Institucionalidad pública no inspira confianza en la población

Los organismos del Estado e instituciones imprescindibles para la democracia del país generan muy poca confianza en la población nacional. En contraste las iglesias, los maestros y el Ejército son en quienes más confían las personas.

En general la población tiene poca confianza en las instituciones públicas y los organismos del Estado. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
En general la población tiene poca confianza en las instituciones públicas y los organismos del Estado. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Esto de acuerdo a los datos que arrojo la primera Encuesta Libre de este año, desarrollada por la empresa ProDatos por encargo de Prensa Libre y Guatevisión.

Los resultados señalan que los organismos de justica —Organismo Judicial— solo genera confianza en el 29 por ciento de la población, mientras que la Presidencia —Organismo Ejecutivo— únicamente lo hace en el 15 por ciento de la población y el los diputados —Organismo Legislativo— tan solo al ocho por ciento de la población.

Los datos son igualmente dramáticos cuando se le preguntó a los entrevistados si creían que estas instituciones estaban haciendo un buen trabajo, pues para el Judicial solo el 28 por ciento de las personas respondió de forma positiva, para el Ejecutivo el 19 por ciento y para el Legislativo el 14 por ciento.

Cifras a la baja

Encuesta Libre se ha realizado en cuatro ocasiones a lo largo de ocho años, eso permite poder tener una línea histórica sobre la confianza que la población tiene en los organismos del Estado y los datos revelan que dos organismos presentan cifras con tendencia a la baja.

Lea más: Registro de Ciudadanos revoca inscripción de diputado Armando Escribá

El caso más dramático quizás es el del Ejecutivo, pues en abril de 2011 el 15 por ciento de las personas indicaban que le tenían confianza, el dato se disparó para abril del 2012, donde el 47 por ciento de las personas decían tener confianza.

Posterior a esa fecha la cifra se  desplomó pues en abril del 2015 solo el 22 por ciento respondía positivamente y en esta ocasión nuevamente el 15 por ciento de las personas dicen sentir confianza por el ejecutivo.

El Legislativo también presenta un comportamiento similar pues en abril del 2011 solo el 15 por ciento de la población decía tener confianza en dicho organismo, para abril del 2012, fue el 24 por ciento; en abril del 2015, fue el 12 por ciento, y la última medición reportó el ocho por ciento.

El Judicial tiene un comportamiento distinto a los otros organismos pues en abril del 2011 el 25 por ciento de las personas decían que le tenían confianza; en abril del 2012, fue el 30 por ciento; en abril del 2015, el 24 por ciento y en la última medición fue el 27 por ciento.

Lea también: TSE desconoce inclusión de diputado José Armando Ubico en lista de corruptos de EE. UU.

Este Organismo fue el único que tuvo un desarrollo positivo en relación a la última medición realizada por Encuesta Libre.

Instituciones imprescindibles

Para un país que vive en democracia son fundamentales dos instituciones el Tribunal Supremo Electoral (TSE) y los Partidos Políticos, según el estudio ambas tuvieron una calificación muy baja en el índice de confianza.

En el caso del TSE solamente el 31 por ciento dijo tener confianza en este, mientras que para los Partidos Políticos la cifra fue del 12 por ciento.

El histórico de estas instituciones señala que el comportamiento no ha sido tan volátil pues la tendencia prácticamente se ha mantenido a lo largo de los años.

Lea además: Rootman Pérez: Vamos a demostrar que el finiquito de Thelma Aldana tiene validez

En el caso del TSE en abril del 2011 tenía un 29 por ciento de confianza; abril del 2012, 35 por ciento; abril del 2015, el 31 por ciento, esta última cifra fue la misma de esta medición.

En el caso del os partidos políticos en abril del 2011, fue el 12 por ciento; abril de 2012 y 2015 fue el 15 por ciento, y la última medición arrojó la cifra de 12 por ciento.

Poca institucionalidad

La socióloga Silvia Monzón, consideró que las cifras muestran “un síntoma bastante preocupante del escaso avance de la democracia como modelo de relacionamiento político y social del país”.

“Ciertamente hemos tenido elecciones bastante seguras y eficientes, sin embargo en los últimos años el TSE ha venido sufriendo un deterioro en su credibilidad que tiene que ver con el deterioro del sistema de partidos políticos”, añadió la experta.

Lea más: Emerson García: Accionamos contra la inscripción de Thelma Aldana porque es un derecho

Agregó que “una democracia necesita una ciudadanía formada e informada y eso no se está haciendo” en principio porque la educación como institución no está formando a los jóvenes como ciudadanos informados.

“Fortalecer la institucionalidad requiere de un sistema de partidos políticos fuerte que realmente tenga mecanismos de inclusión y no en lo que se han convertido lamentablemente los partidos: marcas más relacionadas con marketing y no en escuelas de formación como debería ser”, expuso.

Monzón indicó que se necesita además que los organismos Judicial, Ejecutivo y Legislativo cumplan con las funciones para las cuales han sido creados.

“Lo que vemos es que no han existido continuidad de políticas públicas, en el caso del Ejecutivo los esquemas de corrupción fueron señalados y evidenciados con pruebas en el 2015. Tenemos a un organismo Legislativo que se ha debilitado porque el sistema de partidos políticos no está funcionando bien y quienes llegan al Congreso son personas no idóneas, en el sentido de su formación política y capacidad de servicio”, explicó la socióloga.

Lea también: Voto en el extranjero será presencial en cuatro ciudades de Estados Unidos

Indicó que para que la democracia funcione se necesita de personas que quieran servir al país y es lo que menos vemos en la actualidad  sobre todo en los últimos años.

“Todo esto hace que tengamos una democracia en deterioro, precaria porque no está cumpliéndose con los mínimos que requiere el modelo democrático, no hay inclusión y si la hay es realmente simulada porque no hay oportunidad de expresarse para que sus derechos sean garantizados”, acotó la experta.

Los más confiables

Como ya es común las iglesias Evangélica y Católica, los maestros y el Ejército son los que más confianza generan en los encuestados.

Resalta que ninguno de estas cuatro instituciones supere el 63 por ciento de confianza, lo que significa que aunque son los más altos de la medición no tienen una cifra contundente.

Lea además: Cuestionan la inscripción de 32 candidatos a diputados

La antropóloga Olga Pérez expuso que una de las razones por las cuales estas instituciones generan confianza es por la cobertura y presencia que tienen en todo el territorio nacional.

“Las presencia de las iglesias y magisterio y los liderazgos que ejercen son importantes. Particularmente los papeles que juegan los sacerdotes, pastores y maestros quienes son los que más se comunican con los pobladores y son importantes”, preciso la experta.

Agregó que en el caso del Ejército emerge por la configuración política y recientemente tienen una presencia muy grande por su labor en situaciones de rescate en emergencias.

Las redes sociales y Facebook aparecen por primera vez en la medición con 22 y 20 por ciento de confianza. Pérez resaltó que esto podría deberse a la superficialidad con que se tocan los temas en esas plataformas.

Contenido relacionado:

> Pobladores afectados por hidroeléctrica Chixoy exigen “resarcimiento” al presidente Jimmy Morales

> Lo que debe saber para que sus hijos voten en las Elecciones Infantiles

> Qué opciones tiene Thelma Aldana para regresar a la contienda electoral