Jimmy Morales vuelve a señalar injerencia

El presidente Jimmy Morales volvió este miércoles a señalar que existe injerencia en Guatemala, aunque evitó identificarlos. Las declaraciones se suman a las hechas la semana última donde pidió que se respete la soberanía del país.

Jimmy Morales se ha pronunciado en dos ocasiones a la injerencia extranjera en el país. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Jimmy Morales se ha pronunciado en dos ocasiones a la injerencia extranjera en el país. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

“Lo que se ve no se pregunta”, dijo Morales al ser cuestionado sobre qué casos se han visto afectados por la supuesta intromisión de intereses extranjeros,  durante la entrega de escritorios hechos por el Ejército en una escuela de Gualán, Zacapa.

El mandatario reiteró el tema y llamó a la unidad nacional, además de afirmar que es su deber mantener los niveles de diplomacia.

“Lo que se ve no se pregunta, eso ya la población y todo el mundo puede ver muchos casos donde se rumoran cosas (…) todos debemos mantener la unidad y diplomacia en los niveles que deben ser mantenidos”, dijo el gobernante.

Morales habló el pasado 12 de marzo en un discurso frente a la comunidad internacional, donde dijo: “Agradeceré de manera especial que se apeguen al espíritu de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, en el sentido de no inmiscuirse en asuntos internos de nuestro país”.

En el ambiente diplomático se menciona que al Gobierno de Guatemala no le agrada que funcionarios internacionales acreditados en el país tengan presencia en juicios, mucho menos contra exmilitares.

Al presidente se le preguntó si se refería a posibles “casos” en los juicios, a lo que respondió: “No lo dije yo. Es porque lo que se ve, no se pregunta”.

La última vez que habló de ese tema, Morales también aclaró que el Ejecutivo no ha tenido presiones extranjeras. “Es necesario que todas las instituciones puedan tener la libertad y la autonomía nacional como internacional. En el caso de las demás instituciones, no puedo hablar si ha habido injerencia o no. En el caso de la Presidencia, bendito sea Dios, estamos actuando con total independencia”, señaló.

El nuncio apostólico Nicolas Thevenin también se refirió a la injerencia el pasado 12 de marzo: “Ningún país puede permitirse cometer injerencias, porque, lejos de facilitar el crecimiento del pueblo que se quiere ayudar, aumenta las tensiones o prioriza elementos que no son los más importantes en la situación actual”.

El religioso añadió: “Nunca puede un verdadero diplomático juzgar un país en el cual está enviado, ni a su población. Puede sugerir, con toda discreción y mucha humildad, sin publicidad, lo que considera pudiera ser bueno para mejorar el país (…) pero de ninguna manera puede erigirse en juez”.