Entra en vigor Ley de Migración que prohíbe el tráfico de personas

Desde mañana en Guatemala las persona que se dedican a traficar con personas o que faciliten el tránsito de migrantes serán detenidas y podrían recibir una condena de cárcel de hasta ocho años. El presidente Alejandro Maldonado Aguirre sancionó el Decreto.

La penalización para quien tráfique personas entrará en vigencia el miércoles. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
La penalización para quien tráfique personas entrará en vigencia el miércoles. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El Decreto sancionado por el presidente es el número 10-2015, aprobado en el Congreso el 19 de noviembre pasado y con el que se tipifica como delito específico el trabajo de los coyotes. (persona que trafica con inmigrantes)

La Ley de Migración fue aprobada de urgencia nacional con el voto a favor de 118 diputados; sin embargo, el 3 de diciembre esa aprobación fue “censurada” por la Organización de Naciones Unidas, que considera que fomenta la “persecución penal del tráfico ilícito”  de personas e implica incluso “la criminalización” de la migración irregular.

Una de las principales reformas a la Ley contempla una pena de prisión de seis a ocho años a quienes, con el fin de obtener directa o indirectamente un beneficio económico, promueva o facilite el ingreso, permanencia o salida ilegal del territorio nacional de una o más personas extranjeras.

Lo mismo se aplicará a quien facilite o promueva el transporte o tránsito de una o más personas extranjeras y a quien facilite un documento de viaje o identificación falsa a los extranjeros.

En el artículo 16 también se indica que los responsables por los delitos contenidos en la Ley, quedarán obligados a indemnizar a los agraviados por los daños y perjuicios causados, incluidos todos los costos de atención necesarios para su completa recuperación física, psicológica y económica.

La nueva Ley de Migración entra en vigencia mañana miércoles según la publicación oficial firmada por Maldonado Aguirre; la ministra de Gobernación, Eunice Mendizábal y el secretario general de la Presidencia, José Roberto Hernández.