Proponen reformas a Ley de Reconciliación para que persecución militar sea frenada

Diputado propone que se reforme la Ley de Reconciliación para que condenas y procesos penales por la guerra interna sean anulados.

La iniciativa para reformar la Ley de Reconciliación Nacional recibió apoyo de varios ex militares. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández Ovalle)
La iniciativa para reformar la Ley de Reconciliación Nacional recibió apoyo de varios ex militares. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández Ovalle)

Una iniciativa para reformar la Ley de Reconciliación Nacional con la que se busca que todos los procesos y condenas en contra de militares e insurgentes sean anulados fue propuesta en el Congreso.


Fernando Linares-Beltranena, diputado del Partido de Avanzada Nacional (PAN) y ponente de la iniciativa fue acuerpado por varias instituciones afines a militares quienes realizaron un plantón frente al Congreso.

“Esta iniciativa tiene como finalidad lograr la paz, que haya una verdadera reconciliación nacional porque desde 1996, no ha existido paz porque ha existido una guerra en tribunales y el Ministerio Público desproporcionada en que hay 72 oficiales detenidos y un exguerrillero preso”, aseguró el diputado.

Linares-Beltranena considera que la Ley de Reconciliación Nacional se ha violado al menos cuatro garantías individuales: el principio de irretroactividad de la ley, al de no haber delito ni pena sin ley anterior, que a los militares no se les juzgue en tribunales militares y la amnistía general.

“La iniciativa propone que todas esas sentencias que se han dictado se declaren nulas y las personas detenidas de ambos bandos tienen que salir libres”, indicó el legislador.

Agregó que con esto se logrará definitivamente la paz pues al fin habrá una reconciliación nacional.

La iniciativa para reformar la Ley de Reconciliación Nacional que busca que todos los procesos y condenas en contra de militares e insurgentes sean anulados fue propuesta por el diputado Fernando Linares-Beltranena. (Foto Prensa Libre: Carlos Álvarez)

Posturas

Ricardo Méndez-Ruíz, director de la Fundación Contra el Terrorismo, consideró que esta iniciativa “reforma la paz que se firmó” hace 20 años.

“Esto es un contrato que se debe respetar, pero que no se respetó por una de las partes. A la luz de la historia después de tantos procesos judiciales en contra de veteranos de guerra nos damos cuenta que lo que hay atrás de todo esto es un negocio por parte de personas que han lucrado por los resarcimientos de las supuestas víctimas del Conflicto Armando Interno”, indicó Méndez-Ruíz.

Aseveró que puede afirmar que “no existiría un solo proceso judicial en contra de ningún veterano del Ejército sino hubiera dinero de por medio. Lo que se pretende es que se respete la amnístia que tiene rango constitucional”.

Nery Rodenas, director ejecutivo de la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala (ODHAG), dijo estar en desacuerdo con la iniciativa presentada por el diputado Linares-Beltranena.

“Me parece una forma de buscar impunidad en los casos en los cuales hay responsabilidad de las graves violaciones a los derechos humanos cometidos durante el Conflicto Armado Interno”, afirmó Rodenas.

Agregó que lo que ocurrió durante ese periodo de guerra son “acciones que ofendieron a la humanidad por su gravedad” y en ese sentido le parece un descaro que se hagan este tipo de peticiones que a su criterio lleva una intencionalidad oculta de buscar impunidad en los casos del presente.

“La Ley de Reconciliación Nacional no necesita una modificación pues es bastante clara de cuándo es aplicable una amnistía y cuales otros por su gravedad no lo pueden ser incluso aunque pase el tiempo”, afirmó Rodenas.