga asegura que si el presidente toma la decisión de pedir la remoción de Iván Velásquez tiene el riesgo de perder la poca credibilidad que tiene, además, aseguró que hay inestabilidad en el país, misma que se evidencia desde que los funcionarios que ostentan los altos cargos en los tres poderes del Estado, no tienen la capacidad de canalizar las necesidades y demandas sociales.

“A nivel internacional está claro que nuestra política exterior, expresada por el presidente y el canciller, va por una ruta incorrecta, lo que manifiesta es que no hay voluntad para fortalecer el Estado de Guatemala y depurar las instituciones, es un mensaje negativo para la comunidad internacional”, dijo de Matta.

Iván Velásquez saludando a António Guterres, secretario general de Naciones Unidas. (Foto Prensa Libre: Cicig)

La analista resaltó la importancia del pronunciamiento de la posición que toman los diversos sectores de la sociedad, que siempre han influido en las decisiones gubernamentales. 

“El poder político en Guatemala se ha caracterizado por ser débil y frágil, siempre han existido intromisiones de factores de poder. En este caso, el acercamiento de estos sectores es vital para generar una reflexión en el presidente de la República y que pueda evaluar el impacto que genera a nivel nacional e internacional”, dijo de Matta.

Agrega que los pronunciamientos de la sociedad civil evidencian la importancia de la organización, para generar un contrapeso, ante el reflejo de la debilidad del Ejecutivo.

Agregó que la mejor representación que puede hacer el presidente es reconocer que está mal asesorado y que tomó una decisión errónea y que no tiene madurez política.
 

Iván Velásquez junto al presidente Jimmy Morales en una conferencia de prensa en la Cicig. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)