Cinco libros de literatura infantil que todo niño (o adulto) debe leer

Desarrollar el hábito de la lectura en los más pequeños debe ser una prioridad educativa común tanto para la escuela como para la familia. Por eso, le compartimos algunos de los textos que podrían convertirse en los primeros peldaños hacia ese objetivo.

Archivado en:

librosLiteraturaniños
Estimular la concentración y el intercambio de conocimiento y alimentar la imaginación  son algunos de los beneficios de la lectura. (Foto Prensa Libre: Servicios)
Estimular la concentración y el intercambio de conocimiento y alimentar la imaginación son algunos de los beneficios de la lectura. (Foto Prensa Libre: Servicios)

Trabajar para incentivar a sus hijos el hábito de la lectura -y en sí mismo- es una de las mejores decisiones que puede tomar. Las opciones para adentrarse en el maravilloso mundo de la literatura son muchas y muy variadas, pero hay algunas -clásicas y otras más modernas- que resaltan por ser historias llenas de aventura, emoción y un importante mensaje.

A continuación le recomendamos cinco famosos libros que con son claves para potenciar la imaginación de todo niño -y adulto- e incrementar su interés por la lectura.

1. El principito – Antoine de Saint-Exupéry

En esta historia un piloto se ve obligado a aterrizar de emergencia en el desierto del Sahara y de repente ve aparecer a un niño, vestido de una manera muy particular, que lo sorprende con sus preguntas y sus modales. Poco a poco el extraño niño le cuenta que viene de un lejano asteroide, en donde vive acompañado por una flor caprichosa y tres volcanes que deshollina cada mañana. Cansado de discutir con su flor, de la que está enamorado, aprovecha una migración de pájaros salvajes para escapar de la orgullosa rosa. Antes de llegar a la Tierra recorre seis planetas y así conoce a un rey que no tiene a quien gobernar; a un vanidoso a quien nadie admira; a un bebedor; a un hombre de negocios que se creía dueño de todas las estrellas del universo; a un farolero cuya consigna era prender y apagar un farol en un planeta que giraba una vez por minuto; y a un geógrafo que nunca había visto una montaña, un río o un océano.

Ya en la Tierra, el Principito se encuentra un jardín de rosas que lo hace sentir muy triste, pues hasta ese día creyó que su rosa era única en el universo. Casi al tiempo conoce al zorro que le suplica al niño que lo domestique. Conoce también un guardagujas, un vendedor y una serpiente venenosa que lo ayuda a regresar a su añorado asteroide.

2. Alicia en el País de las Maravillas – Lewis Carroll

Alicia está aburrida en la orilla del río, cuando de repente ve un conejo blanco que pasa corriendo ¡y hablando! Curiosa, lo sigue hasta su madriguera, salta dentro y cae, cae, cae? en un país donde las cosas parecen no tener ningún sentido ni ninguna lógica y donde todo es posible. Allí viven las criaturas más extravagantes, como el Gato de Cheshire, cuya afición por los enigmas solo es igualada por su tendencia a desaparecer; la cruel Reina de Corazones, el Sombrerero o la Liebre Marceña.

3. La lección de August – Raquel Palacio

A Auggie su cara lo hace distinto y él solo quiere ser uno más. Camina siempre mirando al suelo, la cabeza gacha y el flequillo tratando en vano de esconder su rostro, pero, aun así, es objeto de miradas furtivas, susurros ahogados y codazos de asombro. August sale poco, su vida transcurre entre las acogedoras paredes de su casa, entre la compañía de su familia, su perra Daisy y las increíbles historias de La guerra de las Galaxias. Este año todo va a cambiar, porque este año va a ir, por primera vez, a la escuela. Allí aprenderá la lección más importante de su vida, la que no se enseña en las aulas ni en los libros de texto: crecer en la adversidad, aceptarse tal y como es, sonreír a los días grises y saber que, al final, siempre encontrará una mano amiga.

4. El maravilloso Mago de Oz – Lyman Frank Baum

Dorothy vive en medio de las grises praderas de Kansas con su tío y su tía y su pequeño perrito Totó. No hay nada destacable en la grisura que la rodea, y nada nuevo sucede nunca en medio de aquellos parajes. Por lo menos hasta el día en que irrumpe el ciclón que engulle a la niña, con casa incluida, y es transportada junto a su mascota hasta un lugar de ensueño y seres inverosímiles, el país de Oz. Dorothy descubre que puede hacer muchas cosas maravillosas en dicha tierra, salvo la única que le interesa: regresar a Kansas.

5. Barbuchín – Daniel Armas

Es el libro para niños más difundido en Guatemala, considerado el primer gran clásico de literatura infantil. Consta de cincuenta y seis lecturas, cuentos y poesías; muchos de los personajes son animales que manifiestan los sentimientos y temores que vive todo niño.

Contenido relacionado:

> Audiolibros: ¿Qué son y dónde encontrarlos?

> 5 poetas guatemaltecos le dan recomendaciones de lectura 

>J.K. Rowling publicará cuatro nuevos libros del universo mágico

0