Anabella Morfín: Se debe buscar cómo resarcir al Estado

La actual procuradora de la Nación, Anabella Morfín, debe entregar el cargo el próximo 17 de mayo. Hasta ahora niega una renovación.

El 3 de junio del 2016 asumió el cargo en la Procuraduría General de la Nación. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)
El 3 de junio del 2016 asumió el cargo en la Procuraduría General de la Nación. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)

De acuerdo con la Ley, el mandatario convoca a los interesados en dirigir la PGN y luego elige bajo sus criterios particulares quién será el abogado del Estado.

En una entrevista concedida a Prensa Libre, Morfín aseguró que durante su gestión Jimmy Morales siempre actuó con respeto y que antes de entregar el cargo presentará el análisis del mandato de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) ordenado por el presidente.

¿Fue difícil su período en la Procuraduría?

Sí, por el número de casos de corrupción que surgieron en el gobierno anterior. Representó una demanda. A eso se nos sumó una cantidad de acciones legales que hubo que plantear y darles seguimiento, porque esos casos no se resuelven simplemente presentándolos en tribunales. Es necesario darles seguimiento y verificar que los jueces resuelvan oportunamente para hacer las declaratorias.

¿Qué caso fue el más complejo durante su gestión en la PGN?

Como soy abogada, me gusta litigar, y no veo los casos debido a su dificultad, lo veo más en complejidad de las condiciones alrededor de las cuales puede llegarse a una solución.

Hay un tema que me preocupa: las demandas en los tribunales son muy largas de resolver, los procesos se alargan hasta cuatro o cinco años y el Estado pierde. Lo que sí se tiene que hacer, definitivamente, es buscar de qué manera se sanciona a los responsables de las situaciones corruptas y se debe buscar cómo resarcir al Estado. Además, que se busquen mecanismos para resolver los problemas, porque al final es la población la que pierde.

¿Recibió algún tipo de presiones en su gestión?

No. Jamás. Nunca. Y quien hubiese pretendido hacerlo —sonríe— hubiera recibido de parte mía una total indiferencia, porque no debe uno ni tiene que tolerar algún tipo de injerencias o presiones para ejercer una función con independencia.

Le podría interesar: Esto dijo la PGN sobre respetar al acuerdo de Cicig

¿Cuáles son los procesos que busca terminar antes de dejar el cargo?

Yo diría que terminar de reparar ese techo que se nos estaba cayendo. Temas de infraestructura, que hay muchos. El tiempo se nos hizo corto, pero afortunadamente se dejan encaminados. Hay procesos de licitación para cambiar el tendido eléctrico de la institución, que ya es vieja, y como hemos adquirido equipo nuevo, no vaya a ser que por un cortocircuito se nos arruine el equipo. Queremos cambiar todo.

¿Cómo queda el tema de los usufructos onerosos?

En el tema de los usufructos onerosos del pasado, en relación con las portuarias, yo le diría que la mayoría de contratos que se celebraron en las portuarias son usufructos onerosos, y por consiguiente se recomendó que las autoridades portuarias regularizaran los contratos, a efecto de no mantener una figura que de conformidad con la ley no corresponde. Desde luego que la autorización que se tenía por parte de las autoridades portuarias para celebrar ese tipo de contratos no existe, porque ese contrato es de naturaleza civil, en tanto que la portuaria, como empresa nacional que es, debe celebrar contratos que conllevan la naturaleza administrativa, conforme lo establece la Ley de Contrataciones del Estado.

¿El tema de la Cicig y el Ejecutivo ha afectado su gestión?

Afectarme directamente, como persona, no lo creo, en virtud de que yo estoy cumpliendo con una función pública y la estoy realizando en conformidad con la ley. Uno se siente afectado en una situación determinada cuando actúa como funcionario público en el momento que se aparte de la normativa que rige.

Yo no tengo ninguna situación que me haga pensar que pudiera verme afectada de alguna manera por ese tipo de discusión.

Lea además: Así fue como la PGN aceptó liderar la instancia de conciliación ciudadana ante crisis política

¿Cómo fue la relación con el presidente Jimmy Morales?

Tengo que reconocer que el señor presidente desde el primer día mantuvo una actitud de respeto y de apoyo a la institución y a la procuradora general de la Nación. Yo diría que en todo momento respaldó mi gestión, en los momentos que hubo requerimientos de mayor presupuesto para el cumplimiento de las diferentes funciones que tenemos que cumplir en el ámbito, tanto de Niñez y Adolescencia, y también en el caso de las abogacías, siempre hubo una disposición de respaldo que se materializó con los incrementos al presupuesto, que es algo que no tiene antecedentes en la historia de la institución. La relación con el presidente siempre fue de respeto.

¿El análisis del mandato de la Cicig es un tema complicado?

No, no lo considero difícil o complicado, porque cada uno de los casos que se manejan en la Procuraduría General son muy delicados, pero haciéndolos de manera profesional y ajustándolos a ley, lo que podría hablarse es de niveles de dificultad, en cuanto a la profundidad que se le debe dar a cada tema, pero no creo que debe considerarse difícil.

¿Cómo avanza el análisis del mandato de la Cicig que ordenó el presidente Morales?

Cada una de las unidades que fueron designadas siguen trabajando. El proceso tiene que avanzar.

¿Aceptaría seguir en el cargo si el presidente se lo propone?

Pues, la verdad, no he hablado sobre el tema con el presidente, no habido motivos para cambiar de parecer. Me estoy concentrando en avanzar hasta donde me dé el tiempo. Afortunadamente, tuve un equipo muy destacado. Estamos consolidando procesos. Esta semana inauguramos dos de ellos que son importantes. En el tema informático hay avances significativos y en el tema de niñez me estoy concentrando en mi trabajo.

¿Aceptaría seguir al mando de la PGN?

Yo creo que todo tiene un principio y un fin, y mi período termina el 17 de mayo. Como le repito, no lo he considerado. Lo importante es que haya una nueva visión de las cosas. Aquí hay mucho que hacer, y en ocasiones la variedad de puntos de vista permite fortalecer más las instituciones.

¿Qué temas deja pendientes en la Procuraduría?

Por citar algunos: las demandas que están en trámites, el caso TCQ, muchos casos que hay que darles seguimiento.

Contenido relacionado:

> Las razones por las que los relevos de los jefes del MP, PGN y Contraloría serían claves en la lucha contra la corrupción
> Así acortó el tiempo la PGN para reunir a menores con familiares
> Caso Hogar Seguro: Accionan contra PGN por incumplimiento