Cuando la pareja nunca deja de trabajar, ¿qué tanto afecta la relación?

¿Cuánto tiempo pasan juntos? Si pareciera que nunca comparten por el trabajo, este artículo podría interesarles.

Publicado el
Una vida equilibrada lleva a tener un tiempo y espacio para todo, incluido la vida en pareja.  (Foto Prensa Libre: Pixibay).
Una vida equilibrada lleva a tener un tiempo y espacio para todo, incluido la vida en pareja. (Foto Prensa Libre: Pixibay).

La vida es equilibrio y cuando nuestra balanza se inclina solo sobre el lado del trabajo, podría ser que estemos afectando otros roles importantes como el  de pareja o en la familia, y llegar a tener consecuencias como la distancia física y/o emocional e incluso al divorcio.

Para comenzar es importante definir el perfil de una persona que ha caído en el trabajo a niveles exagerados, además de influir en su vida sentimental es probable que también tenga trastornados sus horarios de sueño o que no se alimente en sus horarios recomendados.

Por lo regular, estas personas hablan rápido, comen a gran velocidad y tienen una cantidad exagerada de responsabilidades.

“Con ello no queremos decir que trabajar esté mal, pero cuando es el único sentido de la vida, sí que hay que sentarse a explorar qué es lo que sucede”, dice Paulina Samayoa, psicóloga clínica y logoterapeuta, coordinadora de área de psicología, del Centro landivariano de salud integral, Pedro Arrupe S. J.

La persona puede sentirse atrapada y llegar a niveles de estrés elevados cuando el trabajo parece ser el único propósito de vida. (Foto Prensa Libre: Pixibay).

La especialista reflexiona en que estamos viviendo en una época en donde trabajar es parte de la vida y para todas las personas tener una ocupación les permite sentirse útiles al darle sentido a su vida.  El problema es cuando esta es su única motivación, ahí invierte toda su energía y se deja de funcionar en otras áreas que son relevantes para llevar una vida en armonía.

En este punto es importante plantearse por qué el trabajo llegó a ese punto de ser la única prioridad, si es por metas personales o por qué se está evadiendo y evitando algo más.

¿Cuánto tiempo estamos compartiendo en pareja y descansando para renovar energías? (Foto Prensa Libre: Pixibay).

Ana Rocío Escobar de Gordillo, con maestría y doctorado en terapia familiar y de pareja, y directora del departamento de psicología Universidad Rafael Landívar, explica que esta situación sucede actualmente tanto en hombres y mujeres que trabajan dentro y fuera de casa.

Al respecto explica que algunas personas tienen una adicción al trabajo y están obsesionados con ello y podría ser un aspecto biológico que despierta adrenalina y se convierte en un estimulante interior a nivel de neurotransmisores.  “Se podría representar como una necesidad compulsiva en la búsqueda de aprobación de los demás o porque la persona ha interiorizado que es la única manera en que se representa su valor propio y vale por lo que produce”, dice Escobar.

Recuperar los propósitos

Además de los rompimientos y separaciones en pareja, la persona también se arriesga incluso a caer en el temible síndrome burnout, es decir cuando la persona esta agotada y fundida por el exceso de trabajo.   Esto lleva a niveles de sentirse agotado y deprimido.

Lea más: Síndrome burnout: cómo saber si el trabajo está a punto de dejarte “fundido”

Una persona trabajadora con balance sano sabe ponerle a un límite a su trabajo y priorizar, así como delegar.  Cada una ellas son acciones para tener un tiempo personal y compartir con su pareja, familia y amigos.

La búsqueda de una vida equilibrada requiere de estar conscientes y aprender a cuidarnos y respetar nuestros propios tiempos. (Foto Prensa Libre: Pixibay).

Se debe comprender que existen etapas en la que la persona tiene una exigencias mayores -laborales-  y necesita responder a su vida profesional, pero estos momentos deben ser eventuales y no la constante, agregan los profesionales.

Cuando la persona se hace consciente de esta realidad puede trabajar en ello, organizando mejor su vida y prestando atención a cada una de sus metas personales que incluyen cuidado físico, emocional y de compartir con los suyos.

Cuando siente que se le dificulta y no logra romper el círculo, una solución es buscar ayuda psicológica para recibir la mejor orientación.

Aquí una breve guía de cuestiones a trabajar en el rescate de la vida personal:

  • Plantear las metas personales.
  • Cuidar la alimentación y las horas de sueño.
  • Buscar pasatiempos, cuestiones que llenen el amor propio y realizaciones propias.
  • Enfocarse en respetar un horario de trabajo.
  • Delegar.
  • Aprender a decir no.
  • Hacer citas con los suyos, que tengan el mismo nivel de importancia que los otros roles de vida.

Hablarle a la pareja

Escobar expresa que esta situación podría disminuir la intimidad y confianza porque el trabajo está tomando el lugar que pertenece a la pareja, y a los hijos, si hubiera.

Este podría ser un tema complicado. Los especialistas recomiendan mantener la calma, buscar el momento apropiado, no acusarle y por el contrario expresarle la manera de sentir personal,  agrega Samayoa.

La vida en pareja puede retomarse al crear nuevas metas y apoyarse. (Foto Prensa Libre: Pixibay).

En general se recomienda reconocer por qué es importante el trabajo del otro, mostrar la preocupación sobre la salud del otro y los retos que esto implica para la relación.  Es necesario darle un tiempo al otro para procesar lo que escuchó.  Así podrían buscarse soluciones o espacios para retomar las cosas, por el contrario, al llegar de forma agresiva, la otra persona únicamente podría responder a la defensiva.

Las especialistas entrevistadas también hacen énfasis en la prevención al estar conscientes del flujo personal de vida y de buscar los espacios de conexión personal de crecimiento, cuidados propios, así como el crear momentos especiales que fortalezcan la relación en pareja.

Contenido relacionado:

>Cómo identificar actitudes pasivo-agresivas en la pareja
>¿Por qué es importante salir sin hijos a veces y cuál es un buen destino?
>Drama asegurado: Separarse y seguir conviviendo bajo el mismo techo