Por qué los precios de los combustibles se podrían estabilizar en mayo (y qué puede cambiar la tendencia)

La estabilización de los precios de los combustibles o tendencias a la baja se espera para los próximos meses luego de que la OPEP anunció, a principios de mes, su decisión de aumentar la producción en forma paulatina a partir de mayo.

Publicado el
Guardar Compartir
Los combustibles han tenido un alza sostenida desde noviembre en adelante con comportamiento variable en marzo y abril 2021. (Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Los combustibles han tenido un alza sostenida desde noviembre en adelante con comportamiento variable en marzo y abril 2021. (Prensa Libre: Hemeroteca PL).

En Guatemala el precio de los combustibles aumentó 25% entre el 1 de enero y el 15 de marzo del 2021, aunque posteriormente reportó leves bajas por dos semanas. Sin embargo, según el ministro de Energía y Minas, Alberto Pimentel, aún durante esta semana se vio un incremento en las gasolinas.

El funcionario atribuye el alza reciente a una consecuencia natural por la incertidumbre que generó el bloqueo del canal de Suez. “Fue más una especulación de los mercados internacionales, eso se vio reflejado el martes (de la semana pasada) en las estaciones de servicio, en la Semana Santa y en la anterior a esa había bajado” señalo.

Las gasolinas superior y regular se ubicaron en Q26.97 y Q26.17 el galón, con un alza de Q0.52 y Q0.51 respectivamente y el diésel en Q20.43 con una baja de Q0.28, según datos del monitoreo semanal del Ministerio de Energía y Minas (MEM) al 12 de abril de este año en el área metropolitana y en la modalidad de autoservicio.

En servicio completo las gasolinas se ubicaron en Q28.12 y Q27.33 con alzas de Q0.68 y Q0.69 respectivamente, mientras que el diésel se reportó en Q21.59, una baja de Q0.17.

Expectativa a la baja

Para el futuro inmediato, la expectativa es que el precio descienda a finales del abril o durante mayo, agregó el ministro, tomando en cuenta la decisión de la OPEP de incrementar la producción.

La oferta y la demanda tenderán a disminuir el precio los próximos meses y a mantenerse estables hasta octubre, ya que, luego empieza el invierno en el hemisferio norte y aumenta la demanda internacional, añadió.

“Si pasa algo que genere conmoción en los mercados internacionales también se ha relejado en los precios de venta en el país”, expuso.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), en alianza con Arabia Saudí y Rusia, acordó el 1 de abril del 2021 aumentar gradualmente su producción petrolera, para incrementar su oferta actual unos 2 mil 141 millones de barriles diarios (mbd) de crudo en tres etapas y meses, a partir del 1 de mayo.

En mayo el aumento será de 600 mil barriles diarios, en junio se sumarán otros 700 mil barriles al día y en julio se añadirán 881 mil barriles también diarios.

Confianza en recuperación

Lea además:
Precios del galón de gasolinas super y regular se encarecieron más de Q5 desde enero

Jose Briones, presidente de la Gremial de Empresas Importadoras de Hidrocarburos (GEIH) mencionó que parece reflejarse cierta estabilidad en los precios internacionales, esto a pesar del anuncio de la OPEP, decisión que califica como un voto de confianza a la recuperación de la economía global, de la mano de los programas de vacunación en varios países.

Además, indicó que en Estados Unidos ya empezaron a producir y refinar más petróleo debido a esa tendencia.

“La primera semana de abril se refinó la mayor cantidad de petróleo desde que se inició la pandemia en el 2020, además, respecto a la demanda, se alcanzó el mayor número de vuelos comerciales desde que impactó la pandemia, por lo que es un impacto positivo agregar a barriles de producción”, comentó.

Considera que el aumento de la producción de petróleo también va a ser positivo para Guatemala y no deberían verse cambios hacia el alza en las próximas semanas, salvo factores que se presentan a última hora o decisiones geopolíticas como las relaciones políticas entre Estados Unidos y países como Irán o China, u otros como nevadas o tormentas que puedan afectar refinerías o el tráfico de cargueros ejemplificó.

Refirió que, en Guatemala, la rotación de los inventarios es variable y depende de las compañías, pero está entre 1 a 3 semanas.

Fausto Velásquez, gerente de Ventas de Uno Guatemala, coincide con Briones en que conforme se vaya revirtiendo las medidas de recorte de producción de petróleo que efectuaron los países productores desde el año pasado debería de incidir en una bajada en los precios internacionales.

“Estas medidas tienden a incidir hacia la baja en los mercados, si eso se refleja ya en las referencias de compra venta, sí se podrían reflejar en el mercado de Guatemala en los próximos meses”, dijo Velásquez. Se debe tomar en cuenta que también se deberán ir actualizando los inventarios ya existentes en el país.

Lo que se experimentó la semana pasada fue un alza que ronda en los Q0.50 y Q0.70 para gasolinas como “el reflejo del impacto en mercados internacionales previo al anuncio de la OPEP” y una baja de Q0.30 para el diésel observado a finales de esa semana, explicó Velásquez.  El monitoreo del MEM reporta esa alza hasta esta semana ya que la recolección de datos se lleva a cabo cada lunes.

Añadió que la semana actual no se ha visualizado algún cambio en el mercado local y por aparte el mercado internacional está a la expectativa sobre los avances de la vacunación contra el covid-19 y las negociaciones con Irán, entre otros.

Le puede interesar: Tres claves para la reactivación económica en Guatemala (desde el sector privado)

Se podría esperar que en los mercados internacionales se mantenga la fluctuación de precio por unas semanas más y que después se estabilice, además se debe esperar que el comportamiento sea sostenido, se agregó.

Expendio y consumo

Enrique Meléndez, director ejecutivo de la Asociación Guatemalteca de Expendedores de Gasolina, calificó como una noticia positiva el anuncio de la OPEP de incrementar la producción, pero dijo que el impacto en el país dependerá de cuánto vaya a afectar el precio internacional, y que tampoco se deben olvidar otras variables como las decisiones geopolíticas de otros países, por ejemplo, si Irán puede vender petróleo a los países que actualmente se les está limitando.

Agregó que la demanda continúa siendo incierta y que va a depender de cómo se desarrolle la pandemia, con qué celeridad avance la reactivación económica a corto plazo y también los procesos de vacunación.

“La oferta y demanda están bastante ajustadas y el mercado está reaccionando a cualquier efecto, por eso se están moviendo los precios por volatilidad”, expuso Meléndez.

El directivo considera que en abril va a continuar una volatilidad en los precios, aunque ya no el nivel de incremento que se experimentó de noviembre hasta marzo del 2021, período donde se vio un incremento sostenido, sino que ahora se van a ver fluctuaciones al alza o a la baja.

Añadió que puede darse estabilidad a partir de mayo, pero que aún se deben observar cómo se va a comportar el segundo semestre del año, ya que durante el verano puede aumentar el consumo de gasolina en Estados Unidos debido a desplazamiento por vacaciones y algunos combustibles debido a la época calurosa.

“La rotación de los inventarios dura entre 15 y 20 días en el país, los importadores son estratégicos en sus compras, tienen sus políticas de compras, ya que no solo suministran a Guatemala sino al Triángulo Norte”, agregó al ser consultado sobre el reflejo de la posible estabilidad en los precios en el país.

La demanda en Guatemala se ha venido recuperando, pero en forma paulatina, explicó. En el primer bimestre del 2021 se registró una demanda menor en -0.5% en la gasolina superior y un dato similar para el diésel, en tanto la demanda de gasolina regular bajó 2%, respecto al mismo plazo del 2020, dijo Meléndez.

Refirió que a partir de marzo se va a notar una recuperación de la demanda si se compara en forma interanual debido a que desde marzo del 2020 cayó el consumo en forma drástica, debido a las restricciones de viaje y suspensión de actividades establecidas para evitar la propagación del coronavirus.

  • En el 2020, la demanda venía creciendo antes de la pandemia entre 4% y 6%, pero ahora se esperaría recuperar el volumen que se perdió a partir de la pandemia y lograr una demanda similar a la del 2019, sin embargo, va a depender mucho de la dinámica que tenga la economía.

Indicó que los datos divulgados el martes 6 de abril respecto de una proyección de crecimiento de hasta el 4.5% en el país para este año, es un rebote de lo que se había perdido pero es positivo.

La movilidad en áreas comerciales y supermercados se incrementó, pero en otras actividades aún sigue menor por teletrabajo, clases en línea, menor turismo. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL):

La movilidad ya no es la misma

Ricardo Rodríguez, analista de Cabi, refirió que luego del desplome del precio del petróleo en abril del 2020 a sus niveles más bajos en muchos años, se ha observado un aumento sostenido desde el último trimestre del 2020 hasta marzo debido a las expectativas económicas y al avance de la vacunación contra el covid-19.

Luego de llegar a US$65 por barril se estabilizó y se ha mantenido entorno a los US$58 y US$61 el WTI, refirió el consultor, y esperan que empiece a bajar alrededor de mayo. El precio cerró este lunes 12 de abril con un alza del 0.6 %, hasta US$59.70, impulsado por las tensiones geopolíticas en Arabia Saudí, pero con preocupación por las perspectivas de demanda, refirieron agencias internacionales.

Dijo que, aunque hay una recuperación económica importante en los países, se debe tomar en cuenta que la movilidad aún no es la misma ya que, por ejemplo, hay menos personas viajando.

En 2019, la industria de aviación trasladaba unos 2.3 millones de pasajeros, pero ahora son alrededor de 800 mil a un 1 millón de viajeros, por lo que la demanda de combustible aún es baja.

Tanto en diversos países, como en Guatemala, aunque se han reanudado operaciones y actividades, aún se mantienen el teletrabajo y clases virtuales, por lo que la demanda de combustible para transportarse no ha vuelto a los niveles prepandemia. Además, el tema de turismo tampoco ha regresado a la normalidad.

Tomando en cuenta ese comportamiento y el anuncio de una mayor producción de petróleo “no encontraría razones para que aumente el combustible muy fuertemente en los próximos meses”, dijo Rodríguez.

Lea también: Qué activará el movimiento comercial en el sector inmobiliario en Guatemala este 2021

“Lo que esperaría es que el aumento fuerte que se ha visto en los precios de combustibles a inicios del año ya no continúe y se estabilice en torno a los niveles actuales. No sabría decirle en cuánto tiempo llegaría a reflejarse su caída porque estos se compran a futuro, pero podrían verse caídas del precio de la gasolina en el tercer o cuarto trimestre del año”.

Desplazamiento no necesariamente sube consumo

Cabi ha analizado el comportamiento de la movilidad en Guatemala y otros países.

  • Rodríguez explicó que hay países en Centroamérica que ya tienen movilidad del 100%, según datos tanto de movilidad de Google y de Waze, incluyendo Guatemala. Refirió que analizan el desplazamiento hacia zonas comerciales (supermercados, centros comerciales, y otros) y según el reporte al 28 de marzo (Domingo de Ramos) ya había llegado a 100% la movilidad, respecto a los meses de la prepandemia.
  • Durante la pandemia esa cifra llegó hasta el 40%. Luego empezó a subir y en diciembre llegó al 106%, en enero volvió a bajar a 84% pero en febrero y marzo repunto de nuevo y llegó al 96%, indicó.
  • Sin embargo, explicó que con la movilidad hacia zonas comerciales se puede analizar la reactivación económica, pero que no precisamente significa mayor consumo de combustibles, ya que la movilización puede ser a pie, en carro acompañado.
  • Espera que se mantengan la alta movilidad en las semanas posteriores a la Semana Santa, agregó.

“Mayor desplazamiento genera mayor demanda de productos y combustibles (pero) no son temas totalmente equivalentes, porque no necesariamente refleja que todos se desplazan en carro, también se debe analizar la demanda del transporte público”, dijo Rodríguez.

Desde la caída de 9.6 millones de barriles diarios, que representaron casi el 10% de la producción mundial que experimentó el consumo de crudo en 2020, se estima que este año solo se recuperarán 5.6 millones de barriles, según datos de la OPEP.


0