Candidiasis vaginal: enfermedad causada por hongos

Expertas en ginecología señalan que más del 50 por ciento de las mujeres han sufrido infección vaginal causada por hongos. Acá le explicamos qué es la candidiasis y cómo tratarla.

Publicado el
Esta infección es común en varias mujeres y su tratamiento no causa dolor. (Foto Prensa Libre: Servicios).
Esta infección es común en varias mujeres y su tratamiento no causa dolor. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Si alguna vez ha experimentado intensa picazón, irritación y enrojecimiento de la zona vaginal, probablemente ha padecido de candidiasis vaginal. Esta es una infección muy común causada por hongos, especialmente la Cándida albicans, que está presente en la flora de la región íntima de la mujer.

La ginecóloga y obstetra Silvia Martínez comenta que la candidiasis vaginal no es una enfermedad de transmisión sexual, ya que es común la presencia de Cándida en la flora vaginal. El portal Medlineplus dice que este hongo vive en casi todas las partes, incluso dentro del cuerpo. Por lo general el sistema inmunitario lo mantiene controlado, pero cuando se padece alguna enfermedad y se toman antibióticos puede contribuir a su proliferación y volverse infección.

“La cándida y muchos otros organismos que normalmente viven en la vagina se mantienen mutuamente en equilibrio. Algunas veces, la cantidad de cándida aumenta, lo cual provoca que se presente una candidiasis”, se lee en Medlineplus.

Causas

Ya que en la vagina se mantiene un equilibrio de hongos, existen algunas bacterias que actúan para evitar el crecimiento excesivo de estos, como la lactobacillus. Ese balance puede modificarse cuando aumenta la cándida o los hongos se penetran en capas celulares vaginales más profundas, lo cual causa síntomas de una infección por hongos.

Los antibióticos pueden desbalancear el nivel de hongos y bacterias que hay en la vagina, lo cual causa picazón. (Foto Prensa Libre: Servicios).

La ginecóloga Claudia Méndez menciona que las principales causas de esta infección es el uso de antibióticos, porque provoca un desequilibrio en la flora vaginal natural. Este tipo de medicamentos elimina bacterias del cuerpo, incluidas las saludables que están en la vagina, provocando un aumento de los hongos.

Al tener desequilibrio hormonal también se presenta sequedad, irritación y picores. Por ejemplo, cuando se registra un aumento de estrógenos, que es la hormona que mantiene los niveles de los flujos naturales para conservar la vagina hidratada.

La diabetes no controlada y problemas en el sistema inmunológico también son algunas de las causas, porque se requiere consumir antibióticos para contrarrestar estos padecimientos. Las profesionales indican que los factores de riesgo dependerán del estilo de vida de cada persona.

Síntomas

Según Martínez, el síntoma más común y por el que las pacientes consultan a su médico es por prurito vaginal, mejor conocido como comezón vaginal. También por tener flujo abundante o moderado, en algunas ocasiones con olor desagradable o intenso.

Tener flujo abundando o moderado con mal olor puede ser un síntoma de la candidiasis. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Enrojecimiento e hinchazón en toda la región íntima. Además, padecer de dispareunia o coitalgia, dolor al tener relaciones sexuales, puede ser señales de Candidiasis vaginal.

En casos severos se puede presentar eritema, que es una reacción cutánea aguda, y edema vulvar muy marcada, laceraciones y hemorragia ocasional.

¿Cómo prevenirla?

Para recudir el riesgo de padecer infección por hongos, Méndez recomienda utilizar ropa interior con entrepierna de algodón y que no sea ajustada.

Evitar las duchas vaginales, porque en algunas ocasiones afecta el interior de la vagina y desbalancea el pH, debido a que algunos productos están compuestos de fragancias o ciertos químicos. También evitar productos femeninos perfumados y permanecer con ropa mojada durante largos periodos de tiempo.

Diagnóstico

El diagnóstico es clínico. Las mujeres deben ser evaluadas por un ginecólogo, que lleva a cabo una evaluación de los genitales externos, coloca un especulo y hace tacto vaginal.

Una visita periódica al ginecólogo puede prevenir esta infección. (Foto Prensa Libre: Servicios).

“El tratamiento más común para combatirla es la Clindamicina, acompañada de algún medicamento antifúngico. Pueden ser en presentación de óvulos genitales, cremas o tabletas”, dice Martínez.

Si ha tenido alguno de los síntomas antes mencionados, es recomendable que visite a su médico. También si no presenta mejoría con el uso de algún medicamento de venta libre en farmacias.

Contenido relacionado

>Así se vive el ciclo menstrual en las diferentes etapas de la vida

>Qué son los cólicos menstruales, por qué ocurren y cómo aliviarlos

>Cómo manejar el estado de ánimo cambiante durante la menopausia