UNE y Vamos dicen que Jimmy Morales debe dejar que el nuevo presidente continúe con las negociaciones de tercer país seguro

Los partidos que se disputarán la Presidencia de la República el 11 de agosto aseveran que las negociaciones del acuerdo con Estados Unidos deben suspenderlas y dejarlas en manos de Sandra Torres o Alejandro Giammattei.

Alejandro Giammattei o Sandra Torres deben continuar con negociaciones con Donald Trump (Fotos Prensa Libre: Esbin García)
Alejandro Giammattei o Sandra Torres deben continuar con negociaciones con Donald Trump (Fotos Prensa Libre: Esbin García)

Suspender cualquier negociación, para no comprometer al país, y dejarla en manos del próximo gobierno es la sugerencia de los candidatos que disputarán la segunda vuelta electoral a la posibilidad de acceder a convertir a Guatemala en un tercer país seguro.

“Que deje al próximo gobierno desarrollar su política exterior de manera integral”, dijo ayer de manera contundente Óscar Argueta, secretario general de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE).

Argueta recordó que la candidata Sandra Torres expresó al presidente Jimmy Morales que debe dejar de comprometer al país y permitir que la próxima administración sea la que se encargue de discutir ese asunto con el Gobierno de Estados Unidos.

Agregó que ese acuerdo debe llegar al Congreso de la República, por lo que no puede comprometer al país de manera unilateral.

Desconocimiento

Por su parte, el secretario general del partido Vamos, Giorgio Bruni, manifestó que el presidente Morales se debe abstener de firmar, porque está próximo a concluir su mandato, además de que el contenido del acuerdo debe ser conocido por quien se encargue de darle seguimiento.

Bruni resaltó que hay desconocimiento general sobre el supuesto acuerdo, debido a que ha habido mala comunicación.

“Si uno pregunta de qué trata, nadie sabe. Eso es una realidad. Si nosotros ganamos, deberíamos entrar a negociar con el Gobierno de EE. UU.”, dijo Bruni.

Además: Torres y Giammattei eligen su lugar en la papeleta para las votaciones en segunda vuelta

Deben bajar fuego

La crisis que desató el tuit que el presidente estadounidense Donald Trump publicó el martes 23, a las 6 de la mañana, en el cual amenaza a Guatemala de imponer gravámenes a remesas y subir los aranceles a los productos nacionales mantiene una relación tensa entre ambos países.

De acuerdo con analistas, el fondo de este asunto diplomático radica en que Trump no se detiene en su proyecto de ganar la reelección del 2024, y su bandera electoral es conseguir la reelección, mientras que por el lado nacional, al parecer, Morales le había ofrecido suscribir el convenio de tercer país seguro.

Tuits de Trump vuelven a causar revuelo. (Foto Prensa Libre: EFE)

 

El excanciller Eduardo Stein refirió: “La crisis que elevó la temperatura tiene su origen en la poca responsabilidad compartida para abordar el tema de la migración entre el presidente Trump, con su obsesión por reelegirse, y el presidente Morales, con no revelar al pueblo lo que estaba ofreciendo a la Casa Blanca”.

“Lo más sano sería bajarle la temperatura de echadas de culpa mutuas a nivel interno en Guatemala y buscar de manera constructiva una solución conjunta a la problemática migratoria entre los gobiernos interesados”, dijo Stein.

Le puede interesar:  Alejandro Giammattei y Sandra Torres cruzan señalamientos durante la campaña de fin de semana

Sin embargo, el diplomático consideró que, si Trump cumple con sus amenazas, que son su arma política, el impacto sería devastador y produciría un efecto contrario, pues habría mucha mayor migración hacia el norte”.

“Estamos en un terreno de susto tras susto, lo cual debió haber sido erradicado desde sus inicios, si el gobierno de Morales hubiera tenido la cautela y precaución de informar a la ciudadanía de lo que estaba negociando o de lo que la administración de la Casa Blanca quiere imponer a Guatemala”, señaló Stein.

El excanciller de Guatemala asegura que el presidente Trump necesita resultados en la contención de la migración irregular de El Salvador, Honduras y Guatemala, y no va a ceder en sus esfuerzos de que los países del Triángulo Norte se alineen en su “obsesión por reelegirse”.

Conocer los procesos

El exministro de Economía Rubén Morales consideró que Guatemala debe buscar acercamientos para un proceso de consulta con Estados Unidos y así evaluar las rutas viables, “como el instrumento legal del Cafta (TLC entre EE. UU. y Centroamérica), en el caso de los aranceles, y en el de las remesas, el poder no depende de Trump, sino del Congreso.

“Desde el punto de vista económico, es importante que todos tengamos la certeza de que tenemos el instrumento legal del Tratado de Libre Comercio, en el cual hay mecanismos que los países pueden usar para aumentar o reducir aranceles, y hay un proceso de negociación para eso; o sea, que no se puede hacer de manera unilateral, tienen que estar de acuerdo los dos países”, expresó Morales.

Le puede interesar: Torres se reúne con Neto Bran y Giammattei visita La Terminal

A criterio del exministro, es indispensable que cuando se negocie con Estados Unidos se haga con mucho tacto, disciplina y rigurosidad, porque “los países tenemos intereses políticos, económicos y comerciales”, por lo que se tiene que plantear un marco de negociación y cuáles son los objetivos.

Morales opinó que Guatemala debe hacer un planteamiento, conocer lo que piensa EE. UU., y así definir la estrategia.

Es un David y Goliat

El sociólogo y analista Gustavo Porras manifestó que la negociación con Donald Trump es la de David y Goliat y de un pierde-pierde —imposición de aranceles o de tercer país seguro—, por lo que recomienda “fortalecer relaciones con Estados claves, como Israel, que han padecido imposiciones disyuntivas”.

Porras explicó que si se acepta convertir a Guatemala en un tercer país seguro o de refugio, Guatemala viviría un “caos colosal”, porque no se cuenta con los recursos y la infraestructura para atender a miles de hondureños, salvadoreños y migrantes de otros países.

“Guatemala podría vivir una situación de mucha explosividad”, aseveró.

Por otro lado, si Guatemala no llega a un acuerdo con EE. UU. y ese país cumple su amenaza de imponer gravámenes a las remesas y subir los aranceles a los productos nacionales, sumiría al país en una grave crisis económica.

En cuanto a México y El Salvador, con quienes el presidente estadounidense, en teoría, llegó a acuerdos, Porras indicó que prácticamente los dos países “acataron lo dispuesto por Trump”, y sus casos no eran de tanta gravedad en cuanto a convertirse en tercer país seguro, como se lo ha planteado a Guatemala.

Notas relacionadas:

>Torres se reúne con Neto Bran y Giammattei visita La Terminal

>A un mes de las elecciones Torres y Giammattei buscan el voto conservador urbano

>Torres y Giammattei se enfocan en votantes urbanos, a quienes prometen seguridad