Verificamos por usted: Reducir la desinformación depende de la precisión del contenido

Un estudio académico publicado recientemente por la revista Nature indica que las personas a menudo comparten información errónea porque su atención se centra en factores distintos de la precisión.

PL Plus

Un experimento realizado por los investigadores Gordon Pennycook , Ziv Epstein, Mohsen Mosleh, Antonio A. Arechar, Dean Eckles y David G. Rand publicado en la revista Nature (17 de marzo) destaca cuatro puntos sobre la manera en que se comparten noticias falsas en las redes sociales.

Los puntos clave de esta investigación versan sobre por qué las personas comparten información equivocada y cómo se pueden aportar soluciones, desde la academia, para reducir el intercambio de información errónea.

El punto de partida nace desde el primer encuentro con el lector: el título. La veracidad de los encabezados tiene poco efecto en que sean compartidos por los usuarios en las redes sociales, a pesar de que resalte la precisión en los hallazgos. Con ello, se encontró que quienes comparten información no siempre tienen un juicio de valor o creencia en el contenido.

¿Contradictorio? Quienes participaron en la investigación académica indican que es importante compartir solo noticias precisas. Para arrojar luz sobre esta aparente contradicción, los autores hicieron cuatro encuestas y un experimento de campo en tuíter.

Los resultados muestran que cambiar sutilmente la atención hacia la precisión aumenta la calidad de las noticias que la gente comparte después. Esto se complementa con herramientas estadísticas adicionales que reflejan que las personas a menudo comparten información errónea porque su atención se centra en factores distintos de la precisión y, por lo tanto, no implementan una preferencia muy arraigada por el intercambio preciso.

Estos son los cuatro principales hallazgos de este trabajo:

1. Desconectar el compartir y la precisión

Hay una certeza: las personas comparten información errónea porque creen que es precisa. ¿Son las creencias erróneas suficiente razón para explicar el intercambio de información equivocada? El estudio prueba una disociación entre lo que las personas consideran exacto y lo que compartirán en redes sociales.

A través de la herramienta Amazon Mechanical Turk (MTurk) se reclutaron a mil 15 estadounidenses y se les mostró el titular, el lead y la foto principal de 36 noticias reales tomadas de las redes. La mitad eran títulos falsos y la otra, verdaderos.

La mitad fueron elegidos para ser favorables a los demócratas y la otra mitad a los republicanos. Los participantes fueron asignados al azar para luego juzgar la veracidad de cada título (condición de precisión) o indicar si consideran compartir cada título (condición para compartir).

En la condición de precisión, los titulares verdaderos se calificaron como precisos significativamente más a menudo que los titulares falsos. Aunque los titulares que tenían concordancia con la noticia también se calificaron como precisos significativamente más a menudo que los titulares que no, en este caso hubo un peso de creencia política basada en la alineación partidista que fue significativamente menor.

Es decir, el efecto de la veracidad de los titulares fue significativamente mayor en la condición de precisión que en la condición de compartir, mientras que el efecto de la concordancia fue significativamente mayor en la condición de compartir que en la de precisión.

También verificamos | ¿Es legal el cierre de calles cerca de edificios públicos cuando funcionarios tienen actividades públicas?

2. La precisión del gancho mejora el intercambio

El experimento indujo de manera sutil a las personas a pensar en la precisión, lo que la cuenta basada en preferencias predice no debería tener ningún efecto, mientras que la cuenta basada en la falta de atención predice debería aumentar la precisión del contenido que se comparte.

Lo anterior se explica así: se probaron estas predicciones competitivas realizando encuestas con diseños similares. En la condición de control de cada experimento, a los participantes se les mostraron 24 titulares de noticias (equilibrados en veracidad y partidismo, similar al punto anterior) y se les preguntó qué tan probable sería que compartieran cada titular en Facebook.

En la condición de tratamiento, se pidió a los participantes que calificaran la precisión de un solo titular no partidista al comienzo del estudio (aparentemente como parte de una prueba previa de estímulos para otro estudio).

Luego pasaron a completar la misma tarea de compartir intenciones que en la condición de control, pero con el concepto de precisión más probable que sea prominente en sus mentes.

También verificamos | ¿Es posible liberar el acceso a internet para fines educativos en Guatemala?

3. Atención a la precisión como método

Se hizo un experimento para evidenciar que cambiar la atención a la precisión es el mecanismo detrás de un efecto de gancho al mostrar que la condición de tratamiento conduce a la mayor reducción en el intercambio de titulares que los participantes probablemente considerarán los más inexactos (y viceversa para la mayoría).

En el análisis de resultados a nivel de titular se halló una correlación positiva entre el efecto del tratamiento en el intercambio y la precisión percibida del titular. Es decir, los títulos más inexactos son aquellos que el tratamiento de prominencia de precisión desalienta de manera más efectiva a las personas a compartir.

También verificamos | ¿Es permitido que funcionarios den regalos con fines electorales?

4. Implementación en tuíter

Para probar si los hallazgos se generalizan a entornos naturales de uso de las redes sociales —en lugar de experimentos de laboratorio—, decisiones de intercambio reales —en lugar de hipotéticas— y desinformación de manera más amplia —en lugar de simplemente “noticias falsas” descaradas—, en el estudio se realizó con un experimento de campo en las redes sociales.

Para ello se seleccionaron 5 mil 379 usuarios de tuíter que habían compartido previamente enlaces a dos sitios de tendencia a la derecha particularmente conocidos que los verificadores de hechos profesionales han calificado como altamente poco confiables.

Luego se enviaron a estos usuarios mensajes privados pidiéndoles que calificaran la precisión de un solo titular no político. Se usó un diseño de cuña escalonada para observar el efecto causal del mensaje sobre la calidad del contenido de las noticias que los usuarios compartieron en las 24 horas posteriores a la recepción de la intervención.

También verificamos | ¿El Gobierno retrasó la llegada de la vacuna contra el covid-19?

Conclusión

Estos estudios sugieren que al decidir qué compartir en las redes sociales, las personas a menudo se distraen de considerar la precisión del contenido.

Por lo tanto, cambiar la atención al concepto de precisión puede hacer que las personas mejoren la calidad de las noticias que comparten.

El estudio encontró una disociación entre los juicios de precisión y las intenciones de compartir que sugiere que las personas pueden compartir noticias en las que no necesariamente tienen una creencia firme.

Como consecuencia, las creencias de las personas pueden no ser tan partidistas como parecen indicar sus feeds de redes sociales. Se necesita trabajo futuro para identificar con mayor precisión el estado de creencia de las personas cuando no se reflexiona sobre la precisión.

¿Es que las personas no tienen una creencia particular de una forma u otra, o que tienden a asumir que el contenido es verdadero por defecto?

Los resultados sugieren que el diseño actual de las plataformas de redes sociales, en las que los usuarios se desplazan rápidamente a través de una mezcla de noticias serias y contenido emocionalmente atractivo, y reciben retroalimentación social cuantificada instantánea sobre lo que comparten, puede disuadir a las personas de reflexionar sobre la precisión.

***

Cita:
Pennycook, G., Epstein, Z., Mosleh, M. et al. Shifting attention to accuracy can reduce misinformation online. Nature (2021). https://doi.org/10.1038/s41586-021-03344-2

0